Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 2 Valoraciones

¿Qué es la esclerosis múltiple y cómo se trata?

Pregunta

Quisiera información sobre la esclerosis múltiple: causa, tratamiento, síntomas...

Respuesta

La esclerosis múltiple (EM) es una de las enfermedades más comunes del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). La EM es una afección inflamatoria desmielinizante.

La mielina es una materia grasa que aísla los nervios, actuando como la cobertura de un cable eléctrico y permitiendo que los nervios transmitan sus impulsos rápidamente. La velocidad y eficiencia con que se conducen estos impulsos permiten realizar movimientos suaves, rápidos y coordinados con poco esfuerzo consciente. En la esclerosis múltiple, la pérdida de mielina (desmielinización) va acompañada de un trastorno en la capacidad de los nervios de conducir impulsos eléctricos al y del cerebro, y esto produce los diversos síntomas de la EM. Los puntos donde se pierde mielina (placas o lesiones) aparecen como zonas endurecidas (tipo cicatriz). En la esclerosis múltiple, estas cicatrices aparecen en diferentes momentos y en diferentes zonas del cerebro y de la médula espinal; la expresión esclerosis múltiple significa, literalmente, episodios que se repiten varias veces. Las causas son desconocidas
Publicidad

Ante la presencia de un brote de suficiente severidad, generalmente se recomienda la toma de cortisona en algunas de sus formas de administración: oral, intramuscular o endovenosa. Esta última se realiza por medio de suero en un medio hospitalario. No debe autotratarse. La forma de administración o su indicación siempre son criterio de su especialista, sea en el caso de la cortisona o en el de cualquier otro medicamento que se prescriba con la intención de alterar la actividad de base de la forma de la esclerosis múltiple (EM) que usted padezca.

Disponemos de una gran cantidad de medicamentos y de terapias capaces de mejorar muchos de los síntomas asociados con la EM. Es por ello que estos tratamientos se denominan sintomáticos. Muchos especialistas los consideran la base del tratamiento que puede actualmente ofrecerse a los afectados. Si mantiene un contacto periódico con su neurólogo, éste le sugerirá cuándo y cómo se deben de tratar los síntomas que a usted le preocupan.
Publicidad

Cada vez se confiere más importancia al papel, dentro de la rehabilitación, del apoyo y mantenimiento de los afectados por la EM y sus familias. También contribuye a la superación de las consecuencias después de tener un brote de EM y ayuda a adaptarse e integrarse de nuevo en la vida socio-laboral.

La rehabilitación se entiende como el conjunto de servicios médicos y paramédicos que funcionan en equipo de forma coordinada. Estos equipos analizan los problemas médicos, laborables, sociales o familiares secundarios al padecimiento de una EM y establecen objetivos de tratamiento según las disponibilidades cientifico-terapéuticas o de apoyo psicosocial.

Los profesionales de la salud que se pueden ver implicados comprenden neurólogos, urólogos, rehabilitadores, psiquiatras, neuropsicólogos, trabajadores sociales, psicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y personal de enfermería especializado. Cada fase evolutiva requiere un tipo específico de asistencia que quizás se limite a controles regulares a criterio de su neurólogo.

Aunque aún no disponemos de un medicamento capaz de curar la EM, ello no significa que no tenga tratamiento. En el complejo proceso de asistir la problemática relacionada con esta enfermedad, todos los esfuerzos son pocos. Los recursos asistenciales de todos los países tienen sus límites. La tendencia actual es la de englobar en el concepto de tratamiento todos los recursos de apoyo disponibles, dirigidos a mejorar la calidad de vida de los afectados por EM y sus familias.

Es elevada la eficacia de administrar interferón beta 1-b por vía subcutánea para tratar las formas remitentes de EM. Estas se caracterizan por la presencia de brotes. Este tratamiento puede disminuir el número de brotes así como su intensidad. También reduciría el área de daño producido en la mielina (sustancia blanca) por la EM. Lamentablemente, el interferón beta 1-b no consigue atajar la progresión de la EM y no constituye aún el tratamiento capaz de curarla. Sin embargo, la demostración de que su administración puede alterar la evolución natural de esta enfermedad, supone un notable avance científico que permite aventurar modalidades de este tratamiento más eficaces en el futuro.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario