Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

¿Qué es la luxación congénita de cadera?

Pregunta

En una ecografía abdominal se me ha detectado y cito textualmente: 'buena diferenciación córtico-medular de ambos riñones, objetivando a nivel renal izquierdo imagen ecogénica sugestiva de angiomiolipoma de 1cm. No existen signos de uropatía obstructiva'. También tengo 'incremento de la ecogenicidad hepática por moderada esteatosis' (hace dos años en otra ecografía no indicaba nada del angiomiolipoma, sí de la esteatosis.)

Además, si sirve de referencia en una analítica tengo:

  • Eosinófilos 5.6 (0.0-4.0)
  • Neutrófilos segmentados 34.5 (50.0-70.0)
  • Linfocitos 52.3 (0.0-40.0)
  • Creatinina 0.8 (0.9-1.5)
  • GPT (ALT) 61 (0-41)
El resto de la analítica está en valores normales.

La pregunta es la siguiente: ¿Cuánto de grave es esto? ¿Qué tratamiento debo seguir para el angiomiolipoma? ¿Se debe operar? ¿Cree que sólo con la ecografía se puede detectar o puede ser algo más grave? ¿Debo hacerme otro tipo de prueba? ¿Al tener las transaminasas GPT altas indican algo? ¿El tema del hígado graso qué complicaciones puede tener?

Mido 1.78 y peso 88kg, ¿debo bajar de peso?

Respuesta

Aproximadamente el 1% de los recién nacidos presenta displasia de cadera. Es más frecuente en niñas, siendo el lado izquierdo el que se ve afectado con más frecuencia.

El pediatra, en el control neonatal, realiza determinadas maniobras con las piernas y caderas del niño (Ortholani y Barlow), valora la longitud de los miembros inferiores del niño y compara la forma de los mismos, asocia los antecedentes (nacimiento de nalgas, sexo del bebé, etc.), llegando al diagnóstico clínico de la displasia de cadera.

Según los hallazgos clínicos, el pediatra puede solicitar estudios del tipo radiológico (la ecografía de caderas es bastante específica para el diagnostico en los primeros días o meses de vida). Las radiografías de caderas pueden ser útiles, pero hay especialistas que consideran que hasta el cuarto mes de vida pueden surgir con este tipo de estudios muchas dudas, ya que antes de esa edad no se ha desarrollado del todo el centro secundario de osificación de la cabeza femoral.
Publicidad

Si no se detecta y trata la displasia de cadera pueden surgir complicaciones en el futuro como osteoartritis, dolor, marcha anormal, diferencia de longitud de los miembros inferiores del niño, menor agilidad, etc.

Durante el primer semestre de vida y en los niños que presenten las características detalladas, el tratamiento consiste en reducir la cabeza del fémur al interior del acetábulo, por medio del arnés de Pavlik, que es un método inocuo y bien tolerado por los bebés. La duración de este tratamiento es variable, pero bastan unas seis semanas para una buena respuesta. En los niños de más edad se realizan yesos especiales y hasta cirugía traumatológica si el cuadro lo impone.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario
Publicidad