Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Siento malestar en las costillas en la zona derecha a la altura del hígado ¿Debo preocuparme?

Síntomas
>
Dolor abdominal
>
Pregunta Actual

Pregunta

Desde hace más o menos cuatro o cinco días siento un malestar debajo de las costillas en la zona derecha.

Cuando me siento sin apoyar la espalda lo noto cómo si hubiera algo hinchado, no siento dolor, pero me preocupa muchísimo porque soy hipocondríaco y sufro de trastorno de ansiedad generalizada (en tratamiento).

Acabo dándole vueltas al tema y termino sufriendo crisis de ansiedad por ello, ¿Es algo por lo que debería preocuparme?

Respuesta

No nos aporta mucha información sobre los síntomas concretos, localización exacta, tipo de dolor, duración, relación con los movimientos o con las comidas... para poder aventurar una orientación diagnóstica. De todas formas, dada su edad y que usted no menciona antecedentes médicos entendemos que es una persona joven y sana, excepto sus problemas de ansiedad. En esta situación y por los síntomas que nos refiere, no parece que deba usted preocuparse en demasía, ya que lo que le ocurre es bastante común entre la población en general, y la primera posibilidad es que no exista una enfermedad concreta que le de esos síntomas.

Los síntomas que usted refiere, sobre todo si se exacerban con la ingesta de determinados alimentos y con el estrés psíquico (los nervios), son muy frecuentes entre la población general y suelen estar provocados más por factores fisiológicos que por enfermedad. Por ejemplo, por la producción de excesivo gas intestinal, que al ascender queda atrapado en el ángulo hepático del colon (intestino grueso) dando este tipo de dolor. Sin embargo, en los tiempos que vivimos, en los que cualquier posibilidad de dejar pasar algo potencialmente grave se vive como un drama, si estos síntomas se producen frecuentemente (que no parece su caso), el estudio digestivo es obligado para descartar problemas de esta área, entre ellas le oriento sobre algunas posibilidades más frecuentes.
Publicidad

Las molestias en el hipocondrio derecho (zona teórica del hígado), donde usted refiere el dolor, pueden deberse tanto a problemas hepáticos como vesícula biliar (colelitiasis). El dolor referido a esa zona también puede deberse a problemas de pared abdominal bien pequeñas contracturas musculares o dehiscencias de los mismos, como problemas costales. Se caracterizan por dolor selectivo a la presión sobre la zona, aumentando el dolor con la respiración o las posturas. Si persisten las molestias, se hacen más continuas o de mayor intensidad si es recomendable el estudio, pero como le hemos indicado, la causa más frecuente es el estrés psicológico que se refleja en el aparato digestivo, unido a ciertos hábitos de nuestra sociedad; correr, comer muy deprisa favoreciendo la ingesta de aire que produce el gas intestinal antes mencionado, etc…
Publicidad

Si el problema no se corrige controlando nuestros hábitos alimentarios, podemos estar ante un colon espasmódico o síndrome del intestino irritable, que es la enfermedad digestiva más frecuente, y que justificaría perfectamente los síntomas que usted refiere. No se trata de un problema orgánico, sino que es un trastorno de la movilidad que afecta a todo el tubo digestivo, causando grados variables de dolor abdominal, estreñimiento o diarrea y distensión abdominal después de comer. Los síntomas, por lo general, se desencadenan por estrés emocional. El síndrome del intestino irritable se caracteriza por las alteraciones de la movilidad intestinal; sin embargo, la estructura del intestino es normal. Ocurre más frecuentemente en mujeres, y más entre los 20 y los 30 años de edad. Afecta a 5 de cada 1000 personas. Los factores predisponentes son:

  • Dieta pobre en residuos.
  • Stress emocional.
  • Uso de laxantes.
El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. Los cambios en la dieta pueden ayudar a algunos pacientes, aunque no hay una dieta aplicable a todos. Las medidas más prácticas son una dieta rica en fibra, ejercicio regular y otras medidas para disminuir el stress emocional. Si no se controla así, se pasa a un tratamiento medicamentoso para disminuir el espasmo.
Fecha de revisión: 11/09/2017

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario