Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Mi hijo de dos años se golpea la cabeza en el suelo sin motivo aparente y suele tener muchas rabietas ¿Es normal?

Pregunta

Tengo un hijo de 24 meses que, desde aproximadamente los 14 meses, se da cabezazos en el suelo. Hemos intentado todo para que no se de, pero creo que lo que hemos acabado haciendo es reforzar su conducta.

En cualquier caso, lo que más nos preocupa es que muchas veces el motivo por el que se da no es concreto, no por rabietas ni por frustración, sino simplemente de forma espontánea. Lleva permanentemente un moratón en la frente.

Otros aspectos que consideramos importantes son los siguientes:

  • Empezó a andar a los 15 meses.
  • A los 24 meses tiene un vocabulario de unas 20 palabras.
  • En cuanto se le obliga a algo en contra de su voluntad se coge una rabieta.
  • Sin embargo, en muchos momentos tiene un comportamiento normal y feliz: suele reírse a carcajadas.
  • Es hijo único.
Por favor, les rogaría si me pudiesen comentar la normalidad de su comportamiento y como intentar corregirlo.

Respuesta

El desarrollo psicomotor del niño parece adecuado a su edad cronológica por los datos reseñados en cuanto al momento de andar y al lenguaje expresivo, seguramente comprende bien los mensajes sencillos que se le indican, reconoce el "no" cuando se le reprende, es capaz de dedicar tiempo al juego sólo y acompañado. Si es así la conducta de golpearse durante las rabietas en esta edad supone un trastorno del comportamiento transitorio, que tenderá a desaparecer progresivamente en los próximos meses a medida que avanza la edad del niño y no se refuerza el síntoma.

El motivo inconsciente de la misma es la llamada de atención de los padres ante un motivo que le genera frustración. Han de olvidar la conducta en sí, tomar al niño en brazos o protegerlo en un lugar acolchado donde no pueda dañarse físicamente.

Sin embargo, mantengan sus indicaciones de disciplina que considere más oportunas, en cuanto a decirle que "no" ante conductas inapropiadas, aunque ello provoque su crispación.

Habitualmente estos trastornos no se asocian con otras anomalías neurológicas o del de la conducta global, no obstante si presentan otros síntomas añadidos consulte a un neuropediatra.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario
Publicidad