Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Mi nieto de 6 años con celiaquía se repitió los análisis tras 4 años y el médico le indicó abandonar la dieta sin gluten, pero ha recaído ¿Qué explicación hay?

Pregunta

A mi nieto de casi 6 años, se le diagnosticó celiaquía con 16 meses mediante análisis de sangre y biopsia.

Por indicación del especialista le hemos vuelto a llevar estos días pasados. Se le ordenó análisis de sangre antes de suspender su dieta habitual y, tras quince días de ingerir gluten, nuevo análisis y biopsia. Los resultados obtenidos fueron muy esperanzadores. Hasta el extremo de que el especialista opinó estar seguro que el niño estaba bien y que podía continuar ingiriendo gluten.

Dos semanas más tarde, es decir al mes de comer con gluten, el niño ha vuelto a la intolerancia (cacas mal formadas y blanquecinas, inapetencia total , pérdida de peso, abdomen un poco inflamado, dolores en el vientre, etc.) Se realizó una nueva analítica pedida por su pediatra y vuelta inmediata a la dieta.

Ha transcurrido un par de semanas y el niño ha mejorado, aunque sigue inapetente.

¿Puede curarse un celíaco? ¿Puede desaparecer o minimizarse sensiblemente la intolerancia al gluten, en el transcurso de los años? Si no es así, ¿Por qué el especialista le ha vuelto a repetir a los seis años la analítica y, sobre todo la biopsia?

Respuesta

Voy a intentar de forma resumida repasar la situación actual y la opinión más generalizada respecto a la celiaquía.

La enfermedad celiaca parece tratarse de una respuesta anormal de nuestro sistema inmunitario a una proteína que está presente en diversos cereales y que se llama como usted conocerá el gluten (fundamentalmente a la gliadina de este compuesto).

Dicho sistema inmune organiza una serie de respuestas inflamatorias que en definitiva alteran el revestimiento mucoso del tubo digestivo provocando una alteración del mismo tanto desde el punto de vista físico como funcional provocando una serie de síntomas y una malabsorción de los nutrientes que pueden tener sus repercusiones a corto y largo plazo. Esta proteína curiosamente no se encuentra ni en el arroz ni en el maíz. Como el proceso no está del todo claro, se ha relacionado en la producción de este trastorno a diversas causas como las genéticas (como muchas otras enfermedades de causa no bien conocida y se ha visto que existen una serie de genes HLA DQ2 o DQ8, que no tienen ninguna trascendencia desde el punto de vista terapéutico) como también se ha relacionado con factores ambientales (infecciones virales en la que la cubierta de dichos virus remeda la proteína gliadina) etc.
Publicidad

Respecto al punto de vista clínico la forma de presentación puede ser muy variable, por eso es tan difícil el diagnóstico y alabo la actitud de sus médicos pues se suele necesitar un alto índice de sospecha para su diagnóstico. Lo más normal es que los síntomas se desarrollen en la infancia provocando, si no se corrige, problemas de malabsorción que condicionan alteraciones en el desarrollo normal del niño. En muchas ocasiones dichos síntomas pueden mejorar en la adolescencia y reaparecer hacia los 35 años. En otras ocasiones los síntomas aparecen en la vida adulta.

El diagnóstico va a consistir en la existencia de una malabsorción, y algunas alteraciones que se encuentran en la biopsia de los tramos iniciales del intestino delgado y sobre todo con la respuesta a la dieta exenta de gluten. Hay una serie de análisis como los anticuerpos antigliadina, que seguramente le habrán realizado, que no tienen la certeza diagnóstica que presentan los antiendomisio frente a la transglutaminasa presente en el tejido intestinal. Pido disculpas por la terminología pero las cito porque son unos análisis muy específicos del proceso celiaco. Pues bien, una vez sospechado/confirmado el diagnóstico el tratamiento consiste en la exclusión estricta del gluten de la dieta que, como usted habrá comprobado, es más difícil de lo que parece ya que la presencia de estas sustancias en los alimentos es muy común. De cualquier forma se ha avanzado mucho en las tiendas de dietética y supermercados de grandes superficies con el etiquetado y la elaboración de productos libres de gluten.
Publicidad

Así mismo, por esa alteración de la mucosa del intestino provocada por la reacción inmune que comentábamos al principio, existen otros mecanismos reguladores de la absorción que se pueden ver afectados, como por ejemplo el sistema enzimático que regula la absorción de las proteínas de la leche (disacaridasas de las vellosidades presentes en el intestino que provocan una deficiencia de lactasa) con lo que en numerosas ocasiones y, sobre todo al comienzo, se indica la supresión conjunta de los lácteos y derivados. Con estas medidas los síntomas suelen revertir en unas pocas semanas. Si no lo hacen hay que reevaluar la dieta y su cumplimiento o indicar otros estudios de malabsorción. El tratamiento en principio debiera de ser de por vida no obstante es necesario realizar nuevas biopsias de intestino para evaluar la mejoría sin el gluten y si esto fuera difícil utilizar otros medios como tests de absorción o análisis de grasa en las heces.
Publicidad

El pronóstico es excelente con la dieta y las alteraciones nutricionales que se puedan haber producido se corrigen de forma fácil con la realimentación. Es muy difícil que un paciente con gluten no responda al tratamiento en cuyo caso habría que recurrir a algún fármaco.

Así mismo, son raras las complicaciones graves que, como en todo proceso pudieran producirse.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario