Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 9 Valoraciones

¿Es el hígado capaz de regenerarse?

Pregunta

Hace unos meses en una emisora de radio estaban hablando sobre el hígado y con sorpresa oí que este órgano se regeneraba por si solo cuando estaba enfermo. Pensé que había oído mal.
Poco tiempo después, una compañera de trabajo me contó que su padre, afectado de una cirrosis hepática, tenía la esperanza de poderse curar gracias a que si mediante cirugía le extirpaban la parte dañada del hígado, este crecería de nuevo.
Yo no dije nada, pensé que lo único que crece en los adultos son el pelo y las uñas.

Pero ahora en una revista de divulgación médica, aparece un artículo sobre la cirrosis y habla de la importancia del hígado y todas las cosas buenas que esta víscera hace en el cuerpo y acaba diciendo exactamente: 'En definitiva, todo un defensor del cuerpo que posee el espectacular don de regenerarse a sí mismo cuando está enfermo, incluso hasta recuperar dos terceras partes de su volumen natural'.

Por ello, termino dudando de mis conocimientos y pido que me aclaren cual es la verdad. Pero yo me pregunto, si el hígado se regenera, ¿Porqué son necesarios los transplantes o porque mueren algunas personas por diversas patologías de este órgano?

Respuesta

El hígado posee la capacidad de regenerarse por si solo. El problema es que habitualmente las enfermedades hepáticas acaban afectando a todo el órgano y su función, dañándola definitivamente si la causa de la agresión no cesa.

En la cirrosis por ejemplo, que es una de las enfermedades hepáticas más frecuentes coexisten tres fenómenos: necrosis o muerte de las células hepáticas, fibrosis del órgano y nódulos de regeneración.

En los pacientes que llegan a desarrollar la cirrosis la muerte celular se produce como consecuencia del daño continuado producido por la causa de la enfermedad.

Las células muertas son sustituidas por otras nuevas, hecho denominado regeneración.

La fibrosis es la consecuencia del proceso de cicatrización que producen las lesiones inflamatorias que ocurren en el hígado, de manera que con el paso de los años, el hígado se convierte en un órgano con gran cantidad de tejido cicatricial que altera por completo su estructura. Como consecuencia, las células nuevas, generadas para sustituir a las desaparecidas, no pueden colocarse en el lugar adecuado y se sitúan donde les permite la trama de cicatrices que surca el hígado.


Por este motivo se habla de nódulos de regeneración, por encontrarse grupos de células hepáticas rodeados de fibras colágenas (de cicatriz) formando nódulos.

Por otra parte, la capacidad de regeneración hepática no es infinita, de manera que llega un momento en que empieza a disminuir la cantidad total de células hepáticas y el hígado es progresivamente más incapaz de cumplir adecuadamente sus múltiples funciones causando la muerte del paciente. Si la agresión cede (por ej. la ingesta crónica de alcohol), el hígado puede que llegue a regenerarse, al menos parcialmente.

Tiene tal capacidad de regeneración, que en los casos de niños necesitados de transplante hepático se suele implantar medio hígado, que se va desarrollando con el niño, funcionando sin problemas y creciendo espectacularmente según crecen los órganos del niño.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario