Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Mi hijo de 6 meses lleva mes y medio con bronquiolitis y no aumenta de peso ¿Es normal que dure tanto?

Pregunta

Mi hijo, de casi 6 meses, padece bronquiolitis hace un mes y medio con algunas décimas de fiebre casi todos los días. Está bajo tratamiento médico con Ventolín y Pulmicort, habiendo tomado también Estilsona durante 5 días sin éxito. Cuando la fiebre supera los 38º, en muy raras ocasiones, le administro Apiretal.

Lleva más de un mes sin hacer nada de peso, cuando ha hecho algo, posteriormente lo ha perdido. Estamos muy preocupados tanto por su enfermedad y secuelas como por su escaso crecimiento. ¿Es normal que esta enfermedad dure tanto?

Respuesta

La bronquiolitis del lactante es una infección, habitualmente viral, del tracto respiratorio inferior que afecta a lactantes y niños pequeños. Se caracteriza por dificultad respiratoria, obstrucción respiratoria, respiración sibilante y estertores crepitantes. Aparece en epidemias, sobre todo en niños menores de 18 meses, con mayor frecuencia en los lactantes menores de 6 meses.

Los principales agentes causales son el Virus Respiratorio Sincitial, parainflueza 3, influenza A y B.
Publicidad

Este estrechamiento resulta de la inflamación causada por cualquiera de varios virus, generalmente el virus sincitial respiratorio (VSR). El VSR se presenta en epidemias casi todos los inviernos. Mientras que los lactantes con VSR desarrollan bronquiolitis, los niños de más de 2 años de edad y los adultos sólo desarrollan síntomas de resfriado. Este virus se encuentra en las secreciones nasales de los individuos afectados, es propagado por los estornudos y la tos o por el contacto mano-nariz o mano-ojo. Las personas no pueden desarrollar inmunidad permanente contra este virus.

Síntomas de la bronquiolitis: Sibilancia, un sonido agudo, como de silbido producido durante la exhalación, respiraciones rápidas con una frecuencia de más de 40 por minuto, tos, a menudo con mucosidad muy pegajosa. La aparición de los síntomas pulmonares a menudo es precedida por fiebre y secreción nasal profusa. Los síntomas son muy semejantes a los del asma. En general, las sibilancias duran aproximadamente siete días y la tos más o menos 14 días. La mayoría de los niños se curan en 5-10 días. En el 30% de los casos se repiten episodios de tos y silbidos con dificultad respiratoria cada vez que el niño se acatarre y ello obliga a un tratamiento con broncodilatadores orales o inhalados (Ventolin), además de humedad ambiental durante unos días. Puede repetir estos episodios cada mes hasta los 2 años. A partir de ahí, solo la tercera parte de estos casos puede desarrollar un asma infantil.
Publicidad

La complicación más común de la bronquiolitis es una infección en el oído que se presenta en casi 20 por ciento de los lactantes. La neumonía bacteriana es una complicación rara, sólo 1 ó 2 por ciento de los niños con bronquiolitis son hospitalizados porque necesitan oxígeno o líquidos intravenosos.

En ocasiones, el cuadro es etiquetado de infección erróneamente y realmente se trata de asma bronquial, lo cual se debe sospechar si el bebé es alérgico y el cuadro se repite o hay antecedentes familiares de alergia.

También existe una entidad denominada reflujo gastroesofágico, que es el retorno de contenido gástrico hacia el esófago, llegando hasta la vía respiratoria y dando lugar a un cuadro similar a la bronquiolitis. Esto se sospecha más cuando los episodios suceden con el bebé dormido o tumbado, pero menos si está sentado o en posición erecta.

En caso de respuesta poco adecuada o aparente, debe ser hospitalizado para manejo de oxigeno, hidratación, cuidados generales, antimicrobianos o antivirales. Es necesario manejar reflujo gastroesofágico y factores alergénicos en forma sistemática, eliminando mascotas (perros, gatos, conejos, pájaros, palomas, etc.).
Publicidad

Es normal que mientras exista afectación del estado general, los nenes no crezcan adecuadamente. No debe usted preocuparse mientras se encuentre en los rangos de normalidad para su edad. Tranquilice al niño y tenga paciencia con estas crisis. Mientras el niño tome adecuadamente, no le dé demasiada importancia. Si llega el momento, existen maneras de conseguir que el bebé gane peso y se mantenga dentro de los límites aceptables.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Infecciones respiratorias infantiles
Publicidad