Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 1 Valoraciones

¿Qué es la blefaritis y cómo se trata?

Pregunta

Quisiera saber qué es la blefaritis y cuáles son sus causas y qué tratamiento sigue.

Respuesta

La blefaritis, referida como párpados escamosos debido a su apariencia, es simplemente una inflamación de los bordes externos de los párpados donde se originan las pestañas.

Esta es una enfermedad común que nunca desaparece totalmente, pero puede ser controlada con tratamiento. Para mantenerla bajo control, usted deberá dedicar tiempo y esfuerzo. Si usted no lo hace, probablemente el problema recurrirá, por lo que se conoce comúnmente como blefaritis crónica.
Publicidad

La blefaritis se caracteriza por la formación de escamas entre las pestañas que muchas veces caen dentro de los ojos, produciendo una sensación de que hay algo dentro de ellos. También los ojos se ven rojos. Los bordes de sus párpados permanecerán enrojecidos la mayor parte del tiempo, dando la impresión de que ha estado llorando. Muchas veces pican, dándole deseos de rascarse y de remover las escamas para tratar de aliviar el picor.

La blefaritis es causada por un sinnúmero de organismos infecciosos, aunque en la mayoría de los casos puede estar relacionada la seborrea, una condición de la piel y el cabello mejor conocida como caspa. Esto no es causado por la necesidad de usar lentillas, aunque muchas personas que no usan lentillas tienden a frotarse más los ojos, lo que contribuye a infecciones en los párpados. La blefaritis por si sola no afecta la visión.
Publicidad

Las superficies externas e internas de los párpados deben ser examinadas con una lámpara de hendidura (bajo un microscopio especial). Muchas veces, se envían muestras de las escamas al laboratorio para ser analizadas, aunque la condición es tan común que el diagnóstico casi siempre es aparente con tan sólo examinar los párpados y el cuero cabelludo.

Tratamiento:

1. Lávese las manos con agua y jabón, enjuágueselas y séquelas bien.

2. Mirándose en el espejo, humedezca un aplicador con punta de algodón con agua tibia (añadiéndole unas gotas de champú de bebe si ha sido prescrito) y suavemente cepille y limpie todas las áreas escamosas de los párpados y las pestañas. No se limpie las escamas con sus dedos, pues esto aumenta el riesgo de infección. Sea cuidadoso de no rasparse el ojo accidentalmente con el aplicador.

3. Cuando se haya removido todas las escamas:

a. Póngase dos gotas del medicamento prescrito en cada ojo. No remueva el exceso que sale fuera del ojo. Con otro aplicador con punta de algodón, frótelo suavemente por los bordes de los párpados y las pestañas. Deje que se seque y no lo remueva en todo el día. No se lave los párpados.

b. Si le han recetado un medicamento en ungüento, frote una pequeña capa en la orilla interna del párpado con un algodón en la noche antes de acostarse. Repita el procedimiento 2 o 3 veces al día por 7 a 10 días. Como las gotas pueden contener un compuesto de Cortisona (esteroide) junto con el antibiótico, es importante que no las use por más tiempo del que le haya sido prescrito. Esas gotas pueden causar efectos secundarios muy serios, por lo tanto, deben ser usadas estrictamente según las indicaciones de su médico.

No use máscara o delineador mientras esté en tratamiento. Cuando haya desaparecido la blefaritis, puede volver a usarlos aunque estos deben ser nuevos.

La mayoría de las personas que tienen blefaritis relacionada con caspa se benefician de tratar el cuero cabelludo a la misma vez. Si le han recetado champú anti-seborreico, úselo en su cuero cabelludo (siga las indicaciones de la etiqueta) el día que comience su tratamiento para los párpados y luego una semana más tarde. Si tiene escamas en las cejas, aplique el champú a las cejas también. No use champú en sus pestañas y sea muy cuidadoso de que no caiga en sus ojos. Cuando ya no tenga más escamas, usted puede evitar recurrencias futuras continuando el uso del champú, por lo menos una vez al mes. Si ha estado usando vaselina o cualquier ungüento de petrolato en el borde de sus párpados, debe dejar de hacerlo. Aunque parezca beneficioso al principio, también contribuye a la formación de escamas.
Publicidad

Si su blefaritis es severa, puede recetársele un tratamiento con antibióticos orales (Tetraciclina) por una o dos semanas.

En muchas ocasiones, la blefaritis crónica no mejora con ningún tratamiento prescrito. En ese caso, todo lo que se puede hacer es tratar de controlarla removiendo las escamas todos los días con agua tibia y un algodón. Debe evitarse que se acumulen las escamas para así evitar que sus ojos estén irritados crónicamente.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario
Publicidad