Tengo ganas constantes de orina, pero al hacerlo, sigo teniendo ganas. No me escuece, ni me duele. ¿Qué puede ser?

Publicidad
Servicio ofrecido por abcmedico