Cuidados del Anciano

Higiene del anciano discapacitado (II)

Cuidados del Anciano
>
Higiene del anciano discapacitado (II)

¿Qué podemos observar?

Baño del anciano encamado:

  • Respetar en todo momento la intimidad del anciano. Colocar un biombo si es preciso.
  • Extremar la higiene en las zonas de apoyo.
  • Colocar la cama en posición horizontal, si su condición lo permite.
  • Mantener la piel seca y en perfecto estado de aseo.
  • Valorar la situación del paciente (fatiga, cansancio, …) para evitar un aseo excesivamente largo.
  • Comprobar temperatura ambiental y corrientes de aire.
  • Comprobar la temperatura del agua.
  • Cambiar de agua a menudo.

¿Qué necesidades tiene el anciano?

Baño del anciano encamado. Necesidades previas:

PERSONAL: 2 personas.

MATERIAL:

  • Esponjas jabonosas.
  • Palanganas.
  • Torundas
  • Jarra de agua.
  • Guantes.
  • Batea.
  • Gasa, depresor, vaso.
  • Solución antiséptica.
  • Peine.
  • Toallas.
  • Ropa limpia de cama y personal.
  • Bolsa de ropa y basura
  • Secador (si precisa).
  • Maquinilla de afeitar (si precisa)
  • Alicate de uñas (si precisa)

¿Qué preparación es necesaria?

  • Lavado de manos.
  • Guantes.

PREPARACIÓN DEL ANCIANO

  • Explicar la atención que se le va a prestar para su comprensión y facilitar su participación.
  • Negociar su colaboración en el aseo (manos, cara, …).

¿Qué procedimiento se seguirá?

  • Ofrezca la chata o conejo al paciente.
  • Vea si el anciano necesita afeitado.
  • Coloque la toalla debajo del mentón y realice higiene de boca, según procedimiento.
  • Retire la ropa de encima del anciano y deje sólo la sábana encimera.
  • Lave, enjuague y seque: cara, orejas y cuello
  • Retire la almohada y mantenga incorporado al anciano.
  • Lave los ojos con torundas desechables humedecidas en agua templada (sin jabón). Utilizando una para cada ojo, se procederá siempre a lavar desde la parte interna hacia la parte externa del ojo.
  • Después del enjuagado de la cara con agua templada, se procederá siempre al secado cuidadoso.
  • Si fuera preciso limpiar el conducto auditivo y las aletas de la nariz, se utilizará una torunda de algodón humedecida en agua templada.
  • Descubra el tórax, quitando el pijama ó camisón. Cubrir el resto del cuerpo.
  • Lavar el tronco. En las mujeres, lave, enjuague y seque cuidadosamente las regiones submamarias.
  • Lavar los brazos desde la muñeca hasta la axila. Secar bien.
  • Cubra el tórax con la sábana.
  • Cuide esmeradamente los pliegues de la región abdominal manteniéndolos secos.
  • Siempre que sea posible coloque las manos del paciente en la palangana. Si fuera preciso, lave, cepille y recorte las uñas.
  • Colocarle de lado y lavarle la espalda, friccionando suavemente con movimientos circulares para estimular la circulación.
  • Lave, enjuague y seque piernas y pies. Si es preciso introduzca los pies en la palangana de agua colocando debajo de los muslos una almohada para mantener las piernas flexionadas.
  • Lave, cepille y recorte las uñas, siempre horizontalmente, cuando sea necesario.
  • Especial atención en espacios interdigitales. Séquelos con esmero.
  • Realice el aseo perineal según procedimiento.
  • Lave el cabello si fuera preciso, según procedimiento.
  • Realice el cambio de ropa de la cama.
  • Vista al anciano.
  • Ayude al anciano a colocarse en una postura cómoda y adecuada a sus necesidades.

¿Cómo proceder?

  • Recoja, limpie y ordene todo el material utilizado.
  • Deje la habitación completa y en orden.
  • Ponga al alcance del anciano todo aquello que solicite y necesite.
  • Lávese las manos.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Cuidados del Anciano
Publicidad