Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 3 Valoraciones

En una ecografía me han detectado un quiste de 7 mm en la mama ¿Es posible que éste no se detectara en una mamografía realizada pocos meses atrás?

Pregunta

Soy madre de dos niños de 7 y 4 años a quienes di el pecho durante 10 y 9 meses respectivamente. Se me practicó una mamografía con resultado negativo, pero con la recomendación de controles periódicos, al presentar mamas con un predominio fibroglandular importante.

Al cabo de unos meses, noto molestias en el pecho izquierdo debido a un abultamiento grande en la parte inferior del mismo y también noto algunos nódulos. Preocupada, se me practicó ecografía mamaria con resultado de quiste simple de unos 7 mm en mama izquierda.

Mi consulta es: ¿Es posible no haber detectado en tal ecografía un problema más grave? Tengo ahora mismo a mi tía materna operada de cáncer de mama, a punto de iniciar tratamiento con quimioterapia y a una persona de mi edad y con niños de la edad de los míos, que visitaba a su ginecólogo anualmente, acaban de diagnosticarle un cáncer de mama en estadio terminal, que no tiene ya solución ¿Existe alguna posibilidad de que me ocurra a mí esto, con la ecografía practicada de hace 3 meses, o debo ir a otro médico a realizarme otras pruebas?

Respuesta

La ecografía es un método diagnóstico que utiliza ondas de sonido que son enviadas al territorio a estudiar. Atraviesan los diversos componentes y al chocar con ellos producen una serie de ecos, sonidos que vuelven a la máquina que los analiza y traduce en imagen sus características. Es una técnica totalmente inocua, repetible cuantas veces se quiera, que únicamente requiere un equipo específico y un explorador experto que sepa estudiar, registrar e interpretar la imagen que obtiene. Se utiliza como medio complementario a la mamografía o en las que ésta estuviera contraindicada total o parcialmente (pacientes embarazadas o muy jóvenes).

Pero también hay que saber que la imagen que nos ofrece la ecografía no tiene nada que ver con la que nos da la mamografía. Dicho de otra forma, la mamografía nos ofrece datos que la ecografía no nos da y, a su vez, la ecografía nos indica detalles que la mamografía es incapaz de valorar. Por lo tanto, si se utilizan conjuntamente, se alcanza una gran fiabilidad diagnóstica.

Las dos grandes utilidades, entre otras, de la ecografía es el estudio mamario en pacientes jóvenes y la valoración complementaria de ciertas lesiones detectadas en mamografía. En pacientes jóvenes, la mama tiene una gran densidad, es muy opaca a los rayos X. La mamografía no está, hablando en términos generales, indicada por debajo de los 30-35 años. La ecografía sí que va a tener su papel en estas edades en las que, además y afortunadamente, la patología mamaria es escasa y benigna.

La ecografía tiene el valor de poder analizar las características de las tumoraciones. Una lesión vista en mamografía puede ser posteriormente analizada por ecografía que nos indicará sus características internas, básicamente si es sólida o corresponde a un quiste y otros datos transcendentales para un diagnóstico correcto y sus evidentes implicaciones terapéuticas.

En su caso, con una mama hiperdensa, la ecografía es la prueba que más rendimiento da, siendo ideal para valorar el bulto que presentaba. Probablemente no es necesario de momento ampliar las pruebas, pero puede comentar con su ginecólogo las dudas que tiene, ya que éste estará encantado de contestarle y le explicará porque no pide mas pruebas.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario