PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Consulta pre-embarazo
  • Embarazo: la primera visita de control
  • Embarazo: los primeros síntomas
  • Meningocele
  • NoticiasLos radiólogos pediátricos tratan de reducir la radiación en niñosLa radiación ionizante administrada en las exploraciones diagnósticas puede tener efectos biológicos conocidos, fundamentalmente sobre órganos en desarrollo de los pacientes pediátricos. Los órganos más radiosensibles son el tiroides, las mamas y las gónadas. ...La homeopatía ayuda y no tiene efectos secundarios durante la lactancia¡Un triunfo para toda la vida! es el lema bajo el que se ha celebrado durante la primera semana de agosto la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar esta alimentación natural de los recién nacidos y contribuir así a mejorar y cuidar su salud. ...
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Ácido fólico


    Otros nombres
    • Folatos

    • Vitaminas B9

    Definición

    El ácido fólico es una vitamina del complejo B, obtenida artificialmente y que se usa como suplemento de vitaminas y añadida a ciertos alimentos enriquecidos.

    Los folatos son la forma natural de la vitamina del complejo B, y se encuentra de forma natural en algunos alimentos.

    El ácido fólico trabaja junto con la vitamina B-12 y la vitamina C para ayudar al cuerpo a digerir y utilizar las proteínas y sintetizar las proteínas nuevas cuando se necesiten. Es necesario en la producción de glóbulos rojos y en la síntesis del ADN (ácidos nucleicos). El ácido fólico colabora con la función celular y en el crecimiento de los tejidos. Además, ayuda a incrementar el apetito cuando es necesario y estimula la formación de ácidos digestivos.

    Ácido fólico y embarazo

    El ácido fólico es una de las vitaminas de más importancia antes y durante el embarazo ya que su ingesta adecuada disminuye el riesgo de que el bebe por nacer padezca deficiencias del tubo neural. El tubo neural es en el feto la estructura que dará origen al cerebro y la médula espinal del bebé, si este tubo neural no madura y se cierra correctamente pueden aparecer ciertos defectos como son la espina bífida y la anencefalia. La anencefalia no es compatible con la vida y la espina bífida puede dar síntomas de parálisis infantil, falta de control de los esfínteres y problemas en el aprendizaje.

    Necesidades de ácido fólico

    En el embarazo, para reducir las posibilidades de defectos del tubo neural es necesario, al menos, el consumo de ácido fólico desde 1 mes antes del embarazo hasta el tercer mes del mismo.

    Las mujeres en edad de concebir deberían tomar 5 miligramos de ácido fólico diariamente, 3 meses antes del embarazo, independientemente de su perspectiva de embarazo, ya que en parte los embarazos no son planificados ni deseados. El comenzar a tomar esta dosis tras confirmar el embarazo no previene la aparición de los defectos del tubo neural. Se debe de seguir hasta el tercer mes de embarazo.

    Fuentes de ácido fólico

    La dosis adecuada son 5 miligramos al día; esta dosis puede ser tomada con los cereales enriquecidos del desayuno, confirmando que la dosis sea la adecuada (mirar el contenido en la etiqueta). A veces se deben de tomar más de una dosis ya que el contenido es menor por cada taza.

    La mayoría de los complejos de vitaminas llevan esta cantidad y puede ser una fuente suficiente de ácido fólico; también debe de confirmarse en la etiqueta.

    Las verduras, las naranjas, y el hígado de vaca contienen cantidades de folatos de origen natural que complementan bien una dieta equilibrada de esta vitamina.