Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 21 Valoraciones

Estoy en tratamiento con Tamoxifeno tras superar un cáncer de mama. He notado aumento de peso ¿Qué puedo hacer para revertir este efecto?

Cáncer
>
Quimioterapia
>
Pregunta Actual

Pregunta

Tengo 30 años recién cumplidos, a los 28 me detectaron un cáncer de mama. Fui operada rápidamente con extracción del tumor y zona de protección, fueron extirpados 3 ganglios centinelas que no estaban infectados.

Realicé quimioterapia 4+8 sesiones y 35 sesiones de radioterapia.

Ahora estoy con el tratamiento hormonal de Tamoxifeno. Llevo 4 meses con ello. De momento tengo la menstruación, pero muy ligera.

Soy una persona que siempre he cuidado mucho mi alimentación, hago ejercicio físico casi a diario y estoy muy pendiente de mi misma, y en las dos últimas semanas estoy detectando que he aumentado peso sin hacer ningún exceso sino todo lo contrario, me siento muy hinchada, sobre todo la barriga y las piernas. Supongo que debe ser retención de líquidos por el tratamiento. Bebo mucha agua, ceno ligero, no como grasas, pan solo integral, no sé que puedo hacer más para volver a mi estado normal.

Es un tema que siempre me ha preocupado, incluso antes de empezar con la quimioterapia pues, si he sido capaz de afrontar un año de tratamientos, pruebas, caída del pelo etc., no me veo capaz de estar 5 años hinchada, luchando con la comida y matándome en el gimnasio para no conseguir nada. Sentirme bien conmigo misma es sumamente importante para mí y a este paso no lo conseguiré ¿Qué puedo hacer?

Respuesta

Lo que está empezando a notar es la consecuencia del descenso hormonal femenino consecuencia a su vez, primero de la quimioterapia y, posteriormente, del tratamiento antihormonal, del Tamoxifeno.

Empecemos por el principio, las mujeres son como son debido a las hormonas femeninas que son los estrógenos, fundamental aunque no únicamente. Ellos son los responsables, entre otras muchas acciones, de una determinada forma de distribución de las grasas en el organismo que es fundamentalmente pelviana, en vez de troncular como es en el caso de los varones. Pues bien, primero la quimioterapia (de la que no sabemos otra cosa que el número de ciclos pero no con qué productos se ha realizado ni a qué dosis) y después la propia hormonoterapia del Tamoxifeno, se oponen radicalmente al nivel de estrógenos en sangre disminuyéndolos progresiva y continuamente. Usted ya está comprobando esos efectos cuando nos comenta que sigue teniendo sus reglas pero en cantidad muy ligera según sus propios términos; éste seguramente es el comienzo de un progresivo descenso de la actividad de sus ovarios que tenderán a producir cada vez menos niveles hormonales con lo que son seguros determinados cambios metabólicos, imposibles de evitar en el contexto general de su terapia.
Publicidad

Por si fuera poco, habida cuenta de que su tumor tenía receptores hormonales positivos (aunque no nos lo dice, no nos cabe ninguna duda al respecto) le están administrando el último brazo terapéutico de su plan de tratamiento cual es el Tamoxifeno. Se trata de un modulador selectivo de los receptores estrogénicos de primera generación ampliamente empleado en terapia anticancerosa desde hace más de treinta años, y que actúa fundamentalmente como un antiestrógeno casi puro (porque a sus efectos beneficiosos sobre la mama como antiestrógeno hay que sumarle un efecto estrogénico débil, pero presente, sobre el endometrio que hay que vigilar), por lo cual el efecto disregulador en el reparto de las grasas en el organismo es sumatorio con el que ya habían empezado a causar los quimioterápicos clásicos (probablemente le dieron un combinado de Ciclofosfamida, Metotrexate y Epiurubicina o Adriamicina, al menos en una primera fase, o algo similar). Así pues, las consecuencias las está sufriendo desde hace unas semanas probablemente más que hace tan solo unos días.
Publicidad

Creo que la pelea de adecuar su alimentación es aconsejable, estrechar su amor por el gimnasio y la actividad física perfectamente saludable pero no se castigue con algo que debe ser en cierta forma de difícil consecución de forma definitiva. Lamentablemente, su enfermedad le ha puesto en un status hormonal que no es el más adecuado para conseguir mantener el tipo y el peso que tenía antes de toda esta bronca, pero le aseguro que el mantenimiento de todos esos hábitos de vida saludable harán que se minimicen los efectos indeseables de los tratamientos y hasta es posible que dentro de menos que esos cinco años, su ginecólogo o su oncólogo le cambie el Tamoxifeno por Anastrazol u otro inhibidor de la aromatasa que, probablemente pueda tener menos efectos secundarios. De momento, déjele hacer con las decisiones que haya tomado, siga usted con ese ánimo, con esas ganas de pelea, negándose a perder el tipo y su anterior distribución pero, si me permite la indiscreción, conservando siempre el norte que lo más importante es ir ganándole etapas a la enfermedad, disfrutando cada día de usted misma y de los suyos, entregándose cada día más al trabajo y al ocio de los que le quieren.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario
Publicidad