PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Guía de ejercicio contra el sedentarismo
  • Ejercicio físico, recomendaciones
  • Obesidad
  • Fármacos Antiobesidad
  • La Obesidad y su Tratamiento
  • Cirugía de la Obesidad
  • NoticiasLa salud se pone de moda en el trabajoLos hábitos saludables aumentan la productividad de la plantilla y reducen las bajas, además de mejorar las relaciones entre los trabajadores haciendo que desempeñen su labor de una forma más eficaz....Más de una decena de sígnos que indican que llevas demasiado mirando una pantalla El estrés visual afecta, sobre todo, a quienes realizan su trabajo a corta distancia de una pantalla y durante tiempos prolongados (al menos ocho horas). Existen determinadas posturas, de cabeza, brazos o espalda que ayudan a que la vista no sufra en exceso....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Sobrepeso y sedentarismo


    Información general

    La mejor manera de prevenir el sobrepeso, la obesidad y muchas otras enfermedades asociadas a la misma es mantener un estilo de vida saludable.

    Tener unos hábitos dietéticos cardiosaludables, realizar ejercicio físico de forma regular, mantener el peso y abandonar el hábito tabáquico, son los factores protectores básicos en la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares.

    Nuestra intención es facilitarte la adquisición de nuevos hábitos que te permitan, mediante consejos e información, elegir la mejor forma de alimentarte en cada situación.

    Buscar un momento en el día a día para cuidarte es muy importante para ti.

    La alimentación

    En cuanto a la alimentación, intenta:

    • Llevar una alimentación saludable a partir de una dieta equilibrada, variada y suficiente.
    • Realizar 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
    • Es mejor comer poca cantidad y de forma más frecuente! Procura no picar entre horas.
    • Dedicar un tiempo razonable a las comidas. El suficiente como para que puedas relajarte y comer tranquilo. Come poco a poco, masticando bien los alimentos.
    • Incluir diariamente en la alimentación, todos los grupos de alimentos (frutas, verduras, lácteos, carnes/ pescados/ huevos, legumbres, cereales, aceites y grasas).
    • Beber agua en todas las comidas y entre horas, como bebida preferente (de 8 a 10 vasos de agua al día, sola o en forma de infusiones).
    • Evita las bebidas gaseosas tipo fanta, coca cola, y elígelas light (ligeras).
    • Evitar la ingesta de alcohol, ya que proporciona un elevado aporte energético.
    • Si comes fuera de casa, planifica dónde vas a comer. Te ayudará a elegir la comida de forma más saludable. Si te llevas la comida al trabajo, asegúrate de completarla con una pieza de fruta y un lácteo.
    • Si comes en casa, realiza la compra tras planificar tus menús semanales. De esta manera, te aseguras de consumir los alimentos más frescos, los de temporada, con todas sus vitaminas y minerales y evitarás comprar alimentos que no te convienen.
    • Elegir alimentos bajos en grasas, sobre todo, evita la grasa de origen animal.
    • Aportar cantidad suficiente de fibra en la dieta, procedente de: cereales integrales, frutas y verduras.
    • Procurar cocciones ligeras (salteados, grill, papillote, horno, vapor).

    Otro aspecto indispensable para mantener un buen estado de salud es la práctica de algún tipo de Ejercicio Físico. Busca un tipo de actividad que te guste, que sea fácil de hacer para ti y lo más importante, que te divierta.

    Recuerda que la actividad física protege nuestra salud mental, nos relaja y nos da una gran sensación de bienestar general.

    El ejercicio físico

    Aumentar el Ejercicio físico es tan sencillo como:

    • Ir caminando o en bicicleta al trabajo (si es posible y no está demasiado lejos).
    • Bajar dos o tres paradas antes del autobús/metro y caminar el resto del trayecto.
    • Aparcar el coche más lejos de lo que lo aparcas normalmente.
    • Evita coger el coche para desplazarte , es más divertido y saludable caminar.
    • Si las distancias son largas, intenta realizar una parte del trayecto a pie.
    • Subir las escaleras caminando.
    • Sal a caminar en algún momento del día, incluso si no estaba previsto.
    • Aprovecha cuando salgas a hacer algún recado para caminar.