Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Levo dos años con molestias en la vagina, me han tratado de hongos y Haemophilus pero no mejoro

Pregunta

Llevo dos años con molestias en la parte exterior y entrada de la vagina. La primera vez que acudí al médico me diagnosticaron hongos y me dieron un tratamiento normal. A los dos meses volví porque seguía con molestias y el médico dijo que era irritación y que me diera Nivea.

Desde entonces he seguido teniendo problemas, hasta el punto de que ahora no puedo tener relaciones. Durante esto dos años me han diagnosticado haemophilus y hongos y siempre me han dado tratamientos cortos. He probado todo tipo de medicamentos, tanto orales como locales. Ahora estoy con tratamiento de Canadiol (parece que se han dado cuenta de que son hongos de repetición). El tratamiento es de 2 al día durante tres días, y luego una al día los días 5 y 6 del ciclo durante 3 meses. A mi me parece muy poco tiempo, pero no me atrevo a automedicarme. Ya llevo un mes y no noto mejoría.

¿Cuál sería el tratamiento más idóneo para esta situación? Yo sigo con escozor y flujo. Mi otra duda es qué hacer para que la irritación (tengo la vagina totalmente cuarteada y con heridas) se cure.

Respuesta

Nos atrevemos a decir que es posible que se haya diagnosticado siempre hongos o Haemophilus y, en realidad, además de ambos ha podido tener usted otra infección que ha podido pasar desapercibida. Lo decimos con la reserva que desde aquí es difícil, cuando no imposible, diagnosticar una afección que requiere inexcusablemente ver las lesiones y, además, desde el mismo momento en que aparecen y durante los días que esas lesiones evolucionan.

Existe un germen extraordinariamente frecuente hasta el extremo de que es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más prevalente entre personas de su edad y que suele pasar desapercibido u oculto o enmascarado por otros también frecuentes e incluso coincidentes como los que nos relata; estamos hablando del Herpes virus Hominis Simplex tipos 1 y 2 (VHS).

Realmente existen algunas condiciones que me hacen pensar en esta circunstancia, en función de los datos que nos proporciona:
  • Todo comenzó con unas lesiones por fuera de la vagina, ésta pudo ser lo que llamamos la primoinfección por VHS.
  • Usted no hablaba de aumento del flujo y de picores sin más al principio, que es lo más típico de los hongos sino de molestias (¿dolor?) en el exterior que se repitieron a pesar del tratamiento.
  • Además, desde entonces, y precisamente a pesar de haber llevado perfectamente el tratamiento, la afección ha recurrido cada dos meses al inicio y probablemente, con tiempos cada vez más cortos.
  • Un dato muy sospechoso es que usted tiene dolor desde el principio y, normalmente, los hongos no producen dolor casi nunca.
Es perfectamente posible que tuviera hongos o por mejor decir, una infección por levaduras (quizás Candida albicans), de forma sobreañadida, pero por sí sola la Candida no duele y no suele ser tan recurrente después de un adecuado tratamiento; cuando la afección causa dolor se hace preciso pensar en el Herpes genital.
Publicidad

El problema es que el diagnóstico es complicado porque los cultivos de virus son difíciles y puede resultar negativo y estar allí el virus desde hace tiempo. De igual forma los análisis serológicos en sangre periférica exigen determinados tiempos para su determinación y puede no coincidir con el momento de su realización; así pues, muchas veces, el diagnóstico fundamental debe recaer en la visualización de las lesiones desde el mismo momento en que aparecen y durante los diez o doce días posteriores.

Le sugerimos que acuda a su médico con esta nota por si acaso tuviera un ataque por Herpes Virus Hominis Simplex tipos 1 o 2, idealmente acompañada de su pareja, máxime si él ha tenido lesiones alrededor del glande o del surco balano-prepucial. Lo sabemos bien los ginecólogos que a veces tratamos como hongos unas lesiones que pueden esconder ataques por virus.

Para comprender su importancia le diremos que es la ETS más prevalente en nuestro país; además se calcula que hasta el 85% de la población mayor de 18 años ha tenido contacto con el VHS tipo 1 y respecto del tipo 2, se dice que somos más del 40% los contactados.

A esto hay que añadir que el tratamiento, aunque muy caro realmente, es prácticamente carente de cualquier efecto secundario para el usuario, con lo que desde cualquier punto de vista merece la pena tener en consideración lo que desde aquí le sugerimos, con las dificultades que tiene aventurar un diagnóstico de lesiones que no hemos visto.

Sea como fuere, al final será el ginecólogo o el centro de ETS, o su dermatólogo los más capacitados para el diagnóstico y para ver la evolución pero, en cualquier caso, le sugerimos acudir de inmediato una vez que haya comenzado con una nueva recidiva o recurrencia; de otra manera será difícil el diagnóstico. Piense que los médicos, en general o por lo menos yo mismo, no podemos diagnosticar aquello en lo que no pensamos.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario