Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

A mi madre de 59 años le han operado de la rodilla porque tiene espondilitis anquilosante, pero el dolor no remite, es más, va en aumento

Pregunta

Deseo consultarles acerca de la enfermedad de mi madre, ella tiene 59 años de edad, y le han diagnosticado espondilitis anquilosante, después de una operación de rodilla por gonatrosis, que parece no haber tenido buenos resultados ya que han pasado ya 6 meses de la operación y el dolor no cesa e incluso incrementa, ya no sabemos que hacer, porque los tratamientos que le han indicado no le mitigan el dolor, y cada vez camina con mayor dificultad, por eso recurrimos a ustedes, en espera de información acerca de ésta enfermedad y de su tratamiento.

Respuesta

La espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria crónica de causa desconocida que afecta principalmente a la columna y articulaciones de las extremidades inferiores, aunque puede afectar cualquier articulación del cuerpo. Es más frecuente en varones (9 varones por cada mujer) y suele comenzar entre los 20 y los 30 años.

Los síntomas consisten en dolor lumbar que aumenta con el reposo y típicamente en la cama, limitación de la movilidad de la columna, con progresiva rigidez de la misma e inflamación de las articulaciones afectadas, que es variable en cada caso. Hay casos limitados a la columna y otros afectan a cadera, rodilla, tobillos, pies... La actividad inflamatoria suele disminuir con el paso de los años, quedando únicamente las secuelas.


El objetivo del tratamiento es modificar la evolución de la enfermedad y controlar los síntomas, para lo que se emplean antiinflamatorios y en casos severos otras medicaciones como corticoides, infiltraciones de las articulaciones afectadas e inmunosupresores.

Cuando la articulación afectada está muy deteriorada y produce dolor intratable es recomendable la colocación de una prótesis que recupera la función de la articulación y desaparece el dolor.

No me explica en qué consistió la intervención de la rodilla, si fue una artroscopia o se colocó una prótesis o fue una intervención de meniscos. Si aparece dolor tras la colocación de una prótesis debe consultar con su traumatólogo, ya que puede tratarse de un problema de la cirugía (infección, mala colocación o suelta de la prótesis, necrosis del hueso, fracturas ocultas....) que son independientes de la enfermedad inflamatoria de base.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario