Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Mi madre tiene un bulto en el pecho y van a hacerle una biopsia que analizarán y, según el resultado, le quitarán el bulto sólo o los nódulos y la mama ¿Es la única forma?

Pregunta

Mi madre tiene 68 años y le ha salido un bulto en el pecho derecho, el cual en un mes ha crecido bastante. Hemos ido al ginecólogo y tras insistir, se ha conseguido hacer una ecografía, como no se ve bien que es, se le ha hecho una mamografía, y como no le queda claro que es o puede ser, se le va ha hacer una biopsia; pero ya que entra en quirófano, nos indican que en ese momento se analizará, y si es benigno solo le quitan el bulto; si es maligno, le quitan la mama y los nódulos ¿No hay forma de saber con una punción si es maligno ó benigno, o con analítica o con algo que no sea una operación que entras a ciegas y no sabes si saldrás con pecho o sin pecho?

Además, ¿Es normal que no te indiquen como sería la operación en caso de quitar la mama, si hay posibilidad de prótesis o similar?

Respuesta

Efectivamente, algunas imágenes radiográficas precisan una confirmación citológica o incluso histopatológica para confirmar que no se trata de un cáncer.

En el primerode los casos, estaríamos hablando de una citología por punción-aspiración con aguja fina (PAAF), que suele hacerse mediante control ecográfico para dirigir la aguja al lugar elegido o incluso si la zona a puncionar es palpable, sin siquiera la ayuda del ecógrafo. Evidentemente, para realizar esta exploración no se necesita otro utillaje que la aguja, la jeringa y, si acaso, el ecógrafo que mencionábamos.

En el segundo de los casos supuestos que le comentaba, la confirmación histopatológica se realiza mediante biopsia en quirófano; sin embargo sonar esta alternativa como muy dura, esta biopsia se suele realizar con anestesia local y en régimen de cirugía mayor ambulatoria (CMA), sin ingreso en clínica-hospital y con un postoperatorio de tan solo unas pocas horas. Con estas ventajas se minimiza el trauma quirúrgico que puede suponer para la paciente, pero tiene la desventaja de que si se confirma la malignidad del proceso, la paciente deberá regresar al quirófano en unos días para completar el tratamiento quirúrgico si es necesario. Por esta razón, en muchos centros todavía hoy se sigue planteando la llamada biopsia peroperatoria (o intraoperatoria), con resultado en unos pocos minutos (unos quince o veinte) y en función del hallazgo, se continúa con la cirugía que el caso precise.

Es nuestra obligación contarle que, no obstante haberle planteado las alternativas clásicas del diagnóstico de los nódulos mamarios (todo nódulo palpable debe ser puncionado en PAAF siempre), modernamente se están imponiendo en todo el mundo los procedimientos diagnósticos de la mamotomía y el ABBI. Sucintamente y para no alargarnos, consisten en una mesa radiológica en la que la paciente descansa en decúbito prono (boca abajo), con la mama problemática colgando por un agujero de dicha mesa que permite el abordaje radiológico en 360 grados porque el tubo de rayos X puede girar alrededor de dicha mama. Entre el tubo de Rayos X y la mama, el aparato, el mamotomo, tiene una pistola que permite extraer con la ayuda de un ordenador que digitaliza las imágenes y las simula en la pantalla, extraer cilindros de tejido en la zona de la mama que se desea biopsiar, cuando dicha zona se ve en las radiografías pero no se palpa o es de difícil acceso.
Publicidad

Es evidente que si en el caso de su madre el nódulo se palpa, se toca, está fácilmente accesible, nada de lo anterior sería preciso y debería puncionarse (PAAF) como siguiente medida diagnóstica. Si la citología confirmase la malignidad, cosa que deseamos que no ocurra, entonces no sería precisa la biopsia y podríamos ir directamente al quirófano con la propuesta de tratamiento definitiva (incluyendo la posibilidad de reconstrucción mamaria con prótesis o colgajos miocutáneos, etc.); le recordamos aquí que, al menos en nuestro medio, el 75% de los cánceres de mama llevan cirugía conservadora para el tratamiento, conservando la mama de la paciente.

En resumen, para concluir, permítanos resumir (con el riesgo de equivocación que todos los resúmenes tienen), que cuando hablamos de nódulos mamarios es preciso ser muy agresivos en el diagnostico, pero sin embargo y al tiempo, muy conservadores en el tratamiento con la mama; mayores agresividades locales no han demostrado a la larga, mayores tiempos de supervivencia a largo plazo pero sí mayores mutilaciones.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario