Enfermedades de la Piel

Hidratación de la piel

Enfermedades de la Piel
>
Hidratación de la piel

Guías a las que pertenece

Salud en la Mujer, Enfermedades de la Piel

¿Qué deberíamos saber?

La hidratación de la piel es una situación necesaria para mantenerla en condiciones saludables y protegerla frente a la posibilidad agresiones externas tanto de enfermedades como de envejecimiento.

Para lograr la hidratación lo primero es tener hidratado todo el cuerpo a base de beber abundantes líquidos por boca, sobre todo en épocas de exceso de calor y sudoración. Y por otro lado aplicarse lociones hidratantes de forma habitual y sobre todo tras exposición a condiciones de exceso de frío o de exposición solar.

El frío produce una vasoconstricción y por ello disminuye el riego de la piel. Al tener menos riego sanguíneo la piel tiene menos oxígeno y nutrientes y tiende a secarse.

Con el sol la piel pierde directamente agua y por ello se seca.

En ambas situaciones hay que extremar las medidas de hidratación oral como la aplicación más frecuente de cremas y lociones hidratantes.

Publicidad

¿Cuál es la causa que lo provoca?

El frío produce una vasoconstricción y por ello disminuye el riego de la piel. Al tener menos riego sanguíneo la piel tiene menos oxígeno y nutrientes y tiende a secarse.

Con el sol la piel pierde directamente agua y por ello se seca.

En ambas situaciones hay que extremar las medidas de hidratación oral como la aplicación más frecuente de cremas y lociones hidratantes.

Otros factores internos:

  • Herencia: dermatitis atópica, ictiosis, etc.
  • Enfermedades: psoriasis, diabetes, insuficiencia renal, hipotiroidismo, etc.
  • Eliminación anormal de agua: quemaduras, vómitos, etc.
  • Medicamentos: diuréticos, isotretinoína (acné), laxantes, corticoides, etc.
  • Edad avanzada.

Otros factores externos:

  • Todo lo que aumente el frío o el calor: exposición solar, la calefacción, el viento, el aire acondicionado, la contaminación.
  • Agresiones químicas: detergentes, disolventes, productos alcalinos (jabones, depilatorios), cosméticos inadecuados, higiene excesiva, etc.
Publicidad

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

Para la hidratación externa se usan comúnmente lociones en base acuosa, que son más fáciles de extender y aplicar. Si la piel es muy seca ya se utilizan lociones en base oleosa, más activas para evitar la deshidratación y mejoran la absornción de agua del ambiente.

Las lociones hidratantes contienen sustancias que permitan estas propiedades de mantener la humedad de la piel y absorber la exterior por ejemplo con propilenglicol, la glicerina, el sorbitol, el polietilenglicoles, otros glicoles glicoles polioxietilenados y azúcares polioxietilenados entre los que destaca la acetamida. También contienen urea que según la concentración puede actuar como queratolítico en zonas muy resecas y agrietadas.

Últimamente se asocian los Alfahidroxiácidoscomo el ácido glocólico y el ácido láctico que son muy hidratantes y regeneradores.

A partir de aquí las diferentes lociones pueden contener varias sustancias que las diferencian unas de otras como el ácido pirrolín carboxílico, el pantenol, alcohol-d-pantotenílico o vitamina B5., el ácido hialurónico, los hidrolizados de colágeno, elastina y glucoaminoglicanos, en diferentes concentraciones.

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Fitzpatrick’s Dermatology in General Medicine (8th Ed) 2008, Lowell A. Goldsmith, Stephen I. Katz, Barbara A. Gilchrest, Amy S. Paller, David J. Leffell, Klaus Wolff, ISBN: 978-0-07-171755-7, Pag. 3009. (Inglés)

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil
Añadir un comentario

Contenidos adicionales:

Temas relacionados:
Cáncer de piel
,
La capa de ozono
,
Cómo tomar el sol
,
Estrias
,
Exantemas por el sol
,
...Protección solar
,
Cloasma
,
Escabiosis
,
Quemaduras
Publicidad