Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 1 Valoraciones

En los últimos tres meses he perdido 18 kilos, tengo calambres en miembros inferiores y sequedad de boca. Me he tratado con homeopatía pero sigo igual ¿Qué debo hacer?

Síntomas
>
Pérdida de peso
>
Pregunta Actual

Pregunta

Mis síntomas aparecieron hace tres meses, después de ingerir por diez días antibióticos de alto espectro para eliminar una infección molar. Aquellos son: resequedad en la boca (no salivación periódicamente), bajar de peso (18 kg, desde 105 kg a 87 kg en tres meses) y tendencia a tener calambres en mis pantorrillas y dedos de los pies por la mañana al despertar, más algo de adormecimiento en dedos de las manos. Tengo pequeñas reacciones en la piel alrededor de mi ingle y en la parte interior de mis muslos, que surgen y a los pocos días se apagan, como una reacción hepática o del páncreas.

He estado tomando medicamentos homeopáticos en este tiempo, dirigidos a limpiar mi sangre y glándulas, más uno dirigido a mejorar mi circulación sanguínea.

Hace un mes, mi presión sanguínea era 74-105, medida que casi siempre he mostrado (ligeramente hipotenso). Tomo mucha agua continuamente y orino con mayor frecuencia. Ahora tengo más caída del cabello y uso lentes (miopía) desde los 15 años, bifocales desde hace seis años, no he tenido cambios en mi graduación en los últimos tres años. Hago vida sedentaria, camino unos 25 minutos al día y fumo alrededor de 30 cigarrillos al día (light, uso pitillera o boquilla).Mi tabaquismo data desde mis 18 años, incrementándose paulatinamente la adicción. Detecto una sensación de semisordera durante el día, como si tuviera un poco tapados los oídos, aunque escucho bien. Mi vida sexual es normal, aunque siendo incircunciso, he notado un cambio al engrosarse la piel que se une al frente del glande, provocando estiramiento del prepucio y en consecuencia, fimosis y/o parafimosis, por lo que uso una crema suavizante para mantener lubricación, que me proporcionó el homeópata.

Mi alimentación es bastante nutritiva, desayuno un licuado de nopal, berro, perejil, naranja y toronja, más papaya y melón picados, 2 huevos y alterno con avena. La comida es en dos tiempos, una crema o sopa más ensalada con un guisado y frijoles de olla, tres tortillas promedio, gelatina y plátano de postre. Por la noche, generalmente ceno pan dulce con café con leche. No como entre comidas, salvo alguna fruta: ciruela o uvas o nueces o almendras o ciruela pasa. En el día tomo una o dos tazas de café en agua, siempre uso sustituto de azúcar (más de diez años haciéndolo). El promedio ingerido de agua en estos tres meses, ha sido de 3.5 litros diarios, 1.5 de ellos en forma de agua con fruta y azúcar, al final de la comida.

Duermo bien, siete horas de promedio, no hago siesta. Mi padre tuvo diabetes por cuestiones de presión de su trabajo, no congénita, y vivió con cuidados por 35 años más, hasta fallecer por paro cardíaco. Un primo hermano, sobrino de mi padre, murió por coma diabético, luego de vivir dos años con amputación de pie, paso previo en el desarrollo de su enfermedad. El tío, su padre, era diabético, quien murió en un accidente. No tengo otros antecedentes importantes en mi ascendencia.

Tengo dos hijos, de 22 y 28 años, saludables. En los últimos cinco años, los grandes acontecimientos en mi vida han sido: pérdida de mi empleo después de 27 años de trabajar contínuamente en diversas empresas, iniciar mi propio trabajo como consultor independiente, la muerte de mi padre, la pérdida de mi matrimonio por separación de mi pareja, la separación inducida de mi hijo menor para que estuviera acompañando a su madre y la separación de mi hijo mayor al independizarse, ahora tengo otra pareja y pienso en casarme el próximo año.

En lo económico vivo al día, no tengo patrimonio, pero mis gastos, que han disminuido mucho, me permiten vivir sin apuros especiales, hasta hoy.

No he tenido intervenciones quirúrgicas ni enfermedades mayores. No he tenido consulta médica para todo lo que comento, sólo el aspecto homeopático que referí, por ser alguien cercano a mí.

Respuesta

Por su consulta, entiendo que usted lo que busca es una explicación a su sequedad bucal, a su pérdida de peso y a sus calambres, para lo cual me ha hecho llegar extensa información acerca de su historial que agradezco. Sin embargo, la respuesta no es fácil porque los síntomas que presenta son compatibles con diversos orígenes.

Los calambres, en principio, suelen estar relacionados con trastornos hidroelectrolíticos, esto es, con problemas en la composición sanguínea relacionados con algunos electrolitos como el potasio y el calcio. Su alteración no es normal en condiciones habituales, salvo en casos de intensa sudoración, vómitos o diarreas, en uso de diuréticos, uso de laxantes... Si usted no está en ninguno de estos grupos, y por la información que me da entiendo que no lo está, es necesario realizar exploraciones y análisis intentando determinar si efectivamente los trastornos existen, y de qué naturaleza son. Hay algunas otras explicaciones a estos calambres, aunque mucho menos frecuentes.
Publicidad

La sequedad de boca no la cuenta como intensa, sino más bien ocasional y al parecer no acompañada de otros síntomas como mareos, palpitaciones..., por lo que por ahora lo consideraré un síntoma inespecífico y no me extenderé.

Lo que más llama la atención es la importante pérdida de peso que ha experimentado en estos tres meses, que sin dieta ni productos adelgazantes desde luego es claramente patológica, anormal y requiere un exhaustivo estudio médico de forma urgente, sin duda.
Publicidad

Le diré que no sé la naturaleza del tratamiento homeopático que está recibiendo, ni la cualificación de la persona que se la está pautando, pero que en un primer lugar sus síntomas orientan hacia el consumo de diuréticos y laxantes con intención adelgazante.

De cualquier forma, y aunque no es intención nuestra alarmarle, debe comprender que ha contactado con un servicio médico y que por lo tanto, dada la naturaleza de la relación que mantenemos, que no es la habitual médico-paciente de preguntas y respuestas, con la información de que dispongo no puedo descartar que la pérdida de peso y los síntomas acompañantes no se deban a la presencia de enfermedades graves y peligrosas para su salud, ni tampoco de enfermedades malignas ya que la pérdida de más del diez por ciento del peso en tres meses sin haber hecho dieta siempre debe investigarse en este sentido.
Publicidad

Por todo ello, considero muy importante que acuda sin demora a su médico de cabecera para que realice una exhaustiva historia clínica, análisis y cuantas pruebas considere necesarias para determinar exactamente el origen de su problema y la actitud más adecuada al respecto.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario