Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

A mi mujer le van a provocar el parto en la semana 33 y ya le han puesto tres dosis de corticoides al feto ¿Es correcto este tratamiento de maduración pulmonar?

Ver contenido relacionado con Causas de tener un bebé prematuro

Pregunta

Por razones graves de salud de mi mujer, embarazada actualmente de 31 semanas y media, se ha decidido inducir el parto el día en que se inicia la semana 33 de gestación.

Se ha empezado la maduración pulmonar del niño a cuyo efecto se ha hecho lo siguiente: el jueves 13 se le puso a mi mujer una primera dosis de Celestone
(12 mg); el viernes 14 se le puso una segunda dosis (12 mg); el jueves 20 se le ha puesto una nueva dosis de recuerdo (12 mg). La han citado el próximo jueves 27 para una nueva dosis de recuerdo.

He leído que la maduración pulmonar del feto se recomienda que sea a dosis única ¿Es correcto el tratamiento de maduración pulmonar que le están aplicando?

Según la última ecografía el bebé pesaba 1908 gramos. Nacerá en la semana 33. Lógicamente estarán preparados los neonatólogos y pediatras ¿Podrían asesorarme sobre los aspectos sobre los que debemos incidir para estar seguros de que se está haciendo todo lo correcto una vez que nazca el bebé?

Respuesta

Existe un acuerdo casi unánime entre los diferentes autores que se han ocupado del tema sobre la dosis única en contra de las llamadas dosis de recuerdo que, normalmente con frecuencia semanal, antes se administraban en estas gestaciones prematuramente terminadas. Nunca podríamos argumentar que la administración de dosis repetidas se pueda considerar como mala praxis, pero sí debemos decir que no existe hoy argumentación científica que defienda las dosis repetidas respecto de la única.

Podríamos decir que se ha comprobado que no se gana en madurez y se arriesga en, al menos, una ligera pérdida de peso fetal que, seguramente y a la postre, no resultará definitiva. Téngase en cuenta que en estos casos el dilema se centra en pelear entre la inmadurez y el bajo peso teniendo en cuenta que la terminación de la gestación condiciona, casi obliga, a terminar prematuramente el embarazo.
Publicidad

Desde el punto de vista neonatal, estamos absolutamente seguros que el equipo que atiende a su mujer ha tomado todas las precauciones posibles en este orden de cosas. Lamentablemente, el nacimiento de un niño con bajo peso es el pan nuestro de cada día para los neonatólogos de un determinado nivel y, seguro, que se está contando con profesionales de este porte. Un bebé de casi 2000 grs. de peso, y aún ganará más, es un niño que, de nacer con la madurez adecuada (y de eso se han ocupado ya los corticoides), no debe tener más problemas que un poco de hambre y necesidad de que se le proporcione la adecuada nutrición vía oral y unos escasos días, no creo que siquiera semanas, de incubadora a modo de aislamiento y adaptación al medio. La moderna neonatología considera bajo peso aquellos bebés que nacen con menos de 2400 grs. y el suyo ya está en los casi 2000 hace una semana y aún le quedan unos días de crecimiento.
Publicidad

Tenga pues confianza en que el equipo ha sopesado todos los pros y los contras y han tomado la decisión más adecuada; que no le confunda la incertidumbre hasta hacerle perder la esperanza ni, mucho menos, la confianza en sus médicos. Van a cuidar de los dos, de la mamá y de su bebé, sin utilizar la víscera para pensar sino la cabeza. No es frialdad sino eficacia, confíe en ellos; también han dudado y han debatido por largas horas como puede suponer; se lo aseguro, habrán metido en la carpeta de tomar decisiones todos los factores posibles. Déjeles pues a ellos pensar. Usted está para sentir, con la víscera, con el corazón, que todo va a necesitar en los próximos meses.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario
Publicidad