Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 2 Valoraciones

He sufrido tres neumotórax y desde después del segundo sufro dolores repentinos en los pulmones

Pregunta

En cinco años tuve tres neumotórax, todos ellos espontáneos, los dos últimos curados con drenajes y el primero con reposo. Después del segundo me quedaron dolores en los pulmones, éstos son espontáneos y esporádicos. Las consultas que hice me dijeron que eran consecuencia de los neumotórax, pero no encuentro la solución.

Respuesta

El neumotórax es la introducción de aire en la cavidad pleural entre las pleuras parietal y visceral y, en el caso de neumotórax espontáneo, el mismo se produce de manera directa por el pulmón subyacente.

En el espacio pleural existe presión negativa respecto a la atmosférica y la entrada de aire provoca el colapso del pulmón, cuya intensidad dependerá de la presencia de adherencias preexistentes y la rigidez del parénquima pulmonar. El neumotórax simple espontáneo se produce por la ruptura de una bulla que, en general, son de pequeño tamaño y cuyo diámetro es de escasos milímetros, localizadas generalmente en la zona apical del pulmón. En general, no son consecuencia de ejercicios o esfuerzos, aunque en ocasiones se han citado cuando se efectúan vuelos a grandes alturas o durante procesos de inmersión.
Publicidad

La sintomatología que manifiesta o presenta el enfermo varía de acuerdo al tamaño del neumotórax, desde una simple tos seca hasta disnea intensa y colapso circulatorio que puede poner en peligro la vida del paciente. En general, se aprecia tos, dolor torácico de tipo pleurítco que se acentúa con la inspiración, leve disnea, en ocasiones, dolor en el hombro del lado afectado y, a veces, dolores torácicos y abdominales que complican el correcto diagnóstico.

Los signos presentes en la exploración física dependen del tamaño del neumotórax. Se aprecia, en general, una disminución de la intensidad del murmullo vesicular y en la sonoridad a la percusión, disminución de las vibraciones vocales, limitación de la movilidad del hemitórax afectado, etc. Pero en general, debemos tener el concepto que ninguno de estos signos es patognomónico y el diagnóstico de certeza se obtiene con la realización de pruebas complementarias.
Publicidad

La radiografía de tórax es el examen al que debe recurrirse en primera instancia. La misma debe tratar de realizarse con el paciente en bipedestación o en posición erguida en la cama, con el objeto de visualizar la presencia de aire en la zona apical. Si existen dudas se deben practicar radiografías en inspiración y expiración forzada, ya que así se logran distinguir más fácilmente las pequeñas cámaras de neumotórax apicales. Tomografías computadas y otros exámenes complementarios de vanguardia pueden utilizarse para diagnósticos de mayor certeza

En el caso de pequeño neumotórax espontáneo no requiere tratamiento especial, pues el aire se reabsorbe en pocos días. Los de mayor tamaño, en general, se resuelven en el lapso de 2 a 4 semanas, tiempo durante el cual es casi difícil saber si se ha ocluido o no el punto de escape de aire pleural. Cuando la evolución del paciente no es la previsible, como también la prevención de recidivas de nuevos episodios, debe recurrirse a procedimientos específicos, en general quirúrgicos, para solucionar en forma definitiva el problema específico que presenta el paciente.
Publicidad

En su caso, el dolor puede ser secundario a la intervención que se realizó al ponerle los drenajes o que algunas de las bullas estén produciendo una pequeña irritación de la pleura.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario