Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 4 Valoraciones

Tengo un temblor leve y fino en las manos y me gustaría saber a que se debe

Pregunta

Sufro de un temblor muy leve y fino en mis manos, el cual se acentúa cuando estoy nerviosa pero, a veces, me siento muy tranquila e igual se presenta. Me realizaron análisis para ver si era un problema tiroideo y fueron negativos, así que me gustaría saber qué enfermedades relacionadas con estos signos existen.

Respuesta

El temblor es un síntoma muy común, con una serie de características que los distingue a unos de otros. El más frecuente es el Temblor Esencial Benigno, que es seguramente el que padece usted y que no tiene por qué relacionarse con ninguna enfermedad. Aparece al mantener las manos en una postura, pero desaparece al intentar hacer alguna cosa. Por ejemplo, aunque se tiemble de forma exagerada, cuando se intenta llevar un vaso lleno de agua el temblor se atenúa o incluso desaparece y no se derrama más agua que la que se le caería a alguien sin ese tipo de temblor. Por ello se denomina temblor postural.

Los criterios diagnósticos son los siguientes:
  1. Aparece con el mantenimiento de una postura, sobre todo al extender las manos.
  2. Desaparece en reposo.
  3. No interfiere en el movimiento.
  4. No se acompaña de clínica parkinsoniana ni cerebelosa.
Puede aparecer a cualquier edad y carece de sustrato neuropatológico específico. Siguiendo criterios clínicos y neurofisiológicos se distinguen cuatro grandes categorías.
  • El tipo I o temblor fisiológico exagerado, que es esporádico, afecta las manos, bate a 8/12 Hz y es idéntico al observado en situaciones de hiperactividad simpática (p. ej., ansiedad o tirotoxicosis).
  • El tipo II o temblor esencial benigno, que es similar al tipo I, afecta también la musculatura cefálica (temblor en sí-sí o no-no), bate a 5/6 Hz y suele ser hereditario con transmisión vertical.
  • El tipo III es como el tipo II pero mucho más intenso y con una frecuencia de batida menor (4/5 Hz).
  • Por último, el tipo IV, que es un temblor postural sintomático (p. ej., polineuropatías hereditarias y adquiridas).
Esta enfermedad mejora con pequeñas ingestas de bebidas alcohólicas. Los fármacos de elección son el Propranolol (80 - 240 mg/día), la Primidona (250 - 750 mg/día) y el Fenobarbital (50 - 150 mg/día). En los temblores tipos I, II y IV hay buena respuesta clínica en la mitad de los casos, mientras que el tipo III resulta rebelde al tratamiento. Sea como fuere, la medicación debe reservarse para los pacientes cuyo temblor origina un evidente compromiso funcional.
foto de Dr. José Antonio Zumalacárregui
RESPONDIDA POR

Dr. José Antonio Zumalacárregui

Fecha de revisión: 16/04/2018

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario
Publicidad