Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 6 Valoraciones

¿Puede el reflujo ser el causante de una faringitis crónica seca?

Pregunta

Padezco desde hace unos años faringitis crónica seca sin saber realmente aún cuál es la causa que lo produce. Últimamente he empeorado y he notado además, molestias estomacales.

Tras consultar con el otorrino, me ha indicado la posibilidad de que todo pueda ser producido por reflujo.

¿Es posible que este reflujo provoque o sea el causante del empeoramiento de la faringitis crónica seca?

Respuesta

La faringitis crónica es un síndrome que puede obedecer a multitud de causas por sí solas o a una combinación de parte ellas. Durante los últimos años se ha venido demostrando que uno los factores más frecuentes es el reflujo, tanto el gastroesofágico como el laringofaríngeo, que constituyen dos entidades distintas con un mismo tratamiento médico.

Cuando comemos, los alimentos descienden por el esófago para llegar al estómago donde reciben ácido y pepsina (una enzima digestiva) para poder ser digeridos. El esófago tiene dos esfínteres o cierres, que ayudan a mantener los alimentos en el estómago, uno superior en su unión con la garganta, y otro inferior en la unión con el estómago. El reflujo aparece cuando estos esfínteres fracasan en su cometido, no evitando que el contenido gástrico ascienda por el esófago.

El reflujo gastroesofágico se refiere a una cantidad anormal de reflujo estomacal a través del esfínter inferior hacia el esófago. Si el reflujo asciende por el esfínter esofágico superior hacia la garganta, hablamos de reflujo laringofaríngeo, y puesto que las estructuras de la zona baja de la garganta (faringe, laringe e inicio de pulmones) son mucho más sensibles a la acidez estomacal y las enzimas de la digestión, pequeñas cantidades de reflujo provocan síntomas locales como son problemas de voz, tos (incesante) crónica, carraspera frecuente, dolor o sensación de estorbo, sensación de nudo, problemas al tragar, sabor malo o amargo o mal aliento especialmente por las mañanas, síntomas de asma, dolor referido de oído, goteo postnasal, y dificultad para cantar (especialmente las notas altas).

Pocos pacientes con reflujo laringofaríngeo padecen de ardores, que es lo que se manifiesta cuando se irrita el esófago. La mayoría de los acontecimientos de reflujo que pueden dañar a la garganta suceden sin que el paciente sepa que están ocurriendo.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario