PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Pruebas básicas de diagnóstico en cardiología
  • Test de esfuerzo
  • Medir el pulso
  • NoticiasArritmias, cuando el corazón comienza a desmandarse Constituyen el 3,6% de las urgencias y las genera el 2% de la población. Se pueden dar en personas jóvenes y son más comunes a partir de los 50 años. Cuando se produce una arritmia la persona debe pedir asistencia y acudir al centro de atención sanitaria más cercano....Los consumidores de cocaína presentan el triple de infartos que el resto de la poblaciónSegún un estudio publicado en la última edición de Revista Española de Cardiología (REC), las personas que consumen cocaína tienen hasta tres veces más infartos que la población no consumidora de esta sustancia....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Sistema circulatorio


    Definición

    El sistema vascular es el circuito a través del cual viaja la sangre por el organismo.

    Consiste básicamente en dos circuitos:

    • El circuito corto o derecho (circulación pulmonar) empieza en la parte derecha del corazón; lleva sangre a los pulmones, y devuelve de nuevo sangre oxigenada al corazón.
    • El circuito largo o izquierdo (circulación sistémica) empieza en la parte izquierda del corazón; recibe la sangre oxigenada de los pulmones, y la envía a todo el resto del organismo.

    Venas. Sistema circulatorio

    Información general

    La sangre se envía a través de la arteria aorta (la más grande del organismo) a un sistema de arterias cada vez más pequeñas, hasta las arteriolas primero y despúes por el sistema capilar, hasta todos los tejidos. En el sistema capilar, la sangre recoge anhídrido carbónico y otros productos de deshecho de los tejidos, y empieza su viaje de retorno por el sistema venoso, empezando por las vénulas y después por venas cada vez más grandes que confluyen en las venas cavas (las venas más grandes del organismo), hasta el corazón derecho.

    La cantidad de sangre del sistema circulatorio es constante (alrededor del 7% del peso corporal), pero la distribución de la sangre en unos u otros vasos varía ampliamente de acuerdo con el ejercicio, la exposición a frío o a calor, las emociones, etc. Durante el ejercicio, va más sangre a los músculos. Después de comer, va más sangre a los intestinos. Si hace mucho calor, va más sangre a la piel, lo que ayuda a disipar el calor. Si hace frío, se redistribuye el flujo sanguíneo a los vasos más internos, en un intento de conservar el calor.

    Este sistema tan flexible está expuesto a muchas anomalías. Algunas de ellas por problemas de corazón; también por enfermedades que afectan directamente a los vasos, sobre todo la arteriosclerosis, que puede deberse a otras enfermedades generales como la diabetes, o ser resultado de un conjunto de hábitos nocivos en la dieta y la actividad diaria.

    ¿Qué médico me puede tratar?
    PUBLICIDAD