Publicidad
Compartir
Ver también
  • Descarga uretral
  • Uretritis crónica
  • Reflujo Vesicoureteral
  • NoticiasUn control oftalmológico durante los meses de gestación es imprescindibleDurante el embarazo, el cuerpo de una mujer experimenta una infinidad de cambios. Algunos de ellos pueden afectar a los ojos y la vista, ya sean cambios hormonales, o los que cambian el metabolismo y la circulación sanguínea. Sequedad ocular, visión borrosa o subidas de la tensión arterial pueden alertar de la aparición de problemas visuales en los meses de gestación...Los cambios del cuerpo durante el embarazoDurante el embarazo, es difícil encontrar alguna parte de tu cuerpo que no se vea afectada. Tu organismo se transforma por completo al poner en marcha el engranaje de la gestación y, aunque notes desde el primer momento transformaciones en tu exterior, los cambios más importantes suceden dentro de tu cuerpo y son invisibles....
    Leer todas


    PUBLICIDAD

    Me escuece el glande y apretar el pene me sale un líquido blanco ¿qué puedo estar sufriendo?
    PUBLICIDAD


    Pregunta:

    Tras dos días me estoy notando que me escuece el glande, como si estuviese irritado o y al echar para atrás y apretar el pene me sale un líquido blanco.

    Estoy asustado. No sé lo que es. Me encantaría saber el problema.

    Respuesta:

    Por los síntomas que usted describe, lo más probable es que se trate de una uretritis, o inflamación de la parte distal de la uretra. La uretritis es un proceso inflamatorio que afecta a la uretra, conducto que forma el último segmento del aparato genitourinario y que comunica a la vejiga con el exterior. Se denomina uretritis al cuadro clínico producido por la inflamación de este segmento, y suele cursar con dolor y quemazón al orinar, acompañado de una secreción blanquecina o amarillenta. De forma simple se dividen en dos grandes grupos: infecciosas y no infecciosas.

    La uretritis infecciosas pueden ser causadas por los mismos organismos que causan las infecciones renales o de la vejiga (por ejemplo, E. coli y la Klebsiella), algunas enfermedades de transmisión sexual (por ejemplo, clamidia, gonorrea) y las infecciones por ureaplasma urealyticum.
    El riesgo mayor de sufrir una uretritis por una infección de transmisión sexual está asociado con hombres con parejas sexuales múltiples y con aquellos que presentan un comportamiento sexual de alto riesgo (como no usar condón o tener relaciones anales).
    En las enfermedades de transmisión sexual, suele haber un exudado a través de la punta del pene (uretra distal) purulento y antecedentes de contactos sexuales de riesgo.

    La uretritis no infecciosas pueden desarrollarse también a causa de sensibilidad química por irritación (con los espermicidas en condones, cremas o jabones anticonceptivos), uso de productos de limpieza agresivos, traumatismos durante las relaciones exuales, etc...
    Los principales síntomas de la uretritis (la micción dolorosa y aumento de la frecuencia urinaria) son muy comunes y suponen del 5 al 10% de todas las visitas al médico. De todas las personas que presentan dichos síntomas, entre un 50 y un 70% sufren una infección bacteriana en la uretra o la vejiga (cistitis); ya sea por primera vez, o de manera recurrente. El 10% son mujeres con vaginitis y, el resto, son hombres o mujeres con síndrome uretral (aparecen los síntomas pero no hay ninguna evidencia de infección).

    El tratamiento de las infecciosas debe ser con medicamentos antibióticos previa identificación del microorganismo responsable de producirlas.
    Las tetraciclinas son muy eficaces para las uretritis producidas por Chalamydias o Mycoplasmas. Cuando es producida por las trichomonas, el metronidazol es el antibiótico de elección.
    En la gonorrea se utiliza la penicilina o la eritromicina en caso de alergia a ella. Otras uretritis más raras son las producidas por las clamidias o el síndrome de Reiter

    En su caso, como ve, puede tratarse de una uretritis, pero para saber su causa habrá que realizar un estudio completo, que contemple sus hábitos sexuales y otras posibilidades. Por ello, es necesario que acuda a su médico de cabecera o a un urólogo para que le realice un cultivo de orina y de la secreción uretral para identificar si existen gérmenes, y si es así, de que tipo se trata, y poner el tratamiento adecuado.
    No debe tomar tratamiento sin más, ya que si no se llega a un diagnóstico, se puede enmascarar una enfermedad que luego cause complicaciones por no haberla detectado.

    Mientras tanto debe beber abundante líquido y si hay mucho dolor, lo puede aliviar con un analgésico.

    Consultas atendidas por el equipo médico de tuotromedico.com
    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Natalio Cruz Navarro
    (Sevilla)
    José Luis Neyro Bilbao
    (Bilbao)
    Mariano Rossello Barbara
    (Palma de Mallorca, Madrid)
    José Eduardo Martín Lluch
    (Madrid)
    Manuel Gómez Velazquez
    (Huelva)
    REMBERTO NESTOR Chipre Ramos
    Medicina Familiar, Medico familiar (Barcelona)
    Rafael Miguel Martínez Ruiz
    (Sevilla, Morón de la Frontera, Olivares)
    Luis Vernich Talens
    (Valencia)
    Mauricio Marti Brenes
    (Navalmoral de la Mata)