Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 1 Valoraciones

En una resonacia magnética me han detectado espondilolisis y espondilolistesis con protusión discal ¿Qué puedo hacer?

Pregunta

Me di un golpe en la zona derecha baja de la espalda. Tres meses después del golpe mi espalda empezó a bricarse hacia la izquierda y a día de hoy tengo una escoliosis muy pronunciada.

La conclusión de la RMN (resonacia magnética) dice lo siguiente: Espondilólisis + espondilolistesis L5-S1 complicada con protrusión lateral y foraminal izquierda con afectación radicular doble. Protrusión discal L4-L5 con compresión saco-radicular derecha. ¿Qué me aconseja?

Respuesta

Para valorar su caso nos falta una información fundamental, si usted tiene síntomas o no, ya que la clave no son los hallazgos en la RMN, sino si estos están produciendo un cuadro clínico o no.

Aun así, hoy en día se conoce que los tratamientos quirúrgicos correctores de los defectos encontrados no son tan eficaces como se pensaban, y que la mayoría de los pacientes sólo necesitan un tratamiento conservador, y sobre todo una cosa que es fundamental, paciencia, ya que aún sin tratamiento, se sabe que los dolores de espalda remiten solos con el paso del tiempo, y muchos de estos pacientes, no vuelven a tener dolores.

Casi el 50 % de la población sufre alguna lumbalgia a lo largo de su vida, y al realizar una RMN es frecuente que se encuentren hernias discales, protusiones, etc... pero eso no quiere decir que sean los responsables del dolor. De hecho, en muchas ocasiones eran operados sin mejorar de sus síntomas. Desde que se implantó el tratamiento conservador como primera opción, sólo se intervienen alrededor del 5 % de las hernias discales que se diagnostican, y los resultados son mejores que con la intervención, ya que en muchos casos la propia hernia disminuye de tamaño y deja de comprimir las raíces nerviosas.

Hoy en día, las indicaciones de la cirugía para las hernias discales se limitan a cuando estas están produciendo una compresión en la raíz nerviosa que produce clínica de déficit progresivo en la función neurológica que no mejora con el tratamiento conservador, o cuando esta disfunción es muy brusca y aguda, o cuando después de semanas de tratamiento conservador el dolor permanece como insoportable para el paciente.

En su caso, además, no hay una verdadera hernia todavía, sino una protusión del disco, que es un estadio previo, aunque si es cierto que está comprimiendo raíces nerviosas, por lo que habría que valorar si hay clínica neurológica, de que grado (se verifica a través de pruebas de electroneurofisiología, tipo el electromiograma), y si se ha instaurado un correcto tratamiento conservador.

Por tanto, respecto a sus lesiones discales, por la RMN que nos envía no hay indicación quirúrgica clara.

Otro tema es la espondilolisis y la espondilolistesis. La primera es una lesión que afecta a la estructura ósea de las vértebras. Es una rotura o falta de formación de las láminas de la vértebra, que son unas estructuras óseas que las fijan e impiden su deslizamiento hacia adelante. En la mayoría de los casos se trata de un defecto de formación de la lámina ya desde el nacimiento y que no se manifiesta hasta la edad adulta. En otros casos, se trata de deportistas jóvenes, que a base de repetir ejercicios de hiperextensión de la columna vertebral, acaban lesionando estas estructuras (por ej. gimnasia rítmica). En otros casos, se trata de traumatismos únicos que las rompen, pero esto es muy difícil, ya que se necesita un traumatismo enorme, por lo que se suele dar en caídas de gran altura o accidentes graves de tráfico (que no parece su caso). Al lesionarse estas estructuras, se permite un cierto deslizamiento de las vértebras entre sí (suele ser pequeño, ya que la columna vertebral está protegida por grandes grupos musculares que la rodean) lo que se denomina espondilolistesis.

Para valorar la gravedad de este problema es necesario saber el grado de espondilolistesis (hay cuatro grados de menor a mayor gravedad), y el tratamiento inicial es conservador, con reeducación postural y ejercicios de fortalecimiento lumbares. Con esto, se suele detener su progresión de los grados menores.

Las indicaciones de corrección quirúrgica son: que sean agudas y producidas por un traumatismo importante (no es su caso, ya que esto se hace durante el ingreso hospitalario por las lesiones del traumatismo), cuando están alterada la dinámica de la columna vertebral, cuando producen compresión de los nervios, o en casos de dolores severos que no se controlan tras el tratamiento conservador. En general, se opera más a los pacientes jóvenes que a los mayores.
Publicidad

En su caso, lo más seguro es que su espondilólisis venga de la infancia y haya permitido un deslizamiento, lo que unido a sus protusiones discales (que pueden estar facilitadas por la espondilolistesis, pero en muchas ocasiones son una coincidencia, ya que las protusiones discales son muy frecuentes), puede generarle un dolor de espalda, que debería mejorar con tratamiento conservador.

El traumatismo suele ser el desencadenante del dolor, pero es difícil que sea el causante de las lesiones ya que se precisa de un gran traumatismo para ello, y normalmente tendría otras lesiones en otros órganos vitales, que usted no menciona.
Fecha de revisión: 30/01/2018

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario