Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

¿Cómo puede una persona joven de unos cuarenta años con la tensión alta pero medicándose, sufrir un derrame cerebral y causarle la muerte?

Pregunta

¿Cómo puede una persona joven de unos cuarenta años con la tensión alta pero medicándose, sufrir un derrame cerebral y causarle la muerte?
¿Puede influir la presión del trabajo? ¿Hay alguna manera de saber si esa ha sido la causa?

Respuesta

La tensión arterial es la fuerza con la que la sangre sale del corazón, y depende de muchos factores. Es necesario que el cuerpo pueda regularla y hacer que salga con menos fuerza cuando no hace falta mucha y con mayor impulso cuando es necesario. Por tanto, es evidente que la tensión arterial debe ser variable.

Cuando se regula mal y está por encima de lo deseable en reposo, además de un estudio para determinar su causa, se medica al paciente para evitar los efectos negativos de la hipertensión, que son los propios de hacer pasar líquido por una tubería con demasiada fuerza: la tubería se va deteriorando y se puede romper.

Con la medicación se pretende conseguir mayor estabilidad tensional, pero no se persigue dejar la tensión “fija” porque primero, no es posible, y segundo tendríamos problemas al realizar actividades que requieran mayor tensión arterial. Por otro lado la medicación hay que cambiarla tanto en dosis como en tipo de fármaco hasta encontrar el fármaco apropiado y la dosis justa.

A pesar de ello, nada es eficaz al 100% y un paciente puede recibir el tratamiento adecuado, seguir todos los consejos médicos, y aún presentar efectos no deseables y picos hipertensivos que pueden ser peligrosos.

El efecto más temible de los picos hipertensivos es que los vasos se rompan y surjan hemorragias; a veces son conjuntivales en forma de ojos rojos, o bien sangrados nasales, pero los más temibles y desafortunados son sin duda los cerebrales.

No es la complicación más frecuente de la hipertensión arterial, pero tampoco es excepcional.

Las hemorragias cerebrales son siempre un proceso extremadamente grave y si son mínimamente importantes pueden fácilmente desembocar en lesiones neurológicas irreversibles, e incluso en la muerte.

Por tanto y contestando a su pregunta, debo decirle que lo que ha ocurrido es muy desgraciado pero no excepcional, y que los mecanismos de la hipertensión explican lo suficientemente bien el proceso como para pensar que haya sido el estrés del trabajo u otras circunstancias los culpables.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario