Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Me han practicado nucleoctomía lumbar, laminectomía L5 y discectomía L4-L5. Ahora sufro hipertrofia de carillas articulares y raquiestenosis ¿Debería volver a operarme?

Pregunta

Nucleoctomía lumbar y artrodesis C6-C7 hace 4 años. Laminectomía L5 y discectomía L4-L5 hace dos años.

Actualmente: hipertrofia de carillas articulares, raquiestenosis L4-L5 L5-S1. Disminución de forámenes.

Otras patologías: síndrome de Sjögren y síndrome depresivo crónico desde hace 17 años ¿Nueva intervención?

Respuesta

Todo lo que describe que padece en la actualidad es provocado prácticamente por lo mismo: la hipertrofia de las carillas articulares. Esta hipertrofia es un crecimiento de una parte de la vértebra (apófisis articulares o articulaciones interapofisarias) que se articula con la vértebra superior o inferior provocado por una sobrecarga excesiva de estas estructuras (por ejemplo la falta de disco intervertebral). Para que se haga una idea, es como una artrosis de las carillas articulares. Dicha hipertrofia provoca una disminución del canal por donde va la médula (raquiestenosis) y puede disminuir el calibre de los agujeros (agujeros de conjunción) por donde salen los nervios que van a la extremidad inferior (disminución de forámenes).
Publicidad

La compresión se manifiesta como dolor lumbar o lumbociático que aumenta con la extensión de la columna lumbar y que mejora con la flexión. Los dolores pueden afectar a ambas extremidades y no siguen un patrón definido como las hernias discales. En ocasiones, las molestias pueden ser parecidas a las de la hernia discal, pero aparecen más lentamente.

Serán candidatos a una intervención aquellos pacientes que padecen un dolor incapacitante con poca actividad física, o que padecen déficits neurológicos (pérdida importante de sensibilidad y/o fuerza), y que no mejoran con tratamientos conservadores.
Publicidad

Estos tratamientos conservadores son:

1) Rehabilitación: mejora de la flexibilidad y de la fuerza de la musculatura abdominal y lumbar, higiene postural, descarga de la musculatura lumbar (masajes, electroterapia).

2) La infiltración en las carillas articulares bajo control radiográfico también puede mejorar sus síntomas.

La intervención quirúrgica va destinada a descomprimir las estructuras nerviosas y/o vasculares que están afectadas, y, si lo precisara, a mantener o recuperar la estabilidad de la columna lumbar. Actualmente existen técnicas de microcirugía que pretenden liberar dichas estructuras causando el mínimo daño para tratar de evitar las complicaciones como la fibrosis epidural, que puede provocar nueva compresión de las estructuras. Si estuviera indicada la estabilización, (artodesis), la intervención sería aun más complicada, como usted, por su experiencia, ya conoce.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario