Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Últimamente se están repitiendo episodios de presión en el pecho y debilidad ¿Se trata de ataques de ansiedad?

Pregunta

Soy varón fumador de 26 años con antecedentes oncológicos (rabdomiosarcoma paratesticular estadio 3A detectado y extirpado con orquiectomía inguinal acabando tratamiento de radio y quimio un año después).

Al cabo de cuatro años tuve diversos ataques de ansiedad (semejantes a un infarto) y fui tratado durante 2 años con Prozac y posteriormente con Seroxat, desapareciendo los ataques.

El pasado viernes en el cine y en estado de total relajación me dio un ataque muy fuerte de desfallecimiento y presión pectoral y hasta hoy llevo teniendo ataques continuos intermitentes y prolongados de presión en el pecho izquierdo con sensación de debilidad; es como si se tratara de un solo ataque continuo con puntas de sierra que me dan sensación de muerte inminente). Esta noche no he podido dormir teniendo un ataque larguísimo ¿Se trata de otro ataque de ansiedad? ¿Podría ser enfermedad coronaria? ¿Me recomienda ir a urgencias?

Respuesta

Existen muchas causas de dolor torácico, que van desde causas triviales hasta enfermedades graves: origen en la pared (osteomuscular), pulmonar o pleural, esofágico, coronario, manifestación de ansiedad...

Es necesaria una exploración física completa y una anamnesis adecuada para poder asegurar la etiología. Si acude a urgencias le realizaran pruebas (electrocardiograma, radiografía del pecho...) que permitirán descartar, en principio, la existencia de causas agudas graves (infarto de miocardio, angina de pecho, derrame pleural...) y estar seguros de que se trata de un cuadro de ansiedad.
Publicidad

Entre las causas psicológicas del dolor torácico, la causa más frecuente con ventaja es la ansiedad. Suele asociarse a otros síntomas (insomnio, estrés, nerviosismo, dificultad para concentrarse, cambios del estado de ánimo, sensación de falta de aire, opresión en el pecho, dificultad para tragar, mareos...).

Una vez confirmada la ausencia de enfermedad física y asegurado el diagnóstico de ansiedad, si existe un síndrome de ansiedad crónico con manifestaciones importantes, debe consultar con un psicólogo o un psiquiatra, aunque en la mayor parte de los casos los cuadros de ansiedad leve pueden ser controlados por el médico de cabecera. Le adjunto información sobre la ansiedad que espero le resulte de interés.
Publicidad

Crisis de ansiedad o ataques de pánico. Este estado se corresponde con la aparición más o menos repentina, muchas veces sin motivo aparente, de una sensación de miedo intenso acompañado de un importante malestar corporal y una serie de síntomas que pueden variar entre diferentes personas. Es habitual el dolor torácico, la fatiga, el mareo, dolor de cabeza, etc. Es como si esta respuesta corporal se hubiera hecho muy sensible, saltando la señal de alarma de forma automática en situaciones normales y no peligrosas. Afectan al 30 % de la población en algún momento de su vida, pero solo un 1 % acaban desarrollando un trastorno de angustia establecido.
Publicidad

Respecto a su pronóstico, no es sencillo realizarlo, porque dependerá de la intensidad del cuadro que presente, así como de su respuesta al tratamiento y la terapia de conducta. Lo que parece claro es que, de momento, no podrá abandonar ni disminuir el tratamiento, ya que se reproducen los síntomas. Debe acudirse a su médico para plantear un tratamiento a medio-largo plazo.

Ansiedad crónica. Todas las personas saben lo que es sentir ansiedad: los hormigueos en el estómago antes de la primera cita, la tensión que usted siente cuando su jefe está enojado, la forma en que su corazón late si usted está en peligro. La ansiedad lo incita a actuar. Lo anima a enfrentarse a una situación amenazadora. Lo hace estudiar más para ese examen y lo mantiene alerta cuando está dando un discurso. En general, lo ayuda a enfrentarse a las situaciones. Pero si usted sufre de trastorno de ansiedad, esta emoción normalmente útil puede dar un resultado precisamente contrario: evita que usted se enfrente a una situación y trastorna su vida diaria.

Los trastornos de ansiedad no son sólo un caso de nervios. Son enfermedades frecuentemente relacionadas con la estructura biológica y las experiencias en la vida de un individuo y con frecuencia son hereditarias. Existen varios tipos de trastornos de ansiedad, cada uno con sus características propias. Un trastorno de ansiedad puede hacer que se sienta ansioso casi todo el tiempo sin ninguna causa aparente. O las sensaciones de ansiedad pueden ser tan incómodas que, para evitarlas, usted hasta suspenda algunas de sus actividades diarias. O usted puede sufrir ataques ocasionales de ansiedad tan intensos que lo aterrorizan e inmovilizan.

En el National Institute of Mental Health (NIMH), la agencia federal que lleva a cabo y apoya la investigación relacionada con trastornos mentales, la salud mental y del cerebro, los científicos están aprendiendo cada vez más y más respecto a la naturaleza de los trastornos de ansiedad, sus causas y cómo mitigarlos.

Muchas personas confunden estos trastornos y piensan que los individuos deberían sobreponerse a los síntomas usando tan sólo la fuerza de voluntad. El querer que los síntomas desaparezcan no da resultado, pero hay tratamientos que pueden ayudarlo.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario