Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 1 Valoraciones

Me han hecho un legrado. Me han detectado anticuerpos eritrocitarios ¿Qué relación tienen con el aborto sufrido?

Pregunta

Tengo 35 años. Hace 3 semanas me hicieron un legrado, estaba embarazada de 13 semanas (feto muerto).

Tengo una niña de 2 años, durante el embarazo de la niña, no tuve ningún problema. No me detectaron ninguna anomalía.

Soy A+, en los análisis que me hicieron durante el embarazo (éste último) me detectaron anticuerpos eritrocitarios: antiS y Anti-E.

Parece ser que esto podría ser la causa del aborto. Mi ginecólogo no conoce demasiado bien el tema, me gustaría saber: ¿Podré tener más hijos? ¿Hay algún tratamiento conocido?

Nunca me han hecho una transfusión de sangre, ¿A que es debido que tenga estos anticuerpos?

Todo lo que me puedan explicar sobre el tema me ayudará a pasar el mes, estoy un poco angustiada, dentro de un mes tengo hora con otro ginecólogo y hematólogo.

Respuesta

Parece que usted puede sufrir una isoinmunización, o incompatibilidad materno-fetal, responsable de la denominada Enfermedad Hemolítica Perinatal, en la que se desarrolla una anemia fetal secundaria a un fenómeno de hemólisis (destrucción de los hematíes, eritrocitos o glóbulos rojos) de origen inmunológico. En esta enfermedad, la madre y el feto no comparten los mismo antígenos en su superficie eritrocitaria (hematíes o glóbulos rojos), y si por la causa que sea, durante un primer embarazo se produce contacto entre la sangre del hijo y la de la madre (por ej. durante el parto, o por una amniocentesis previa), la madre se sensibiliza desarrollando anticuerpos específicos contra ello, y en el próximo embarazo, si el nuevo feto es similar a su hermano, los anticuerpos creados por la madre, pasan por la placenta al feto y destruyen sus hematíes.
Publicidad

Dependiendo de la intensidad de la enfermedad, se pueden producir diferentes grados de afectación, desde anemia fetal hasta aborto prematuro o muerte fetal intraútero.

Con diferencia, la primera causa de isoinmunización materno-fetal es la del Rh; esto es, una madre Rh negativo y un feto Rh positivo (heredado del padre), pero no es la única, existen otras enfermedades de este tipo de mucha menor frecuencia, como parece que es la suya.

El anticuerpo anti-E que usted tiene actuará contra el antígeno E, componente del grupo Rh (este grupo contiene el D, E y C, pero es la presencia o ausencia del antígeno D la que determina si una persona es o no es Rh +), pero el anti-S es un anticuerpo creado contra un antígeno presente en las membrana eritrocitaria, pero que no forma parte del Rh.
Publicidad

Para un diagnóstico precoz y así poder efectuar un seguimiento correcto en caso de que se diagnostique el problema, es práctica habitual realizar en todas las embarazadas una determinación del grupo sanguíneo (ABO y RH) y una investigación de si existen anticuerpos eritrocitarios irregulares. En su caso, parece que en el primer embarazo todo fue normal y en este segundo no, lo que hace pensar que ha existido ese contacto previo en el primer embarazo.

Ahora, lo que hay que hacer es un estudio de la familia; padre, madre y primer hijo, para certificar que existen diferencias que permitan esa isoinmunización, así como su especificidad, grado y repercusión clínica. Esto es labor de un Hematólogo especializado en inmunohematología, que es el especialista que le verá en un mes.
Publicidad

Una vez situado el problema correctamente, si se confirma, se debe monitorizar estrechamente un próximo embarazo realizando niveles seriados del título de anticuerpos, que si se van elevando indicarían que existe un mayor grado de isoinmunización y que puede estar en riesgo la gestación, así como con ecografías periódicas que determinen otros aspectos del embarazo como crecimiento fetal, cantidad de líquido amniótico y otros.

Si la evolución es desfavorable, se suele proceder a una prueba invasiva, normalmente una amniocentesis, para saber con más exactitud la repercusión fetal.

En caso de que sea necesario, también se puede proceder a una punción del cordón umbilical del feto, tanto para obtener muestras directas de su sangre para el diagnóstico, como para valorar la evolución del embarazo. Esta técnica también permite realizar transfusiones al feto con seguridad en caso ser necesario por la afectación que sufra.

En todo caso, serán su Ginecólogo y Hematólogo los que, tras realizar las pruebas pertinentes, le indiquen si realmente la pérdida previa fue por este problema, ya que hay que tener en cuenta que un aborto es relativamente frecuente, y que no necesariamente ha tenido que ser provocado por esta enfermedad. Habrá que ver como fueron evolucionando los títulos de anticuerpos durante este embarazo, y el análisis de los restos fetales.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario