Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 2 Valoraciones

Desde mi último tratamiento con Amoxicilina tengo la boca seca. ¿A qué se debe? También tengo elevada la tensión, ¿está relacionado?

Síntomas
>
Xerostomía
>
Pregunta Actual

Pregunta

Hace un mes más o menos, me acatarré. Padezco asma bronquial y mi alergólogo me recetó un corticoide (para aliviar los síntomas). Lo tomé, pero no me alivió mucho. Pasaron 15 días y me empezó a doler la garganta, para lo cual tomé amoxicilina de 500 mg. Tomé un frasco con 12 ( 1 cada 8 horas durante 4 días). Aquí observé algo curioso, ya que en otras ocasiones, cuando he tomado amoxicilina, al orinar se despide un olor muy característico de 'penicilina', en cambio en esta ocasión no.

Las molestias de garganta se me quitaron y todo parecía bien hasta que dos o tres días después de dejar la amoxicilina, empecé a notar una sequedad en la boca. Esta sequedad ha ido aumentando en estos días, al grado de no poder ingerir alimentos sólidos porque no los puedo tragar. No tengo saliva suficiente. Si tengo algo de saliva y puedo tomar uno bocado, más allá de eso se me dificulta mucho. Cuando bebo algún líquido, noto que paradójicamente se me seca más la boca.

Hasta ahora no me ha preocupado mucho, ya que pese a que no he podido disfrutar de las comidas, polvorones y turrones típicos en estas fechas, tampoco me ha afectado. Sin embargo, me he tomado la tensión arterial en varias ocasiones y me ha subido un poco, ya que normalmente tengo 12/8 y ahora tengo entre 14/9,5 y 15/10. No tengo molestias, ni dolores de cabeza, ni zumbidos ni nada, pero esto ya me empieza a preocupar.

Por otro lado temo que los síntomas que le he descrito sean el inicio de algo más serio y que se complique por no haberlo tratado. ¿Qué creen que puedo tener? ¿Qué me recomiendan?. Les comento que tengo 31 años, soy hombre, casado, vida muy sedentaria, poco ejercicio, no fumo, no bebo, no drogas, con sobrepeso (120 kg y 1.80m de estatura).

Respuesta

Tiene usted dos problemas, que no están directamente relacionados entre sí: la boca seca o xerostomía y la elevación de la tensión arterial.

Sobre la xerostomía (boca seca) lo primero es buscar su causa. Suele estar producida por fármacos anticolinérgicos, diuréticos, alteraciones de las glándulas salivares, a una excesiva respiración bucal, etc. En su caso parece claramente relacionado con el cuadro que tuvo y el tratamiento antibiótico que recibió. Probablemente sea secundario a este y transitorio, por lo que no debe tener mas cuidado que observar su evolución, y si se prolonga, entonces consultar a su médico para buscar otra causa. Hay un tratamiento sintomático, que consiste en humedecer continuamente la boca, chupar limón (sin mordisquearlo ya que lesiona el esmalte de los dientes) y masticar chicles con xilitol. Como tratamiento farmacológico puede utilizarse Optimoist, producto en base a hidroxietilcelulosa, sales de fosfato y calcio y flúor en una concentración de 2 ppm, contiene una bajo porcentaje de ácido cítrico como sialogogo (estimulante de la salivación). En su formulación también se contempla Monofluorfosfato de sodio 2 ppm y sales de fosfato que contribuyen a simular el efecto del ácido cítrico .Por lo tanto no existen posibilidades de desmineralización del esmalte. También es importante en pacientes con xerostomia indicar el uso de pastas dentales con alta concentracion de fluor como Fluocaril o PREVIDENT 5000 de Colgate.
Publicidad

Respecto a la elevación de la tensión arterial, probablemente sea secundario al estrés del cuadro anterior, que le habrá causado una elevación secundaria, pero este tipo de elevaciones suelen traducir una “tendencia” a la hipertensión, por lo que debe controlarse desde ya con dieta hiposódica, aunque no sea habitualmente hipertenso. Si disminuye de peso su tensión arterial bajará, aunque no se puede decir que no vaya a ser hipertenso en el futuro, sobre todo si tiene antecedentes en su familia de ello. Los aparatos que usted menciona no nos gustan para medir elevaciones bruscas en situaciones agudas, porque suelen equivocarse, pero son buenos para controles tensionales habituales, detectando variaciones en la tendencia de la tensión arterial de esa persona. Por ello le animo a que siga usándolos. Si su tensión arterial elevada actual no se controla con dieta hiposódica en una o dos semanas, deberá acudir a su médico para que le ponga tratamiento.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Ojos secos
,
Candidiasis de la boca
,
Sarcoidosis
,
Hepatitis C
Publicidad