Embarazo y Lactancia

Ambiente y embarazo

Salud en la Mujer
>
Embarazo y Lactancia
>
Ambiente y embarazo
Publicidad

¿Qué deberíamos saber?

  • Extreme durante el embarazo la observación de las normas generales de higiene personal, de los alimentos y del entorno que le rodea. Así evitará riesgos de infecciones e intoxicaciones.
  • Debe utilizar ropas adecuadas, evitando aquéllas que, por compresión, impidan o dificulten la circulación sanguínea de sus piernas o abdomen y los movimientos del feto. Tenga especial cuidado con las medias y calcetines, que no tengan bandas elásticas compresivas. Utilice zapatos bajos y cómodos, para evitar caídas.
  • La mujer embarazada debe evitar el manejo de substancias o productos tóxicos, tanto en las tareas domésticas como en el trabajo. Debe, igualmente, cuidarse de no estar próxima a depósitos o almacenes de tales productos o substancias sin las debidas medidas de seguridad.
  • Procure no realizar durante el embarazo actividades que exijan un esfuerzo físico considerable, que obliguen a permanecer en ambientes nocivos, o que impliquen exposiciones a otros peligros o riesgos.
  • En general, puede seguir desarrollando su trabajo habitual, aunque dependerá del tipo de trabajo y de su estado de salud previa. Procure realizar trabajos en los que no tenga fatiga física o psíquica excesiva. A partir del 8º mes de gestación se debe la actividad física, aunque es una decisión personal de la gestante y de su médico, que le aconsejará en este sentido.
  • Deporte: Puede realizar todos aquellos deportes que no exijan un esfuerzo físico considerable, y los que no tengan riesgo de caídas, golpes o contusiones. Al igual que en otras actividades físicas, el nivel de esfuerzo debe adaptarse a cada etapa de embarazo y a cada complexión y forma física en particular. Se aconsejan los paseos y la natación, debiendo evitarse los esfuerzos breves y violentos.
  • No fume, y aunque no fume procure no estar en ambientes con humo de tabaco (fumadora pasiva), ya que también tiene efectos perjudiciales. Si usted no puede dejar de fumar, al menos, disminuya la dosis de tabaco.
  • El alcohol es una droga legal y socialmente aceptada. Cuando bebe, el alcohol llega al feto por la placenta y es peligroso para él, sobre todo al principio del embarazo cuando se están formando los órganos. No se conoce qué cantidad de alcohol es totalmente segura para el feto, siendo por tanto la recomendación más segura el no consumirlo.
  • Las consumidoras habituales u ocasionales de otras drogas (marihuana, cocaína, heroína, etc.) tienen un mayor riesgo de complicaciones de su embarazo. En el momento posterior al nacimiento, el niño puede sufrir un síndrome de abstinencia a la droga. Si la madre es adicta a las drogas ilegales debe informar a su ginecólogo. Recuerde que su embarazo puede ser un estímulo para intentar dejar esta adicción.
  • Sol: Conviene evitar la exposición solar directa, por la posibilidad de producir o agravar una pigmentación facial que se da en embarazadas ("cloasma gravídico"). Sin embargo, la luz indirecta del sol (bajo sombrillas, etc) es muy conveniente para el desarrollo fetal.
  • Conviene evitar el contacto con animales (especialmente gatos y roedores), ya que éstos pueden ser transmisores de ciertas enfermedades que conllevan un riesgo durante el embarazo (toxoplasmosis, etc). Si llega a tener contacto con ellos, debe lavarse cuidadosamente sus manos. Por el mismo motivo, evite el consumo de hígado y no ingiera carnes crudas o poco cocinadas.
  • Evite las radiaciones ionizantes de gran intensidad y las altas temperaturas. Recuerde que los rayos X son peligrosos para su embarazo, sobre todo durante el primer trimestre (periodo de formación de los órganos del feto). Si se las tiene que realizar no olvide informar de su embarazo, para que se tomen las medidas de protección adecuadas.
  • En cuanto a las radiaciones ionizantes de baja intensidad (microondas, teléfonos móviles, etc), sus efectos en el embarazo son desconocidos, aunque hasta ahora se han considerado inocuos.
  • Los viajes no están contraindicados durante el embarazo, siempre que se tomenprecauciones. No es aconsejable realizarlos a lugares con escasos servicios sanitarios. Consulte vacunas y tratamientos preventivos con antelación suficiente. Hacía el final de la gestación evite los viajes largos.
  • Viaje con ropa cómoda, que no oprima su abdomen o piernas. Realice paradas con frecuencia, evite cansarse. Durante la parada, pasee.
  • No tome medicaciones contra el mareo que no sean las recetadas por su médico.
  • Siempre que viaje en coche debe utilizar el cinturón de seguridad. Utilícelo como habitualmente, excepto la cinta inferior que debe ponerse en la parte inferior de su vientre, por debajo de su abdomen. No se debe poner el cinturón alrededor del abdomen, ya que puede causar lesiones importantes en caso de accidente.
  • Los viajes en avión son seguros durante el embarazo, evitándolos cuando se acerque el final del embarazo, hacia el 8º mes.
  • Intente que le den un asiento en la parte delantera (se mueve menos) y junto al pasillo, para poder estirar las piernas y salir con facilidad al pasillo.
  • Los detectores de metales de seguridad de los aeropuertos no son peligroso para el feto.
  • Los viajes en barco son también seguros. Comente con su médico la medicación para el mareo que puede tomar.
  • Tenga en cuenta la posibilidad de que su parto se adelante u otras complicaciones si va a realizar un viaje largo.
  • Consulte a su ginecólogo sobre cualquier actividad que le ofrezca dudas.

Consulte las guías TUOTROMEDICO sobre Dieta y embarazo y Fármacos y embarazo.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil
Añadir un comentario

Contenidos adicionales:

Temas relacionados:
Deportes durante el embarazo
,
Dieta durante el embarazo
,
Fármacos en el embarazo
,
Cloasma
Publicidad