Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Estoy embarazada de 3 meses y mis analíticas presentan dudas a la posible infección de Toxoplasma. Estoy a la espera de más analíticas y posible amniocentesis

Pregunta

Estoy embarazada de 3 meses. En el análisis del primer trimestre de hace un mes, el resultado de la IgG de Toxoplasma fue positivo (51) y la IgM también positivo (0,930).

A las dos semanas, me repetí el análisis y la IgG permaneció estable (60 ) y la IgM fue inferior (0,830), pero igualmente positiva (el margen del laboratorio para dar positivo está en 0,6).

Según he leído, al no haber un incremento del IgG (cuatro veces su valor inicial) en el segundo análisis, ya debería bastar para descartar una infección reciente, dado que entre el primer análisis y la concepción no existen más de 8 semanas. Sin embargo, mi doctora ha solicitado las pruebas de IgA y test de avidez y si dan positivo debo hacerme la amniocentesis (me da terror). ¿Podría con la primera prueba estar ya segura y olvidarme de la segunda?

En caso de haber contagiado al feto y una vez puesta en tratamiento, ¿Qué probabilidades tiene el niño de ser sano?

Mi temor fundamental es que hace justo 6 meses tuve un aborto, ¿Y si se debió a la toxoplasmosis? Los indicadores nuevos solicitados pueden dar positivo o negativo aleatoriamente, ya que estoy en el límite de medición de esos indicadores.

Esperando la medición de los nuevos indicadores, la doctora me ha hecho una ecografía hace una semana y todo esta perfecto, no detectándose nada anormal.

Respuesta

La duda que usted nos plantea, casi la ha resuelto usted misma, porque es verdad que el mantenimiento de las titulaciones de IgG y de IgM sin modificación, orienta más hacia la persistencia de un status inmunitario, incluso relacionado con un falso positivo de IgM, que también los hay, más que con una infección reciente, que sería la primera gran duda diagnóstica.

Estamos de acuerdo por esas razones en la solicitud de los test de avidez de la IgG indicarían, caso de ser baja, una infección reciente (lo más improbable, según nuestro pronóstico) y, sin embargo, caso de ser alta, una inmunidad antigua.

De darse la primera de las situaciones, también estamos de acuerdo en la realización de una amniocentesis, no solo para cariotipo fetal (en nada relacionado con el problema que nos ocupa), sino fundamentalmente para la realización de una PCR (polimerase chain reaction) para detectar la presencia del toxoplasma en líquido amniótico (LA) y así diagnosticar la posible infección fetal. También nos serviría, finalmente, para realizar cultivos de LA e incluso, más sofisticadamente, inoculación al ratón como último extremo.
Publicidad

Nada de todo ello creemos no obstante que será necesario, dadas precisamente las características de las determinaciones serológicas que nos relata en su pregunta, aunque compartimos no solo su preocupación, sino también la planificación de su bien documentada doctora. Le felicitamos por ambos extremos.

Caso de ser lo más improbable, que la infección fetal se demuestre, dada su situación en el segundo trimestre, no sería operativo el tratamiento con Espiramicina de forma continua sino Pirimetamina o Sulfadiacina en ciclos de tres semanas, además de una vigilancia fetal ecográfica intensiva. No nos extendemos en este punto por ser seguro bien conocido por su doctora y por no ser éste el foro adecuado para indicar tratamientos de enfermedades aún no diagnosticadas.
Publicidad

Respecto al otro tema que nos plantea, el de su honda preocupación, no solo es comprensible sino que está perfectamente justificada dados sus antecedentes de la pérdida gestacional en el pasado. Poco le podemos ayudar en este tema dado que no disponemos de las mediciones de los datos serológicos de aquella ocasión. Por ello, no se agobie con el recuerdo de lo que pudo ser, porque el problema que tenemos entre manos debe enfatizar todos sus esfuerzos; su doctora sabe lo que hace y tiene preparado el siguiente paso frente a cada posible resultado. Confíe en ella, en la seguridad de que entre ambas, saldrán con bien de una situación serológica que, no solo deseamos sino que creemos que se ha debido a un artificio serológico más que a una infección reciente; además los datos ecográficos así lo demuestran, su buen estado general ausente de toda sintomatología también nos inclinan en ese sentido.
Publicidad

Por cierto, no podemos resistirnos a la tentación de preguntarle si en su vida ordinaria mantiene contacto frecuente con gatos; de ser así, para próximas ocasiones nos atreveríamos a sugerirle prescindiera de ese contacto, o por lo menos con sus deyecciones, o de no ser posible, que lo hiciera con guantes. ¿Y los jardines?, ¿los cuida usted misma? Comente estos pormenores con su doctora una vez que se haya aclarado todo.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario