Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Mi seminograma indica que solo un 5 por ciento de los espermatozoides están en condiciones óptimas ¿Qué debemos hacer?

Pregunta

La consulta que quiero realizarles tiene que ver con la dificultad que estamos encontrando mi mujer y yo a la hora de concebir un hijo.

Estamos realizándonos pruebas y éstas han arrojado un resultado correcto en las pruebas realizadas a mi mujer. Pero con referencia a las pruebas que me realizaron a mi (seminograma), vieron muy poca actividad en los espermatozoides, (parece ser que solo un 5% estaban en condiciones normales de actividad). Así, el siguiente paso a realizar es otro seminograma, para contrastar la veracidad de la prueba. Así también me han sugerido visitar a un urólogo.

Dado ya el tiempo que ha pasado (más de 2 años de desencantos mensuales), nos gustaría consultarles qué podríamos seguir haciendo ¿Qué tratamiento debería seguir para aumentar la actividad de los espermatozoides? ¿A qué especialista debería visitar?

Respuesta

Dado la escasa información disponible, solo podemos referirnos a lo que usted nos ha precisado, escasa movilidad de espermatozoides. Por ello, la información que le remitimos debe ser leída con cautela ya que, para la valoración correcta sería necesario tener todos los datos. Puede usted consultar con un especialista en fertilidad .

Se considera normal cuando el 50 % de los espermatozoides o más presentan una movilidad progresiva rápida (categoría a). La disminución de la movilidad se denomina astenozoospermia, puede ser un hallazgo aislado en el espermiograma o acompañarse de alteraciones en la concentración y morfología normal de los espermatozoides (que es lo más común), en este último caso indica un daño global de la espermatogénesis.
Publicidad

La disminución de la movilidad espermática tiene múltiples causas que no son posibles diagnosticar por el simple análisis seminal y en la mayoría de los casos, tampoco es posible establecer un pronóstico por este examen. Se considera que es menos probable que un hombre sea fértil si tiene menos del 40 % de espermatozoides con movimiento lineal progresivo, pero no existe una relación directa entre el porcentaje de espermatozoides móviles y la fertilidad potencial de un individuo.

En su caso el mayor problema para un nuevo embarazo sería la movilidad baja. Esto puede resultar en una incapacidad de éstos para alcanzar el óvulo desde la vagina. Cuando nos encontramos ante esta situación y realmente el embarazo no se produce, una de las primeras soluciones terapéuticas consiste en recurrir a la inseminación artificial como método más sencillo para lograr un embarazo. Este método consiste en depositar el semen, no mediante el coito, sino artificialmente, en la vagina de la mujer, en el cuello del útero o en el interior del mismo. Con la inseminación intrauterina se obtiene la mejor tasa de embarazo, entre el 20-25% de probabilidades de embarazo por intento. Se recomiendan 5 ciclos consecutivos de inseminación artificial para agotar las probabilidades de éxito.
Publicidad

Una vez lograda la fecundación, el desarrollo del embarazo es normal, el riesgo de presentar un aborto, parto prematuro o un bebé con una malformación congénita es el mismo que en un embarazo obtenido por coito vaginal.

Para incrementar el porcentaje de éxito se recomienda aumentar la cantidad de óvulos en el tracto genital femenino estimulando los ovarios con medicamentos que inducen ovulación múltiple (estimulación ovárica). El seguimiento folicular indicará el momento de la ovulación y el día óptimo para la inseminación.

En la inseminación homóloga, la muestra de semen se obtiene por masturbación el mismo día en que se va a realizar la inseminación. Se recomienda a la pareja una abstinencia sexual en los 3 días previos con el objeto de maximizar la calidad de la muestra seminal en número y calidad de los espermatozoides.

La técnica de capacitación espermática se selecciona según la calidad de la muestra de semen. Tiene una duración hasta de 2 horas y debe iniciarse a los 30 minutos después de obtenida la muestra. Cuando la muestra está lista para la inseminación se deposita en un catéter especial conectado a una jeringa; la paciente se coloca en posición ginecológica, se aplica un espejo vaginal estéril para localizar el cérvix (igual que en una exploración vaginal de rutina) y por su orificio se introduce el catéter hacia el interior del útero y se deposita el semen capacitado (inseminación intrauterina). El catéter se retira lentamente y se deja a la paciente en reposo 20 minutos, concluyendo así el procedimiento. Se indica reposo relativo al día siguiente y coito vaginal. Se recomienda administrar algún medicamento progestágeno para ayudar a la implantación del pre-embrión.

La inseminación artificial presenta un índice muy bajo de complicaciones y éstas pueden ser: dolor cólico, sangrado escaso que cede espontáneamente horas después de la inseminación, náuseas y vómitos, infección pélvica cuando hay antecedentes de hidrosalpinx o cuando hay infección cérvicovaginal activa.

Las contraindicaciones para realizar una inseminación artificial homóloga son: incompatibilidad a Rh, ser portador de un enfermedad hereditaria, ser portador del virus del SIDA, tener una enfermedad crónica degenerativa (diabetes, hipertensión severa, etc.) descontrolada, presentar cáncer o estar bajo tratamiento con radioterapia, quimioterapia o citostáticos, cursar con una infección genital activa, tener contraindicación para un embarazo por razones médicas o psiquiátricas, no aceptación por uno de los miembros de la pareja.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario