Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

¿Qué es la aterosclerosis?

Pregunta

Quisiera información referente a la aterosclerosis y si existe cura al respecto.

Respuesta

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido que la aterosclerosis es la enfermedad epidémica más preocupante en el mundo occidental, ya que sus principales manifestaciones, relacionadas con la cardiopatía isquémica (CI) y las enfermedades cerebrovasculares (EVC) tienen una altísima tasa de morbimortalidad.

Se ha calculado que si fuera posible eliminar la CI y sus consecuencias en conjunto, el promedio de sobrevida de una población aumentaría en 7,5 años en los hombres y 9 en las mujeres, lo cual es superior al impacto combinado del cáncer, traumatismos y afecciones respiratorias sobre las tasas de mortalidad.
Publicidad

Por otra parte, el costo económico que tienen estas afecciones (que requieren en general alta tecnología diagnóstica y terapéutica) sobre los sistemas de salud y por ende, en los gastos estatales y privados, justifican ampliamente el esfuerzo de los médicos y las instituciones dirigidos a la prevención.

En la última década, las cifras de morbimortalidad tienen una tendencia a la disminución en todo el mundo, en parte debido a los avances tecnológicos, pero también por las campañas de prevención que se han iniciado.

El concepto de aterosclerosis como una alteración vinculada a los procesos de envejecimiento natural de las paredes arteriales, que se inicia en edad temprana de la vida y progresa inexorablemente debe ser modificado. En las últimas décadas, se han acumulado evidencias suficientes (de autopsias, clínicas y experimentales) que permiten afirmar que el desarrollo de la placa de ateroma y su progresión es un proceso altamente complejo, multifactorial, que puede iniciarse incluso en la infancia en personas susceptibles, ser detenido o enlentecido en su progresión e incluso retroceder. Se han publicado un conjunto de estudios cuyo objetivo era demostrar la disminución de la progresión de la aterosclerosis y el aumento de la regresión de la misma con tratamientos que descienden el colesterol.
Publicidad

En todos ellos se utilizó la cineangiocoronariografía cuantitativa como criterio evolutivo de la afección, realizando una al ingreso del estudio y otra de control después de los dos años de iniciado el mismo. Se observó una menor progresión y mayor regresión de la aterosclerosis en este conjunto de ensayos.

Estos estudios se realizaron con un número limitado de enfermos, por lo que los eventos clínicos no se modificaron en forma demostrable. Este hecho estimuló el desarrollo de estudios con un número significativo de pacientes en que los puntos finales fueron eventos clínicos. El primer estudio que demostró un descenso significativo de infarto de miocardio y muerte fue el 4 S (Scandinavian Simuastatin Survival Study). La disminución del número de infartos observada en estos dos estudios se atribuye a una estabilización de la placa ateroesclerótica en la que disminuye su contenido lipídico sin modificar el componente fibroso, por lo cual, tiene menor tendencia a romperse y originar los episodios de infarto de miocardio o angina inestable.
Publicidad

En relación a lo antedicho, el esfuerzo de la medicina en los últimos años se ha dirigido a la identificación de los llamados factores de riesgo para aterosclerosis. Se denominan factores de riesgo, para una determinada enfermedad "aquellos hábitos, características o anormalidades asociadas a un franco incremento (más del 100%) de la susceptibilidad para su desarrollo" (Stamler 1967). Es decir que la existencia de uno o más de estos factores en un individuo, lo lleva en una altísima proporción de casos a presentar manifestaciones clínicas vinculadas con la progresión de la enfermedad (en este caso la aterosclerosis).

El conocimiento de los factores de riesgo deriva de los estudios longitudinales, en los que se toma una población sana en la etapa inicial, se estudian los diferentes factores presuntamente vinculados con la enfermedad y se controla el grupo con exámenes periódicos y la aparición de los cuadros clínicos vinculados con la aterosclerosis (IAM, muerte súbita, etc.). El más conocido y punto de referencia es el estudio de Framingham que se inició en 1948 y aún continúa. De su análisis ha surgido el concepto de factores de riesgo no modificables, como son el sexo, la edad y los antecedentes familiares. Estos últimos traducen la posibilidad de una disposición genética que puede manifestarse a distintos niveles (susceptibilidad del endotelio, dislipemias familiares, etc.). Si bien sobre estos factores el médico no puede actuar, sirven para identificar un grupo de mayor susceptibilidad para la aterosclerosis. De mayor interés es el reconocimiento de los factores de riesgo modificables, ya que sobre ellos se centrarán las estrategias preventivas.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario