PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Mioma uterino
  • NoticiasLa mitad de las mujeres menopáusicas españolas tienen sobrepeso u obesidad Aunque el 32,6% de las encuestadas tienen una alimentación buena o muy buena, el 67,4% no siguen los cánones de la dieta mediterránea. La edad media de la primera menstruación es de 12,5 años y a los 49,3 de media suele retirarse el periodo. ...Cómo prevenir el virus del papiloma humanoCuidar la alimentación, no fumar y usar preservativo, entre las conductas más resolutivas contra la infección...
    Leer todas


    PUBLICIDAD



    ¿Cómo afecta la presencia de fibromas uterinos en el embarazo? ?Qué és la placenta previa?
    Pregunta:

    Tengo 19 semanas de embarazo y hace poco el doctor me habló sobre fibromas degenerativos. Quisiera saber cuánto podrá afectarme y también quiero información sobre placenta previa.

    Respuesta:

    Los miomas uterinos son tumoraciones benignas que aparecen en un elevado porcentaje de mujeres, generalmente en torno a la edad menopáusica, si bien es posible encontrarlos a otras edades.

    El diagnóstico en los casos de fibromas (también se denominan así) pequeños que no dan síntomas suele ser casual con motivo de una revisión rutinaria o por otras causas. Parece que se deben al estímulo causado por los estrógenos y que, por tanto, mejoran tras la menopausia, cuando el nivel de éstos en la sangre es más bajo.

    Hay tres vertientes de tratamiento:

    -Médico: con fármacos.

    -Quirúrgico: consiste en la extirpación del mioma con o sin resección del útero.

    -No tratar: en casos seleccionados por el ginecólogo, que a su criterio no requieran tratamiento en ese momento de su evolución.

    El tratamiento médico persigue, en general, crear una situación hormonal que se asemeje lo más posible a una menopausia verdadera. El tratamiento quirúrgico es más o menos radical y va, desde la extirpación completa del útero (histerectomía) hasta la extirpación exclusivamente del mioma (miomectomía).

    Los criterios que sirven al facultativo para decidir, de acuerdo con la paciente, cuál es el procedimiento más indicado son múltiples. Entre ellos, los que considero más interesantes en su caso, pues por su edad supongo que es usted una persona sana en todos los aspectos, son los siguientes:

    - Edad de la paciente.

    - Deseo de descendencia.

    - Tamaño, localización y número de miomas.

    En principio, usted no me comenta si tiene de hecho un mioma o sólo ha recibido información de su médico de forma genérica. Sepa que durante la gestación los miomas suelen empequeñecerse y no ocasionar problemas, pues el estado hormonal de la gestante no les permite crecer. De cualquier forma, las posibilidades de uno u otro tratamiento, o incluso de no hacer nada, deben ser analizadas de forma individualizada por su ginecólogo, que le informará con mayor exactitud de la actitud a tomar.

    En cuanto a la placenta previa, aún es pronto para determinar qué tipo de placenta tiene usted, pues conforme avance el embarazo, al crecer el útero puede situarse arriba o hacia el cuello uterino, dando lugar a una placenta previa.

    Se llama placenta previa a la placenta insertada en la porción inferior del útero. Existen varios tipos:

    - La placenta previa lateral o placenta de inserción baja es aquélla que se inserta en la porción inferior del útero pero no llega al borde del orificio cervical uterino (orificio que se dilata durante el parto para que salga el bebé).

    - La placenta previa marginal es aquélla que llega hasta el borde del orificio cervical uterino pero no lo rebasa.

    - La placenta previa oclusiva rebasa el borde del orificio cervical uterino, es decir, se interpone en la vía de salida del feto durante el parto. La oclusión puede ser parcial (tapa una parte del orificio cervical) o completa (tapa todo el orificio).

    La complicación más común de la placenta previa durante el embarazo es la metrorragia (sangrado vaginal), especialmente durante el tercer trimestre. Hay que ser muy precavidos con las relaciones sexuales y la actividad física importante o muy brusca, especialmente durante la segunda mitad de la gestación. La placenta no migra, se queda en la posición en la que está durante todo el embarazo (aunque si aumenta de tamaño a la par que el feto), ya que se encuentra adherida íntimamente al endometrio (epitelio que recubre la cavidad uterina en su interior) para que se puedan realizar los intercambios de alimentos y oxígeno entre madre-feto.

    En casos de placenta previa marginal o lateral puede intentarse el parto vaginal. Sin embargo, la presencia de una placenta previa oclusiva es una situación que obliga muy frecuentemente a la realización de una cesárea programada, ya que el parto por vía vaginal es muy arriesgado en caso de oclusión parcial (riesgo de hemorragia, sufrimiento fetal...) e imposible en caso de que la oclusión sea completa.

    Consultas atendidas por el equipo médico de tuotromedico.com
    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Ángel Blanes Espí
    Ginecólogo (Manises, Valencia)
    Myriam Ribes Redondo
    Ginecólogo, Obstetricia, Tocólogo (Maó)