Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 1 Valoraciones

¿Qué tratamiento requieren los quistes en ovario?

Pregunta

¿Cuál es el tratamiento ideal para los quistes de ovario?

Respuesta

La poliquistosis ovárica es una patología en la que las pacientes presentan más folículos en los ovarios de lo normal y se diagnostica cuando el número de éstos excede de ocho.

Los quisten aparecen o se relacionan con una complicada alteración de las hormonas responsables del ciclo sexual femenino, la ovulación, el embarazo... y como organismo complejo que somos, la alteración de este grupo hormonal (que son las hormonas sexuales femeninas) suele o puede acompañarse de problemas a otros niveles, relacionados con otras hormonas.

En principio, los ovarios son órganos que segregan hormonas sexuales femeninas (estrógenos) cuando el cerebro se lo ordena. Estas hormonas posibilitan que la mujer ovule y en caso de embarazo, que éste siga adelante. Además, dotan a la mujer de sus caracteres sexuales secundarios (esto es, crecimiento de las mamas, distribución del vello corporal distinto al del hombre...).

Los estrógenos se encuentran en equilibrio con los andrógenos, que son hormonas sexuales masculinas que dotan al hombre de sus características sexuales secundarias. Ambos sexos tienen de los dos tipos de hormonas, lo que cambia es cuál predomina en cada sexo.

La poliquistosis ovárica es sin ninguna duda la causa de infertilidad más observada en mujeres que no ovulan; los ovarios no segregan una cantidad suficiente de estrógenos, por lo que el equilibrio se rompe y la mujer presenta problemas para ovular, para menstruar, quedarse embarazada... y a otro nivel puede aparecer mayor cantidad de vello corporal y en la cara (hirsutismo, el ovario poliquistico es una de las causas más frecuentes de hirsutismo).

Los síntomas que se presentan son numerosos y entre los que aparecen más frecuentemente se encuentran la falta de regla (amenorrea), la obesidad y el exceso de vello (hirsutismo) y suelen presentarse a partir de la pubertad.

No se conoce la causa que lo produce con exactitud pero se asocia a la forma del ovario y a una excesiva producción de andrógenos. También parece tener cierto caracter genético ya que se observa de manera frecuente en varios miembros de una familia.

No existe un tratamiento efectivo dirigido al origen real, pero existen una cantidad de protocolos que tienen la intención de romper con el círculo vicioso de esta reacción en cadena. La lista de tratamientos es en general sintomática, depende de las necesidades de la paciente y su situación clínica, tratando en algunas los signos dermatológicos inaceptables del hiperandrogenismo (acné e hirsutismo), en otras la infertilidad y en todas constituye una premisa, minimizar el riesgo de complicaciones ginecológicas o no ginecológicas.

Una primera gran división en la elección de la terapia puede ser el deseo o no de fertilidad. Las pacientes que si la desean pueden ser tratadas con éxito por medio de distintos métodos para inducir la ovulación. Dado la extensión del tema no los mencionaré y si está interesada, me escribe para que se los mande, pero es mejor que los comente con su Ginecólogo.

Par las pacientes que no la desean, se trata la regulación del ciclo menstrual, la supresión del hiperandrogenismo, uso de progesterona para oposición si no tiene abundante clínica de hiperandrogenismo y provisión de anticoncepción si es necesario, ya que el riesgo de concepción en una mujer que no desea la fertilidad no es un argumento lógico contra la reversión temprana del sistema hipotálamo-hipofísis-ovario acíclico; estas pacientes podrían someterse a inducción de la ovulación (aunque no constituye el tratamiento de elección en estos casos) para lograr la ciclicidad y recibir el mismo asesoramiento antigestacional que las mujeres con ciclos ovulatorios normales; en última instancia esto dependerá de la paciente y del profesional que guíe su tratamiento.

El tratamiento de elección (si no está interesada en concebir como se ha aclarado) es la combinación de Acetato de Ciproterona (progesterona sintética con efecto tanto antigonadotropo como antiandrogénico) con Etinilestradiol , ésta logra la supresión del hiperandrogenismo con la mejoría de síntomas clínicos y la normalización de las alteraciones hormonales.

La resección en cuña de los ovarios (realizada desde 1906) restablece menstruaciones, lográndose tasas de embarazo aceptables. No siempre los resultados son permanentes. Su mecanismo de acción no está claro y acarrea el riesgo de generar adherencias que comprometen la fertilidad futura por agregado de un factor mecánico de infertilidad.

Diatermia ovárica por laparoscopia: basada en el principio de poder lograr los mismos efectos de la resección en cuña evitando la lesión mecánica.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario