Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Quisiera saber información sobre el tratamiento y las complicaciones de una púrpura trombocitopénica en un niño de 21 meses

Pregunta

Tengo un hijo de 21 meses ingresado en el hospital y le han diagnosticado una púrpura trombocitopénica, producida por un megalocitovirus.

Quería que me informaran de esa enfermedad, peligros, posibles secuelas y sobre todo como mi hijo ha podido contraer ese megalocitovirus.

Actualmente lo están tratando con inmunoglobulina, le pusieron 12,5 gr y al día siguiente le subieron 9.000 plaquetas más; ingresó con 4.500 plaquetas, pero al día siguiente no le dieron tratamiento y solo aumentó unas 2000 plaquetas y le han vuelto a poner el mismo tratamiento.

Mis otras preguntas son:

1) ¿Está siendo mi hijo bien tratado (medicado)?
2) ¿Qué secuelas puede tener?
3) ¿Qué tratamientos hay?
4) ¿Cuál es el mejor sitio para ser tratado de esta enfermedad?
5) ¿Es lenta la recuperación y tienes posibilidades de recuperarse?

Respuesta

Es una enfermedad que cursa por una falta de plaquetas y por ello, con hemorragias en piel y otros órganos. Esta causada porque los órganos inmunitarios producen anticuerpos contra las plaquetas, sobre todo en el bazo. En los niños aparece tras una infección por virus.

La púrpura trombocitopénica idiopática (PTI) se debe a interacción de la inmunoglobulina G (IgG) y otros anticuerpos con las plaquetas, lo que aumenta la destrucción plaquetaria. Los pacientes con PTI pueden permanecer asintomáticos o presentar hemorragia cutánea persistente (sobre todo en áreas expuestas a los traumatismos) o hemorragias por las mucosa (epistaxis, menorragia, equimosis). Las hemorragias internas y las hemartrosis son raras.

El diagnóstico se establece a través de la historia clínica, la exploración física y el recuento de plaquetas. La hemorragia no relacionada con traumatismo no suele plantear problemas mientras el recuento de plaquetas se mantiene por encima de 20.000/mm3. La hemorragia traumática puede aparecer con cifras de plaquetas entre 40.000 y 60.000/mm 3. Los demás estudios de coagulación habituales suelen ser normales, excepto la prolongación del tiempo de hemorragia.

El tratamiento es innecesario en los pacientes con trombocitopenia leve y se reserva para los casos con hemorragia debida a trombocitopenia o los pacientes con cifras de plaquetas por debajo de 20.000/mm3. El objetivo de la terapia consiste en detener las hemorragias y elevar la cifra de plaquetas por encima de 20.000/mm3.

La prednisona se puede emplear durante 6 semanas y proporciona un porcentaje de éxito de hasta el 80 %. Aunque los corticoides a largo plazo pudieran producir problemas por sus efectos secundarios, rara vez son necesarios los tratamientos prolongados y hoy en día se controla estrechamente su dosis, duración y prevención de efectos secundarios.

La esplenectomía se reserva para los casos resistentes a la terapia con corticoides o con hiperesplenismo, es raro en la infancia. Proporciona un porcentaje de éxitos del 60 % al 80 %. No produce mayor problema posterior que la prevención de infecciones por gérmenes encapsulados tipo neumococo, que se hace mediante la administración de vacuna antineumocócica cada 5 años y el tratamiento precoz con penicilina a la menor sospecha de infección.
Publicidad

Los fármacos inmunosupresores se emplean si la trombocitopenia persiste a pesar del tratamiento con esteroides, Danazol o esplenectomía. La Vincristina y la Vinblastina son los agentes de este tipo empleados con mayor frecuencia.

La gammaglobulina intravenosa a dosis de 400 a 1.000 mg/kg/día se ha empleado con éxito en casos de PTI refractaria.

Hoy en día, cualquier hospital con servicio de Hematología puede abordar el control y tratamiento de esta enfermedad.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario