Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 2 Valoraciones

Tengo 21 años y tras realizar unos ejercicios para aumentar el tamaño del pene, no consigo mantener una erección ¿Puedo haberme lesionado?

Pregunta

Tengo 21 años y hace unos meses empecé (gran error) con unos ejercicios para alargar y hacer más grueso el pene llamados 'jelquing' que encontré por internet.

El hecho es que se prometían incrementos sustanciales del tamaño del pene y yo, sin estar a disgusto con el que tengo pero con la avaricia propia de pensar que no podía pasarme nada malo, caí en la trampa y me dejé enredar como un tonto.

Estuve haciendo esos ejercicios durante 21 días a franjas de 5 días y 2 de descanso semanal.

Los ejercicios consistían en estirar el pene cuando estaba en flacidez y de apretarlo cuando estaba en erección para aumentar su grosor. El tratamiento (por llamarlo de algún modo) se debía prolongar más tiempo pero yo empecé a notar que algo no iba bien y lo dejé.

Los síntomas que tengo son los siguientes: me cuesta bastante más llegar a la erección, sobre todo cuando estoy de pie, además la erección completa no consigo mantenerla ni apenas unos segundos salvo que me esté estimulando continuamente; desde la primera erección, pero acentuándose en las siguientes, noto que en la parte central del pene se hinchan a los lados unos 4 semicírculos paralelos entre sí (que creo que son venas internas) en el lado izquierdo y uno en el derecho y, si me aprieto suavemente, noto un cierto dolor, además también en el lado izquierdo se hincha una vena que se dibuja, sobre todo en el proceso de hincharse el pene en la erección; cuando el pene toma una significativa forma curvada y noto mucha rigidez en esa zona, como si se impidiera la circulación, la parte superior del pene no recibe flujo sanguíneo y se mantiene flácida, si yo me masajeo la zona (muy rígida como he dicho) se deshace algo el nudo al rato y el pene coge una forma más similar a la que estaba acostumbrado.

Además tras los sucesivos orgasmos me cuesta mucho más llegar a la erección y ya no tengo apenas erecciones espontáneas y por la mañana son mucho más débiles.

Este tema me tenía muy atacado de los nervios así que no sin dificultades les confesé la historia a mis padres y visité a un urólogo hará unos 3 meses.
El médico me exploró y me dijo que no tenía la enfermedad de Peyronie y al verme muy nervioso y estresado creo que achacó buena parte del problema a los nervios y el agobio (que sin duda afectan y mucho), además me dio vitamina E (una cápsula de Auxina E 400 al mes durante 2 meses) y Sermion 5 mg, una especie de Viagra light (2 pastillas al día durante los mismos 60 días).

Durante ese tiempo y debido supongo al mayor flujo sanguíneo, no tuve muchos problemas, aunque persistía esa inflamación de las venas. Pasado el tratamiento vuelvo a notar que ha bajado mi potencia sexual y el pene se sigue curvando al hincharse y esa zona está muy rígida.

He de decir, para seguir aclarando cosas, que yo antes tenía una buena erección y mucho más rápida que ahora, solo pensando en algo erótico ya provocaba mi erección y podía tener 2 o 3 eyaculaciones al día y en ocasiones hasta 5 (lo cual no quiere decir que siempre hiciera uso de esta capacidad, lógicamente), el caso es que la erección nunca fue un problema, ni me lo planteaba.

Para más aclaraciones también hay que decir que soy virgen así que, siempre que hablo de erecciones y eyaculaciones son fruto de masturbaciones.

Por último he decir que hice los ejercicios con bastante fuerza, más de la que se aconsejaba y durante unos 35 o 45 minutos cada sesión.

Mi teoría al respecto es que me he provocado una lesión o inflamación de determinadas venas internas que hace que cueste más acceder a la sangre homogéneamente por el pene para conseguir la erección, pero no se si estoy en lo cierto.
La verdad es que el médico a mi petición me dejó solo para que tratara de provocarme una erección y así enseñarle las hinchazones y curvatura, pero fui incapaz con la presión del momento de llegar a la erección, ni siquiera parcial.

Ahora mi pregunta es si es cierta mi teoría sobre la inflamación que temo que se me pudiera hacer crónica, y si es así me gustaría saber si hay algún tipo de fármaco o tratamiento que pudiera hacerme retroceder y recuperar mi situación de partida.

Evidentemente estoy pidiendo un consejo sobre si es o no deseable que vuelva a visitar a mi médico o si por el contrario lo que tengo es algo irreversible y debo vivir con ello.

Respuesta

El problema que usted relata es de difícil valoración ya que se parte de una exploración normal realizada por un urólogo, y nosotros no podemos realizarle una exploración propia.

Una vez hecha esta salvedad, su problema puede enfocarse de una forma simple: o es un problema de tipo psicosomático (es una de las causas más frecuentes de dificultad en la erección) o bien la realización de esos ejercicios ha provocado una lesión en su pene.

La enfermedad de Peyronie se caracteriza por una placa o bulto duro que se forma en el tejido de erección del pene, y suele estar provocada por un traumatismo que provoca un sangrado en el interior del pene (habría que ver que tan fuerte ha hecho usted esas compresiones y elongaciones). La mayoría de los casos se desarrollan lentamente, por lo que pueden pasar desapercibidos en su inicio.
Publicidad

Muchas veces la enfermedad solo queda en su fase inicial, resolviéndose el problema lentamente.

Si la enfermedad se sigue desarrollando, se forma una placa dura en los cuerpos cavernosos del pene que acaba deformándolo y provocando una erección dolorosa.

Como ve, su caso no es claro de esta enfermedad, pero tampoco parece que sus síntomas sean de tipo emocional, ya que este tipo de problemas produce una impotencia casi total, es decir, el pene no llega a tener erección alguna, o una vez erecto, cae enseguida. Probablemente, muchos de sus síntomas sí son agravados por la angustia que está sufriendo, haciendo que su pene no funcione adecuadamente.
Publicidad

¿Como es posible saber si usted sufre de algún problema en su pene?

Lo mejor es que acuda de nuevo a un urólogo para que le examine de nuevo, ya que ha pasado tiempo desde la primera exploración y puede haber cambiado. Además se puede realizar una ecografía doppler que se utiliza para medir el flujo de la sangre a través de los vasos sanguíneos del pene.

Con ello se puede establecer más fácilmente si usted tiene algún problema concreto y llegar a un diagnóstico definitivo.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Radioterapia
,
Enfermedad de Dupuytren
Publicidad
Publicidad