Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Mi novia tiene un condiloma diagnosticado hace tres años y, aunque tiene revisiones, no ha recibido ningún tratamiento ¿Es correcto?

Pregunta

Mi novia tiene un condiloma en el cuello del útero (no sé qué tipo), diagnosticado desde hace poco más de tres años. Mi pregunta es: ¿Todos los tipos de condiloma tienen tratamiento eficaz? En tal caso, ¿Cuáles son las consecuencias de dicho tratamiento?

A lo largo de este tiempo ha tenido revisiones periódicas en las que se aprecia que no ha crecido, pero ante el riesgo de que degenere en cáncer, ¿No sería conveniente que se le tratara cuanto antes? Nuestra relación empezó después del diagnóstico.

Respuesta

La pregunta que usted nos plantea es difícil de responder sin más datos que los que nos aporta; lo decimos porque detrás de un condiloma suele haber una lesión citológica de muy diferentes variables, de muy distintos grados y el abordaje clínico puede diferir de forma rotunda.

Además, el ginecólogo de su novia le habrá practicado en este caso una colposcopia que es una exploración totalmente indolora, sin daño alguno para la paciente, que consiste en mirar el cuello del útero con un microscopio clínico en vez de con el ojo desnudo, para amplificar las imágenes y poder tomar decisiones con más datos. Esa exploración se repite con la periodicidad que aconseje el caso, semestral o anualmente, o incluso a veces de forma trimestral, junto a la toma citológica para comprobar la evolución seguida por el caso. En esta colposcopia que le comento, el ginecólogo practica también un test de Schillër tiñendo el cuello con un producto llamado lugol, también absolutamente sin ningún riesgo, gracias al cual puede dirigir la biopsia, caso de necesitarla.

Por fin, el análisis de la presencia del virus del HPV (virus del Papiloma Humano) y del serotipo que su novia pueda tener (los realmante peligrosos pero solo a medio plazo, son los serotipos 16, 18 sobre todos, 31, 33, 45, entre otros), ayuda finalmente en la toma de las decisiones finales.

Como ve el diagnóstico puede ser complejo y precisar bastantes pruebas; de cualquier forma, la observación armada puede ser una actitud perfectamente correcta si la lesión citólógica que su novia tiene es tan solo un LG-SIL o low SIL de la literatura inglesa en la terminología americana de Bethsda, aceptada internacionalmente (lesión intraepitelial del epitelio escamo-columnar de bajo grado). En este sentido, le recordamos que el 80-90% de todos los LG-SIL regresan espontáneamente, solo merced a las propias defensas del sistema inmune de su chica en la medida que la carga viral va disminuyendo y si no se producen otras circunstancias que aconsejen mediar de otra forma.

Así pues, tranquilícese y tranquilice a su novia: hoy conocemos perfectamente la historia natural del cáncer de cérvix, de cuello, y si su ginecólogo ha optado por la observación expectante, seguro que tiene datos suficientes para justificar la actitud aunque usted lo desconozca; la inacción a veces esconde prudencia y eso en medicina es una virtud.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario