Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 6 Valoraciones

¿Qué tratamientos son efectivos para la alopecia androgénica?

Pregunta

Mi pregunta va con respecto a la caída del cabello o alopecia androgénica. Quisiera saber qué es bueno para eso y qué medicamentos existen ahora para prevenirla.

Respuesta

La alopecia androgenética es la alopecia más importante dada su gran frecuencia. Es la forma más común de pérdida del cabello y forma parte de nuestro fenotipo genético. Es tan frecuente este tipo de alopecia que se ha llegado a decir que los que no la desarrollan son una minoría.

La influencia de los andrógenos sobre la caída del cabello era ya conocida en la antigüedad. Los griegos sabían que los jóvenes castrados antes de la pubertad no desarrollaban la alopecia androgenética a pesar de su historia familiar. Sin embargo, los jóvenes castrados después de la pubertad si la podían desarrollar. Una vez que los folículos han sido expuestos a los andrógenos son condenados a ser sensibles a éstos y la alopecia se puede desarrollar. Se conoce como androgenética por la influencia de los andrógenos en su etiología.

El proceso sucede de forma progresiva a partir de la adolescencia y durante toda la vida. A partir de la adolescencia, por efecto de la dihidrotestosterona sobre el folículo pìlosebáceo, se va produciendo la atrofia del cabello y una hipertrofia de la glándula sebácea. Se produce primero una miniaturización del cabello. En los nuevos ciclos capilares, el cabello es cada vez más corto y fino, en relación con las áreas no afectadas. No se desarrolla en todos los folículos al mismo tiempo, unos se afectan más que otros. Se produce una disminución de la densidad del cabello.

La dihidrotestosterona procede de la testosterona y es necesaria la intervención de la 5-alfa-reductasa en los folículos pilosos de estos folículos, esta enzima es la clave del proceso. Es necesaria también la intervención de la testosterona circulante, que aumenta a partir de la adolescencia en mayor medida en el hombre y en algunas patologías en la mujer. La unión de los andrógenos a los receptores del folículo produce una alteración en la trascripción de proteínas y en la actividad de genes celulares, que reducen y enlentecen la producción y el crecimiento del cabello.
Publicidad

Aunque la dihidrotestosterona es el andrógeno más potente que afecta al folículo, otros andrógenos también pueden tener efectos aunque más limitados. La interconversión de los esteroides en nuestro cuerpo es muy compleja. Pueden ser metabolizados a estrógenos por la citocromo P450 aromatasa. Bajo ciertas circunstancias puede producirse una inversión de la metabolización. Estas interconversiones de hormonas con diferentes niveles de potencia y de influencia sobre los folículos son importantes para definir la naturaleza de la alopecia androgénica en hombres y mujeres.

En el hombre, la testosterona es el mayor precursor de la dihidrotestosterona que es convertida por la 5-alfa-reductasa tipo I y II. En la mujer, la dehidroepiandrosterona (DHEA) producida en la glándula adrenal es el principal precursor de la dihidrotestosterona y requiere las enzimas alfa-5-reductasa y la hidroxiesteroidehidrogenasa isomerasa.

En los hombres la pérdida del cabello depende del juego entre los receptores androgénicos de los folículos piloso, la concentración de enzima 5-alfa-reductasa tipos I y II y de las concentraciones locales de la dihidrotestosterona alrededor de los folículos. En la mujer la presunción es que factores adicionales pueden influir tales como la concentración de la citocromo P450 aromatasa cerca de los folículos pilosos que metabolizarán los andrógenos a estrógenos y el cociente entre andrógenos y estrógenos y los estrógenos antagonizarán el efecto de los andrógenos. Se han identificado diferentes concentraciones de enzimas metabolizadoras de andrógenos y de receptores de andrógenos en el folículo piloso de la zona frontal, según el sexo. La aromatasa citocromo P450 está en concentraciones 6 veces mayor en los folículos del pelo frontal comparadas con las de la misma región en los hombres. Las mujeres tienen 3 veces menos de la 5-alfa-reductasa en esa región comparada con los hombres. Estos hallazgos de Sawaya en 1997 podrían explicar las diferencias de patrones en la caída del cabello según los sexos.

La alopecia androgénica en mujeres puede ocurrir por fluctuaciones hormonales. La interconversión de los esteroides puede actuar en algunas situaciones como el embarazo o por la toma de anticonceptivos. Los cambios bruscos cuando se comienza o se termina a tomar anticonceptivos o al inicio o término del embarazo, pueden producir un inicio de la alopecia androgénica.

Los tratamientos actuales de este tipo de alopecia son los siguientes: Minoxidil, Finasteride, antiandrógenos, nutrientes capilares (cistina, vitaminas, minerales), repoblación de cabellos, microinjertos, megasesiones.

