Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Tomé benzoadiacepinas durante años y ahora las he dejado porque quiero quedarme embarazada ¿Pueden tener algún efecto en el futuro feto?

Pregunta

Estoy buscando el embarazo, tomé benzodiacepinas por mucho tiempo, ahora decidí dejarlas por completo ¿Me afectan las benzodiacepinas que consumí durante tanto tiempo para quedar embarazada? ¿Cómo combatir el malestar que me produce el haber dejado la droga repentinamente? ¿Hay algún medicamento para aliviar tanto malestar?

Respuesta

Por empezar por algún sitio le diremos que las benzodiazepinas (BZ) en general son un amplio grupo farmacológico cuya función principal es la relajación muscular, entre otras. Realmente no son un hipnótico en el sentido clásico del término, pues solo inducen sueño secundariamente a través del mecanismo ya comentado de la relajación muscular, de la disminución de la tensión (no de la presión arterial directamente, dado que tampoco son hipotensores).

Su empleo es muy controvertido a largo plazo en las épocas periconcepcionales pues su empleo masivo en el primer trimestre de la gestación, sino formalmente contraindicado, al menos sí requiere una cuidadosísima evaluación del balance riesgo-beneficio, con un control exhaustivo por parte de un psiquiatra o neurólogo (el que indicara la medicación) del trastorno a tratar.

Como ginecólogo, me atrevería a afirmar que si una paciente no pudiera prescindir del fármaco en cuestión antes de intentar su embarazo, debiera posponer su decisión de embarazo hasta tanto sea capaz de no necesitar las BZ y, luego de un adecuado periodo de lavado, solo entonces, podrá ponerse a buscar esa deseada gestación.

Me alegro extraordinariamente de que en su caso ya las haya dejado porque, además, aunque la literatura internacional no tiene un acuerdo unánime sobre el tema, se ha relacionado su empleo en el primer trimestre de la gestación con un aparente riesgo incrementado de aparición de algunas malformaciones congénitas como el labio leporino o el paladar hendido (ambos son defectos de cierre de las estructuras palatinas en la tabicación de la fosa oral y la nasal). Insisto que no existe acuerdo unánime sobre el problema, pero es de suficiente entidad como para que me atreva a comentárselo: de hecho, en nuestro país (España), el Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas (ECEMC) del que este comunicante es colaborador desde hace muchos años encontró una discreta relación estadística entre consumo durante el primer trimestre de BZ y leve incremento del riesgo de esas malformaciones.

En este mismo sentido y por abundarlo más, nos permitimos sugerirle inicie ya un tratamiento preventivo de ácido fólico o folínico (ignoramos cuáles están comercializados en su país), de cara a la prevención primaria de los defectos congénitos del tubo neural (espina bífida y mielomeningocele). Idealmente, el tratamiento debiera abarcar el periodo comprendido entre las cuatro semanas pre-concepcionales hasta las primeras doce post-concepcionales.

Respecto al malestar que le produce el no empleo de BZ, se trata solo de un discreto síndrome de abstinencia (las BZ producen efecto farmacológico de tolerancia, en función del cual, se necesitan dosis progresivamente mayores para conseguir iguales efectos), que cederá rápido y para el que su médico le puede recetar algún producto vitamínico; desde aquí solo nos atrevemos a recetarle baños de agua templada como relajante antes de acostarse, infusiones de valeriana a modo de tisanas e incluso la ingesta de un vaso de leche templada en el momento previo a ir a la cama.

Teniendo en cuenta todo lo que le hemos dicho acerca de las BZ y su asociación durante la gestación, sería recomendable aprender ejercicios de relajación tipo la sofrología, por ejemplo, que la sustitución de esas BZ por otro fármaco similar al menos durante el embarazo.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario