PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Adenoidectomía. Operación de Vegetaciones
  • Amigdalectomía. Operación de amígdalas
  • Apnea del Sueño
  • Insomnio en adultos
  • Rinoplastia. Intervención de la Nariz
  • NoticiasLos deportistas profesionales reducen su mortalidad en un 33% respecto a la población generalLos deportistas profesionales tienen un ratio de mortalidad más bajo con respecto al resto de la población y un menor riesgo de morir por las enfermedades crónicas y mortales más importantes en la actualidad....Los altos ruidos durante las Fallas pueden provocar pérdida crónica de audiciónLos ruidos intensos y prolongados en el tiempo, como los que se producen durante las Fallas, pueden provocar problemas auditivos, ya que pueden llegar a duplicar los niveles recomendados por la OMS....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Ronquidos


    Definición

    El sonido del ronquido se produce cuando existe una obstrucción al paso de aire a través de la parte posterior de la boca y nariz. En ésta zona coinciden la lengua con el paladar blando y la úvula o campanilla. Cuando estas estructuras chocan las unas con las otras se produce una vibración durante la respiración, generándose el ruido típico del ronquido.

    Causas

    Aproximadamente un 45% de las personas adultas ronca ocasionalmente y un 25% son roncadores habituales. El problema de los ronquidos es más frecuente en los hombres y en las personas obesas o con sobrepeso y se agrava con la edad.

    Los roncadores tienen, al menos, alguno de los siguientes problemas:

    • Bajo tono muscular en los músculos de la garganta o de la lengua. Unos músculos flojos producen que la lengua caiga hacia atrás y que con los músculos de la garganta colapsen las vías respiratorias. Esto ocurre cuando el tono muscular de la persona está muy relajado por el consumo de alcohol, medicamentos o drogas que causan sopor. Pero también ocurre en algunas personas cuando se hallan relajadas en las fases de sueño profundo.
    • Un excesivo desarrollo de los tejidos de la garganta. Las amígdalas grandes o las adenoides desarrolladas excesivamente (vegetaciones), por ejemplo, son la causa de los ronquidos en los niños. Las personas obesas igualmente sufren un incremento en el tamaño de estos tejidos. Igualmente, aunque menos frecuentes, los quistes o tumores pueden ser también factores que originan los ronquidos.

    • Una excesiva longitud del paladar blando y de la úvula. Un paladar grande puede convertir en angosto el paso entre la nariz y la garganta. Como el paladar blando cuelga sobre la entrada de las vías respiratorias, actúa como una válvula de flujo y cuando se produce la respiración relajada contribuye a la rumorosidad del ronquido. Una úvula igualmente grande agrava el tema.
    • Obstrucción de las vías respiratorias nasales. Cuando se padece una obstrucción o un bloqueo nasal es necesario efectuar un esfuerzo para inhalar el aire a través de la nariz. Esto crea un exagerado vacío en la garganta que se convierte en un colapso de parte de las vías respiratorias y empuja los tejidos blandos hacia la garganta. Por ello en infecciones virales de la nariz puede aparecer el ronquido en personas que no son roncadores habitualmente. También esto explica la razón por la que determinadas personas sólo roncan durante la primavera (alérgicos al polen).
    • Igualmente, las deformaciones del tabique nasal son una causa habitual de obstrucción al paso de aire y se puede producir el ronquido nocturno.
    Problemas del ronquido

    Suele ser una problema familiar, el roncador genera un malestar entre quienes soportan los ronquidos y se convierte en un problema llegando, ocasionalmente a producirse rupturas matrimoniales.

    Además, existen problemas para el propio individuo ya el ronquido altera su sueño y este no resulta reparador, por ello los grandes roncadores tienden a tener una tensión arterial más elevada que los no roncadores. En casos exagerados se llega a producir un cuadro llamado apnea obstructiva del sueño, esto ocurre cuando la respiración ruidosa del ronquido se interrumpe por episodios de cese de la respiración.

    Tratamiento

    Como medidas generales se recomienda:

    • Evitar la vida sedentaria y realizar ejercicios diarios.
    • Evitar el uso de tranquilizantes y antihistamínicos, antes de acostarse.
    • No consumir bebidas alcohólicas antes de acostarse.
    • No realizar grandes cenas antes de acostarse.
    • Evitar el cansancio excesivo.
    • Dormir preferentemente de costado mejor que boca arriba.
    • Colocar la cama inclinada, levantando la cabecera.
    • Procurar que las personas de su familia se duerman antes.

    En todo caso los grandes roncadores deben de realizarse un estudio médico, de su nariz, boca, paladar, garganta y cuello. Realizar un estudio de Rx de senos paranasales, o de cavum en los niños.

    Posteriormente y si existe una causa debemos tomar las medidas correctoras apropiadas.

    • Tratar una alergia nasal o una infección
    • Intervención quirúrgica de rinoplastia
    • Extirpación de las amígdalas o de los adenoides (vegetaciones).
    • Intervención quirúrgica para reducir el tamaño del paladar y garganta (uvulo-faringo-palatino-plastia)
    infografía gentileza de consumer eroski

    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Carlos María Mercadal Tallada
    Otorrino (Madrid)
    Instituto Craneomandibular
    Estomatólogo, Dentista, Odontólogo (Barcelona)
    PUBLICIDAD