El Minoxidil fue el primer tratamiento eficaz para la alopecia androgenética. Su aplicación por vía tópica al 2 % confirmó una acción sobre el ciclo del cabello. No se sabe exactamente cuál es su mecanismo de acción molecular. Cuando se aplica tópicamente penetra en la piel y se convierte en el compuesto activo el sulfito de Minoxidil que activa a los canales de potasio en las células que producen el crecimiento del pelo. Retrasa la evolución de la alopecia. No produce aumento de pelo. Si se suspende el tratamiento vuelve a progresar la alopecia tan rápidamente que equivale a no haber usado nunca el Minoxidil. En un estudio que comparaba minoxidil al 5%, al 2% y con placebo, se obtuvo un incremento de la densidad de pelo en un 30 % y en un 20 % respectivamente. Para el placebo se incrementó la pérdida de pelo en un 8%. En las mujeres parece ser más efectiva que en los hombres. Se recomienda la presentación 2 %. Algunas mujeres que usan Minoxidil tienen algunos efectos secundarios como hipertricosis en cara y brazos, que desaparece si se suspende el tratamiento. Eritema, quemazón, foliculitis, son otros efectos que pueden aparecer.

El Finasteride (Propecia) es más reciente. Es un inhibidor específico de la enzima 5-alfa-reductasa tipo II. Evita la miniaturización del cabello. Se emplea a dosis de 1 mg/día por vía oral. Puede disminuir temporalmente la potencia sexual (en un 3 por mil de los pacientes). Este efecto secundario cesa si se suspende el tratamiento. No administrar en casos de insuficiencia hepática. Si se suspende el tratamiento con el Finasteride, vuelve a progresar la alopecia. Con respecto al tratamiento con este fármaco en mujeres, estudios realizados concluyen que no es efectivo, aunque hay una cierta polémica con estos resultados.

Los antiandrógenos más utilizados son el acetato de Ciproterona, la Espironolactona, la Flutamida, la Cimetidina, el Ketoconazol y los anticonceptivos. Los resultados con el uso sistémico de antiandrógenos son limitados, ya que no estimulan directamente el folículo. Las píldoras con la combinación estrógeno/progesterona son quizás la forma más popular de tratamiento sistémico de la caída del pelo en mujeres. El acetato de Ciproterona 2 mg en combinación con el Etinilestradiol 0.035 (Diane 35) se utiliza en la mujer cuando hay hiperandrogenia o alopecia idiopática de tipo masculino y en el tratamiento del hirsutismo y del acné. Este tratamiento es más popular en Europa que en USA. En casos más graves se utilizan dosis más alta (Androcur). Si en 6 meses nos se obtienen resultados se suspende el tratamiento. En mujeres jóvenes se puede continuar para evitar la progresión de la alopecia. La potencia en el tratamiento de la alopecia androgénica es similar o superior a la Espironolactona.

La Espironolactona (Aldactone) es una antagonista de la aldosterona. Es un tratamiento más popular en USA que en Europa. Actúa por unión competitiva a los receptores impidiendo la unión de los andrógenos a sus receptores. Los efectos secundarios suelen ser gastrointestinales (diarrea, calambres, somnolencia…). Se suele usar de manera cíclica, desde el día 4 al 21 del ciclo menstrual sola o en combinación a anticonceptivos. Otra vía en estudio es la tópica, pero se necesitan altas dosis y se han comunicado casos de dermatitis.

La Flutamida (Eulexin) es un antiandrógeno con una estructura no esteroidea. Bloquea las células que captan moléculas esteroideas. Se usa para el tratamiento de gran variedad de enfermedades influenciadas por los andrógenos como el carcinoma de próstata. Entre los efectos secundarios tenemos el daño hepático y la ginecomastia. También se usa en la alopecia androgénica en mujeres, ya que mejora la alopecia, el hirsutismo y el acné (Cusan 1994).

Los administración de nutrientes capilares como la cistina, vitaminas y minerales (Vitacrecil complex) puede ser beneficiosa en estados carenciales, en situaciones de estrés, en deportistas, dietas, etc. La cistina es un aminoácido precursor de la queratina. El zinc y el hierro son oligoelementos esenciales. El zinc interviene en la biosíntesis de la queratina y es un antiseborreico al inhibir a la 5-alfa.reductasa. El hierro es necesario para una buena oxigenación de la matriz folicular y para la integridad del pelo. La piridoxina (vitamina B6), la biotina (vitamina H) y el ácico pantoténico (vitamina B5) intervienen en la queratinización y en el metabolismo energético del folículo piloso.

La repoblación del cabello puede ser artificial o natural. La artificial se lleva a cabo por medio de peluquines. La natural se conoce como el autotrasplante y se realiza con el propio cabello del paciente que se coloca en las zonas alopécicas. En la actualidad se realizan megasesiones de microinjertos. Al realizar un trasplante de cabello, éste durará toda la vida del paciente, excepto cuando la alopecia es del tipo V, en cuyo caso el pelo trasplantado puede también puede perderse.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario