Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 1 Valoraciones

Llevo once años con candidiasis vaginal recurrente cada dos o tres, a pesar de estar con tratamiento ¿Cómo puedo combatirla?

Salud en la Mujer
>
Vaginitis
>
Pregunta Actual

Pregunta

Desde hace 11 años, que embarazada de mi hija me diagnosticaron candidiasis vaginal, lo padezco cada 2 o 3 meses.

He ido al ginecólogo y he seguido tratamientos junto con mi marido de más de 6 meses de duración, y aunque al principio parece que remita, a los 2 meses de terminar vuelve. Lo único que he notado es que ahora coincide con la ovulación. Me produce dolor vaginal y a mi marido prurito. La salida de placas blancas es inmensa y a veces, se acompaña de pequeñas pérdidas de sangre.

El último tratamiento era a base de pastillas, óvulos y crema. Cuando termino con la regla parece que quedo limpia, pero vuelve. Puedo mantenerla a raya con la crema y cuando es muy extensa con un óvulo, pero no puedo reprimir tener miedo al hacer relaciones, porque mi marido lo nota al momento y le salen pequeñas erupciones.

Respuesta

Para ayudarle, se nos ocurren algunos comentarios en relación a su proceso.

El primero, que habría que asegurarse siempre de que lo que tiene cada vez es una recidiva de su candidiasis. Es obligado en un caso como el suyo hacer cultivo vaginal antes de iniciar cada tanda terapéutica; podría ser una alteración de la flora vaginal y no aparecer una cándida y el cuadro ser similar. Además, existen diferentes especies de Candida (albicans, glabrata, tropicales, etc.), que pueden requerir tratamientos diferenciados.
Publicidad

Por otro lado, en las usuarias de preservativos o crema vaginal espermicida o diafragma u óvulos contraceptivos, esto es, en las usuarias de contracepción de barrera, suele ser frecuente la aparición de irritaciones locales, distintas reacciones alérgicas, alteraciones de la flora vaginal mediada por el empleo de todos esos productos que mencionábamos y que pueden desencadenar un cuadro que recidivará hasta que no se suprima el factor desencadenante.

En otro orden de cosa pero de forma relacionada, la higiene vulvar nunca debe incluir la famosa, tristemente, ducha vaginal. La vagina presenta un ecosistema muy complejo y muy frágil que es fácil de dañar y de mucha dificultad recuperar completamente: no debe usar compresillas o salvaslips de forma continuada; su ropa interior debe ser siempre de algodón; huya de las prendas de licra o afines y de los pantalones muy ajustados; no use jabones especiales que suelen estar muy perfumados y ser muy agresivos; lave su vulva un par de veces al día como máximo (en la ducha a la mañana y a la noche, si acaso, pero solo con agua fresca).

Evite la automedicación o la consabida repetición del último tratamiento porque le fue bien; si acaso tiene un problema y su ginecólogo no le puede visitar hasta mañana o hasta el otro día, llámele y use a la noche y a la mañana, hasta que llegue a su consulta, yogur natural sin azíucar y bio en aplicación vulvar. Aporta toneladas de Lactobacillus acidofilus (el que acidifica la leche, el creador del yogur, primo hermano del que vive en su vagina y la acidifica defendiéndola del ataque de gérmenes oportunistas) que reequilibrarán el ecosistema vaginal hasta que se identifique el agente causal y se ponga el tratamiento específico.

Si es usuaria de métodos de anticoncepción de barrera, nuestra sugerencia es que debe abandonarlos y cambiarlos por otro que no produzca alteración del ecosistema vaginal.

Quedaría por descartar que alguno de los dos tuviera acantonado el agente causal en el intestino, a nivel rectal, con lo que el tratamiento general sería obligado, además de específico a nivel local.

Finalmente, no se olvide de que algunas enfermedades generales pueden predisponer a infecciones oportunistas; así, las enfermedades carenciales, la diabetes, el propio embarazo, los trastornos hormonales (en su caso probablemente, aún no presentes dados sus jóvenes 42 años, pero todo hay que cuestionárselo en un caso tan rebelde), los tratamientos antibióticos muy agresivos o mantenidos por más allá de una simple semana aunque sea para el correcto tratamiento de una simple bronquitis...

Como ve, tan solo le aportamos algunas ideas de las que, sin duda, su ginecólogo ya le habrá mencionado.

Nosotros también somos partidarios de hacer tratamiento preventivo durante seis meses seguidos en fase premenstrual para cercenar la posibilidad de nuevos crecimientos del germen.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario