Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 11 Valoraciones

¿Cómo se cura el vértigo de Ménière?

Pregunta

A mi esposa se le diagnosticó la enfermedad de Ménière. La vio el neurólogo quien la canalizó al otorrino.

Se le han hecho tomografías y electroencefalogramas y en la última cita con el otorrino nuevamente le mandaron hacer una tomografía porque tienen dudas acerca del diagnóstico ya que según el médico no presenta el cuadro de la enfermedad de Ménière.

En las últimas fechas sufre de mayor vértigo y el tratamiento no le hace nada. De hecho la frecuencia de vértigo es mayor, cada ocho días más o menos con una duración mucho mayor. Quisiera saber si hay alguna operación para sanarlo.

Respuesta

La enfermedad de Ménière tiene unos síntomas muy típicos que hacen que su diagnóstico sea, casi siempre, sencillo. Los síntomas son los siguientes:

  • Vértigo rotatorio (el paciente siente que todo le da vueltas)
  • Ruido en un oído
  • Disminución de la audición en el mismo oído que tiene el ruido.
Estos tres síntomas suelen presentarse en la enfermedad de Ménière al mismo tiempo, durante la crisis de la enfermedad, y duran minutos u horas, repitiéndose con frecuencia variable, diariamente, semanalmente, mensualmente e incluso anualmente.

A estos síntomas típicos de la enfermedad de Ménière se añaden otros que son:

  • Sensación de plenitud auricular (sensación de oído lleno, a presión), especialmente intensa durante el vértigo
  • Audición fluctuante (de forma que el paciente tiene una pérdida auditiva en el oído enfermo que varía en intensidad de unos días a otros), aunque este síntoma es más frecuente al principio de la enfermedad, ya que cuando progresa resulta que la pérdida auditiva es profunda e irrecuperable. En todo caso la pérdida auditiva se incrementa durante las crisis de vértigo.
El otorrino ante un cuadro de estas características debe de realizar los siguientes estudios:
Publicidad

  • Una exploración de los oídos que debe ser normal, ya que los tímpanos no sufren alteración alguna en esta enfermedad.
  • Una audiometría en la que se demuestra que en el oído enfermo hay una pérdida auditiva de tipo sensorial ya que el daño está en el oído interno.
  • Unas pruebas vestibulares que estudian el equilibrio del paciente durante algunos maniobras de equilibrio (caminar con los ojos cerrados y otras) y unas pruebas calóricas (se irrigan los oídos con agua fría y caliente para observar la respuesta que sus ojos muestran a ese estímulo).
En todas ellas se recogen datos que demuestran una afectación del oído enfermo, demostrando su pobre función.
Publicidad

Con estas pruebas es suficiente, casi siempre, para poder diagnosticar con certeza una Enfermedad de Ménière.

En algunos casos, no obstante, la enfermedad de Ménière no es típica y los síntomas que debiera de presentar no son tan característicos. En esos casos es necesario hacer otros estudios que descarten otras enfermedades. Entre esas pruebas están los estudios electrofisiológicos, como el potencial evocado auditivo (similares al electroencefalograma, pero más centrados en el oído), la tomografía computarizada e incluso la resonancia magnética.

La causa de esa enfermedad es desconocida y no hay un tratamiento que la cure. No obstante si se puede dar, casi siempre, solución razonable a sus vértigos, y curarlos incluso, pero no recuperará su audición.
Publicidad

Los tratamientos iniciales de la enfermedad se hacen con medicamentos: sedantes vestibulares, Betahistina y diuréticos (Serc, Torecan, Dogmatil, Higrotona con potasio).

El paciente debe evitar la sal excesiva y el café. Es bueno ser paciente y esperar los resultados de varias combinaciones de estos medicamentos. Además la enfermedad de Ménière, por si sola, suele tener periodos de remisión espontánea del vértigo largos.

Si todo esto falla, lo correcto es hacer otras cosas. Nosotros, si fracasan los medicamentos, proponemos antes que ninguna otra cosa, la inyección intratimpánica en el oído de Gentamicina (un producto que destruye lentamente las células enfermas del oído interno que son las que provocan la enfermedad vertiginosa). Deben realizarse varias inyecciones y, si se hace correctamente, el procedimiento es indoloro y muy bien aceptado por el paciente. El procedimiento tiene un porcentaje de éxitos del 85%, y deja libre de vértigos al paciente durante meses o años, e incluso para siempre. El inconveniente es que hay una pérdida de oído leve en el oído inyectado.

También existen operaciones para tratar la enfermedad, como la descompresión de saco endolinfático (80% de los casos lleva a un periodo largo de mejora o curación del vértigo, pero no cura los ruidos ni la sordera) y la neurectomía vestibular (95% de éxito, aunque es un procedimiento que requiere cortar el nervio del equilibrio dentro del cráneo y no está exento de riesgos y efectos colaterales). Debe recurrirse a ellas cuando el experto otólogo, en un caso concreto y muy bien estudiado, lo aconseja. No son procedimientos recomendables en el Ménière inicial.
foto de Dr. Miguel Crovetto de la Torre
RESPONDIDA POR

Dr. Miguel Crovetto de la Torre

Fecha de revisión: 05/02/2018

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario