Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 1 Valoraciones

Tras sufrir un aborto le han recetado tomar Aspirina y Progesterona ¿Es correcto?

Pregunta

Recientemente, una amiga ha tenido un aborto espontáneo a las 8 semanas y media de gestación. Le practicaron un legrado bajo anestesia general, el informe señala que se trata de restos abortivos normales. Su ginecólogo le ha comentado que en el próximo embarazo y de forma preventiva va a ponerla un tratamiento consistente en Aspirina infantil (una dosis diaria) y un suplemento hormonal, concretamente Progesterona; sin haberla realizado ninguna prueba para determinar cual fue la causa del aborto ¿Debe iniciar el tratamiento en un futuro embarazo? ¿Es realmente el beneficio que puede obtener con dicho tratamiento mayor que los posibles efectos secundarios de la administración de dichos fármacos?

Respuesta

Probablemente a su amiga se le han realizado o se le están realizando estudios sobre la causa de su aborto, ya que el tratamiento indicado se pauta ante la sospecha de un problema concreto que haya producido el aborto.

La incidencia de abortos recurrentes es de alrededor del 1% de parejas en edad reproductiva. Los factores asociados son:
  • En un 50% son de causa desconocida o no aparente.
  • Defecto de fase lútea en un 15%.
  • Malformación uterina en un 10%.
  • Incompetencia cervical en un 10%.
  • Inmunológico (anticuerpos antifosfolípidos) en un 10%.
  • Defectos cromosómicos en un 5%.
Existe gran dificultad para evaluar correctamente una determinada terapia, ya que el 50% de las parejas no tratadas conciben un hijo normal en el siguiente embarazo.
Publicidad

El riesgo relativo de presentar un aborto espontáneo en la población general es de aproximadamente 14%. Este asciende a 23% cuando ha existido un aborto previo, 29% con 2 abortos previos y 49% con 3 abortos previos. Los casos de defecto de fase lútea tratados son los con mejor pronóstico, seguidos por las malformaciones uterinas corregidas y la incompetencia cervical tratada. El pronóstico es reservado en los casos de trastornos inmunológicos y pobre en los defectos cromosómicos.

La evaluación de estos casos precisa de una historia obstétrica detallada, con especial énfasis en el número y tipo de abortos previos, la presencia o ausencia de embrión y de vitalidad embrionaria demostrada. También debe considerarse la historia familiar de abortos que orientaría a una alteración inmunológica o cromosómica. Se incluye un examen físico y ginecológico para descartar patologías sistémicas como enfermedades del colágeno y endocrinopatías. Se realiza además un estudio del ciclo con biopsia endometrial y niveles de progesterona plasmáticos para descartar defectos de fase lútea o patología endometrial (endometritis). Si se estima necesario, se realiza una histerosalpingografía para descartar malformaciones uterinas congénitas o adquiridas (sinequias post legrado), cariotipo de ambos miembros de la pareja para identificar alteraciones, evaluación de competencia cervical si procede, es decir, si existe historia de abortos de fin de primer trimestre, o más frecuentemente, de segundo trimestre, determinación de anticuerpos anticardiolipina y anticoagulante lúpico.

De utilidad discutible o en fase experimental:

a. Estudio de HLA clase I (A, B y C) y II (DP, DQ y DR)

b. VDRL.

c. Cultivo mixto de linfocitos.

d. Detección de anticuerpos anti linfocitos paternos (Cross match).

e. Estudio citogenético del material abortado.

f. Detección de anticuerpos antitiroideos.

En este caso se ha decidido administrar Progesterona para apoyar la fase lútea y dar Ácido acetilsalicílico, 75 mg/día desde el ciclo concepcional en adelante, fármaco que se usa en aquellos casos con sospecha de anticuerpos antifosfolípidos positivos. En todo caso, las dudas las debe resolver el ginecólogo que trata a su amiga, siendo ella la que debe preguntar el porque de este tratamiento.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario