Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Mi hijo de 7 años ha tenido en el último año repetidos episodios de fiebre alta. Los médicos indican que son procesos virales pero nosotros estamos preocupados

Pregunta

Mi hijo de 7 años y 4 meses, el año pasado, durante un periodo de dos a tres meses, produjo varias fiebres altas, llegando éstas a 39.5ºC en algunas ocasiones y con tiempo de 15 días aproximadamente entre un cuadro febril y otro.

Los diagnósticos médicos solo fueron enfermedades virales y, en algunas ocasiones, le dieron antibióticos.

En el presente año, hace dos meses, comenzó un nuevo periodo de estas fiebres, teniendo, la primera de ellas, el diagnóstico de viral y le realizaron los siguientes exámenes de sangre, orina, saliva, radiografías, nasales y pulmonares y de hecess y muestras anales por si tenía algún otro parásito. Todos los exámenes fueron negativos y solo presentaron una sinusitis leve, por la cual se le dio tratamiento por diez días.

Veinte días después del primer episodio, presentó una amigdalitis purulenta y como tratamiento se le inyectó Penicilina G benzatina de 1.200.000 unidades. Un mes después volvió a presentar un cuadro febril, llegando este a 39.6ºC en varias ocasiones y la doctora tratante no le encontró nada y le recetó solo Ibutrofeno para bajar la fiebre y una posible inflamación al ganglio de la ingle.

Nuestro hijo en la mayoría (yo diría en 90%) de todos los cuadros febriles no se queja de dolor, no tiene vómitos ni indigestión, solo fiebres y decaimientos por las altas temperaturas, las que le duran aproximadamente dos o tres días.

Las respuestas de los doctores que lo han examinado solo nos dejan con grandes dudas, ya que siempre dicen que son enfermedades virales y una doctora nos dijo que todos los humanos tienen un sensor que, cuando detecta algún virus o enfermedad, produce la fiebre como alerta y nuestro hijo es probable que lo tenga más bajo que lo normal y al menor índice de enfermedad lo acusa y produce estos cuadros de fiebre altas.

Nosotros, como padres, tenemos ciertas dudas:

1.- ¿Es verdad de este sensor?

2.- ¿Cuál sería su tratamiento de ser éste el problema?

3.- ¿Qué otro factor puede ser el causante de estas fiebre tan altas?

4.- ¿Son peligrosas o qué daños puede acarrearle en el futuro?

5.- ¿Qué examen nos recomendaría hacerle aparte de los nombrados? Ya que dentro de los exámenes de sangre que le hicieron están los más comunes.

Respuesta

En primer lugar, parece que su hijo ha sido estudiado en numerosas ocasiones como para pensar que a los médicos se les haya escapado algún problema verdaderamente importante.

Sí que hay un mecanismo regulador de la temperatura. Le explicamos: la infección por virus en el organismo produce alteraciones en las células del organismo y por ello, existe el cansancio y otros síntomas específicos en cada tipo de virus (hepatitis, neumonitis, rinitis, etc.). En general, la mayoría de los virus de los niños son más benignos y solo producen inflamación del sistema inmunitario, por ello, los linfocitos producen lo que se denominan pirógenos (interleukina-I, el factor de necrosis tumoral, el IF gamma y otras citoquinas), que son responsables de la elevación de la temperatura, todos ellos liberadas en respuesta a la infección, la inflamación, la necrosis de los tejidos u otros estímulos. Estas sustancias actúan a nivel del núcleo del hipotálamo anterior, donde se unen a receptores de membrana específicos, para promover una producción la síntesis de prostaglandinas. El punto de ajuste hipotalámico se eleva buscando conservar el calor (disminución de la sudoración y vasoconstricción cutánea) y aumentar la producción de calor (aumento del tono muscular y escalofríos). Estos mecanismos son defensivos para aumentar la temperatura y que el virus no pueda sobrevivir en las células, con ello en unos días muere y desaparecen los síntomas.

En su caso concreto, la primera pregunta que debe hacerse es ¿el niño a pesar de la fiebre se encuentra bien? Si la respuesta es afirmativa no es esperable una infección grave. La segunda es ¿como se comporta la fiebre a las medidas antitérmicas correctas, como ingesta adecuada de agua, toma de antitérmicos a dosis correctas y compresas de agua? Si responde parcialmente, también orienta a banalidad, si no responde en absoluto puede ser mas preocupante.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario