Alergias

Tratamiento del asma por ejercicio

Alergias
>
Tratamiento del asma por ejercicio

¿Qué otros nombres tiene?

¿Qué es el tratamiento del asma por ejercicio?

El programa de entrenamiento del niño/adulto con asma bronquial debe incluir las mismas fases que otras pautas de entrenamiento:

  • Calentamiento (muy paulatino)
  • Estiramientos pre-ejercicio
  • Realización del entrenamiento establecido
  • Estiramientos post-ejercicio
  • Período de relajación y recuperación.

El tipo de ejercicio, intensidad de realización, duración y frecuencia vienen determinados por el nivel aeróbico del niño. Éste se evalúa valorando la frecuencia cardíaca máxima que es capaz de tolerar sin que se desencadenen síntomas de disnea y ansiedad. Los pacientes con una limitación funcional conocida no deben superar un incremento del 30 % sobre la frecuencia cardíaca de reposo en el ejercicio mantenido.

¿Qué facilita el asma por inducción del ejercicio?

  • La recuperación es peor si tras el ejercicio el aire es más caliente que al iniciar el ejercicio.
  • La obstrucción nasal empeora el asma inducida por ejercicio ya que el aire inspirado no es humedecido y calentado en la nariz.
  • Los contaminantes ambientales (como el dióxido de sulfuro).
  • Alergenos ambientales (altas cuentas de pólenes).
  • Infecciones virales de las vías respiratorias.

¿Qué son los Inhibidores del asma?

  • Precalentamiento suave durante 10 a 15 minutos.
  • Ambiente caliente húmedo. La humedad del ambiente debe ser entre el 60 y 70% y la temperatura entre 24 y 30ºC.
  • Deportes en ambientes cerrados.
  • Detener los ejercicios de forma pausada.
  • Periodo refractario de 1 a 2 horas. Se pueden realizar ejercicios de intensidades altas, de poca duración y con recuperaciones entre los ejercicios casi completas.

¿Cuáles son las normas básicas?

  • Tomar el o los fármacos indicados antes de la actividad física (entre 15 minutos y 1 hora antes, dependiendo del fármaco utilizado y el patrón de respuesta de cada niño).
  • Realizar un calentamiento prolongado y progresivo: Por ejemplo, múltiples sprints de 30 segundos, a intervalos de 2 minutos, efectuados 30 minutos antes de un ejercicio prolongado, reducen la intensidad del Asma Inducido por Ejercicio(AIE).
  • Tratar que el ejercicio se haga a intervalos.
  • No realizar ejercicios máximos en intensidad.
  • En lo posible, realizar los deportes en ambientes calientes y húmedos.
  • En lo posible, intentar respirar por la nariz, lo que garantiza un mejor calentamiento y humidificación del aire.
  • Llevar la medicación broncodilatadora "de rescate" (de acción rápida) en la bolsa de deporte siempre.
  • No cometer imprudencias estando solo o en situaciones de riesgo. Especialmente cuando se realicen deportes de un cierto peligro como montañismo, escalada, ciclismo, rafting, …

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Tratado de Alergología (2ª Ed), I. J. Dávila González, I. Jauregui Presa, J. M. Olaguibel Rivera, J. M. Zubeldia Ortuño, ISBN: 978-84-16270-81-1, Cap.44.
  • Gema 4.2, Guía Española para el manejo del Asma, 2017, LUZÁN 5 S.A. Disponible en: https://www.semg.es
  • Gema, Recomendaciones sobre Asma para pacientes, 2015, LUZÁN 5 S.A., ISBN: 978-84-7989-848-9. Disponible en: http://www.gemasma.com
  • Tratado de Alergología (2ª Ed), I. J. Dávila González, I. Jauregui Presa, J. M. Olaguibel Rivera, J. M. Zubeldia Ortuño, ISBN: 978-84-16270-81-1, Pag. 623.

Ver más

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario