Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Tras una relación sexual sin preservativo he experimentado diferentes síntomas en el glande como picor, descamación y ampollas ¿Cuál es la causa?

Pregunta

Hace unas tres semanas tuve relaciones sexuales con una chica sin preservativo. Al día siguiente tenía picor en el glande y tenía una zona rojo oscuro. Al cabo de una semana la piel del glande se iba descamando, salieron unas ampollas y durante el día se reventaron y dejaron el glande sucio de los pellejos.

Ahora me han salido unos granitos en el glande y me duelen los testículos (un dolor flojo). También tengo la zona de la entrepierna muy sensible, así como la bolsa que recubre los testículos, parece como si hubiera hongos.

Tengo dolor al realizar relaciones sexuales con otras personas con preservativo.

Respuesta

Por lo que expones en tu consulta parece tratarse de un herpes genital, paso a exponerte el diagnostico diferencial de las balanitis.

El diagnóstico diferencial de las balanitis agudas incluye las balanitis de etiología venérea, como la candidiásica o la infección por el herpes simple genital, pero con frecuencia son de tipo irritativo, por la fricción y la humedad de la zona. Más raramente una balanitis aguda está producida por una dermatitis de contacto o por una reacción por fármacos denominada exantema fijo pigmentario.

En la balanitis irritativa el eritema tiene bordes imprecisos y con frecuencia existe el antecedente de una relación sexual intensa. No se observan lesiones satélites aunque el esmegma puede confundirse con exudado.

La balanitis alérgica de contacto, causada habitualmente por pomadas o por alguno de los componentes del preservativo, suele ser más intensa, con mayor eritema y edema e incluso con vesículas. Además suele haber el antecedente de contacto con el alérgeno.
Publicidad

El exantema fijo medicamentoso tiene también un inicio agudo. Se caracteriza por eritema intenso del glande y/o del prepucio, sobre el que rápidamente se desarrolla una ampolla que se rompe con facilidad, dejando un área completamente denudada, erosionada. El síntoma principal en este caso es el dolor. Suele recidivar, en la misma localización, a las pocas horas de la ingesta del fármaco, y cura dejando pigmentación residual. Los fármacos responsables suelen ser antiinflamatorios no esteroideos, tetraciclinas y sulfamidas.
Publicidad

El herpes simple genital suele iniciarse con pródromos (escozor, parestesias o dolor), seguido a las pocas horas de eritema y edema en glande y/o prepucio, sobre el que aparecen unas pocas vesículas dispersas o agrupadas en racimo. Ahora bien, dado que es una zona sometida al roce continuo, las vesículas se rompen rápidamente y por lo general se observan únicamente pequeñas úlceras superficiales y dolorosas (ver úlcera genital). Se acompaña de adenopatías bilaterales y múltiples. Una de las características que siempre debe hacer sospechar un herpes genital es que las lesiones recidivan periódicamente en la misma localización y son dolorosas.

Las balanitis crónicas pueden estar causadas por una psoriasis, una dermatitis seborreica, un liquen plano o un liquen escleroatrófico y, en pacientes ancianos no circuncidados, una balanitis de Zoon o una eritroplasia de Queyrat.
Publicidad

En tu caso conviene realizar un cultivo de la lesión para confirmar que sea vírica o fúngica y así ponerle el tratamiento adecuado.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario