Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 1 Valoraciones

Mi mujer tiene artrosis de cadera y toma Sulfato de glucosalina ¿Existe otro tratamiento aparte de cirugía?

Pregunta

Mi mujer, de 62 años, tiene una artrosis de cadera. Lleva un año de tratamiento con Sulfato de glucosamina. No tiene dolores en reposo, aunque tiene la movilidad mermada. Es muy delgada ¿Tiene contraindicaciones el tratamiento con Xicil? ¿La mejorará? ¿Existe algún tratamiento alternativo que no sea quirúrgico?

Respuesta

El Sulfato de glucosamina tiene una serie de propiedades por las que ejerce una actividad beneficiosa en el cartílago, ayudando a nutrirse a este. No es un medicamento tóxico y los efectos adversos son muy poco comunes y muy bien tolerados, son fundamentalmente nauseas, pesadez, dolor abdominal, meteorismo, diarrea o estreñimiento, somnolencia o cefalea.
Publicidad

Para que el tratamiento sea efectivo, hay que tomarlo en períodos de 4 a 12 semanas, y repetirlo en intervalos de 2 meses.

Se suele recomendar este producto como mantenimiento para las artrosis, si bien en períodos en los que hay un dolor importante será más eficaz un tratamiento con antiinflamatorios.

Se utiliza este fármaco para tratar de impedir la evolución y, en algunos casos mejorar el dolor. Además de seguir tomando este medicamento puede ser útil realizar otras actuaciones que a continuación detallaré.
Publicidad

La artrosis de cadera es un fenómeno degenerativo que tiene diferentes grados y, dependiendo del grado de incapacidad y dolor, requiere diferentes tratamientos. Hay dos tipos de actuación:

1. Lo que el paciente puede hacer, que vamos a llamarlo medidas higiénicas, y que tienen como finalidad retrasar la progresión, mejorando lo que poco a poco se va organizando (contracturas musculares, pérdida de movilidad, falta de fuerza, etc.).
  • No sobrecargar en exceso a la articulación: No tener sobrepeso, no realizar actividades como la carrera, saltos, etc., no realizar grandes caminatas sobre todo soportando pesos (mochila, etc.).
  • Es beneficioso realizar movimiento sobre todo en descarga: bicicleta: si puede ser estática mejor, controlando la altura del sillín, de manera que al estirar la pierna quede un ángulo como de unos 10 ó 15 grados (sin estirar del todo). El tiempo recomendado depende del nivel de actividad física, y puede ir en progresión desde 2 o tres series de 5 minutos al comienzo, hasta unos 40 minutos. El nivel de carga debe ser ligero, que permita a la persona que lo realiza mantener una conversación mientras está haciendo el esfuerzo. Las sensaciones deben ser buenas, no provocando dolor ni durante, ni al acabar el ejercicio. Se puede comenzar haciendo este ejercicio a días alternos (un día sí, un día no).
  • Otro ejercicio que puede ser beneficioso puede ser la piscina. Se puede comenzar nadando un poco para entrar en calor (nunca a braza), y a continuación realizar ejercicio de pie en un lugar de la piscina donde le cubra poco, sujetándose en el borde de la piscina:
    • Apoyada en el borde, mover suavemente la pierna hacia delante, hacia atrás, y hacia los costados, sin notar dolor.
    • En un lugar donde le cubra hasta la cintura más o menos, andar hacia delante y luego hacia atrás, para fortalecer la musculatura.
Existen otros ejercicios que se pueden realizar con pesos para fortalecer un poco los músculos, pero que no se deben recomendar sin haber visto al paciente.

2. Lo que otros pueden hacer para mejorar esta situación, y que va desde tratamiento fisioterápico hasta la cirugía.

Puede ser útil ponerse en manos de un fisioterapeuta que ayude a movilizar la articulación mediante diferentes técnicas que estiran suavemente los músculos y los tejidos que, debido al dolor, el cuerpo no moviliza y poco a poco se van acortando cada vez más. Esto hace que la articulación vaya perdiendo más movilidad que la que realmente se pierde con la propia artrosis.

Se deben estirar todos los músculos que están alrededor de la cadera, y en concreto el cuadriceps (parte anterior del muslo), los flexores de la cadera (los que pasan por la ingle) los glúteos, un poco la parte baja de la espalda, y los isquiotibiales (los que están por la parte de atrás del muslo).

Además, se pueden hacer también maniobras de descoaptación, en las el fisioterapeuta tracciona del pie al paciente mientras este está en posición tumbada consiguiendo una tracción suave de la cadera que debe ser agradable para el paciente (nunca dolorosa).

El fortalecimiento de la musculatura y la activación de la articulación en descarga, pueden retrasar la evolución de la artrosis y mejorar los síntomas.

En caso de que los dolores sean importantes y disminuyan la calidad de vida es cuando puede estar indicada la intervención quirúrgica.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario